Nuestros sitios
Compartir
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Opinión

Grinberg: el científico mexicano que desapareció misteriosamente

Por: Ivan Farías 12 Oct 2020

El Secreto del Doctor Grinberg es un documental de Ida Cuellar acerca de la desapareción de este científico obsesionado con el funcionamiento del cerebro.


Grinberg: el científico mexicano que desapareció misteriosamente

Ya han pasado poco más de un cuarto de siglo que desapareció en extrañas circunstancias el científico mexicano Jacobo Grinberg y tal vez sea eso, el tiempo y no una extraña conspiración para mantenerlo en el anonimato, lo que impulsó que luego de estar en el candelero de los medios, simplemente ahora nadie lo recuerde, llegando al grado que sus libros han sido descatalogados.

Grinberg era, para más señas, un destacado neurofisiólogo y psicólogo, con el laboratorio más grande en la UNAM, abocado a la psicofisiología. Estaba obsesionado con el cerebro, debido que su madre murió de un accidente cerebrovascular.

Este video te puede interesar

Su vida hubiera seguido la vía natural de un científico, de no haber sido porque, al estar muy cercano del poder, un día en los Pinos, conoció Pachita, una curandera que el cambiaría la vida.

Mujer que también embrujó a muchos otros personajes de mediados de los años setenta y principios de los años 80: Carlos Castañeda (lo cuenta en El conocimiento silencioso), Jodorowsky, y claro, la hermana Margarita, del entonces presidente López Portillo.

El propio Jodorowsky narra en su autobiografía, La danza de la realidad, cómo la conoció y acabó siendo su ayudante.

SU AYUDANTE ERA CURANDERA

Bárbara Guerrero, el verdadero nombre de Pachita, originaria de Parral, Chihuahua. Fue una mujer carismática y llena de magia. A decir de los que la conocieron podía curar solo con la ayuda de sus manos y un cuchillo de monte.

Fue ella quien volteó todo el mundo de Jacobo Grinberg, cuando, como cuenta en su libro Pachita, vio con sus propios ojos sus poderes de sanación.

Pachita aseguraba curar enfermedades solo utilizando sus manos. Decía que el espíritu de Cuauhtémoc se posesionaba de ella para lograr verdaderos milagros “operando” con un cuchillo de monte y la fuerza de la mente.

No apto para miedosos: Los archivos del horror

La gente se arremolinaba en sus despacho para buscar curaciones a sus males. Según Grinberg, atendían primero a niños y mujeres y al final a los hombres.

A su muerte en 1979, la pelea por ver quién recibía el espíritu fue encarnizada, al grado que perdieron toda credibilidad sus herederos, aunque estos sigan con la práctica.

EL PODER DE LA MENTE

Por esta experiencia, Jacobo Grinberg se abocó a descifrar los poderes de la mente, creando para eso el Instituto Nacional Para el Estudio de la Conciencia (INPEC).

En este sitio desarrollaría la llamada teoría sintérgica, en la que explica que el cerebro apenas puede descifrar la inmensidad del continuo de espacio de energía, sin embargo podemos conectamos a él en estados diferentes de consciencia.

Uno de las muchas investigaciones que hacía, además de dedicarle un a buena parte de su tiempo a los chamanes, fue a la comunicación telepática. Y es en ese momento de su vida, a los 47 años, que simplemente desapareció.

LA INVESTIGACIÓN INTERNACIONAL

Cuenta el barcelonés Ida Cuéllar, director del thriller documental El secreto del Doctor Grinberg, que un día en Morelos, luego de comprar un libro de Grinberg, una mujer le comenzó a contar la historia del científico.

Eso fue hace diez años, y fue a partir de ese momento que comenzó a  profundizar en la vida y obra del mexicano hasta volverse una obsesión y una película.

El documental, además de una factura increíble, reúne testimonios de primera mano que recorren todo el mundo, de México a la India, de ahí a España e Inglaterra y finalmente Estados Unidos.

Más que un documental con “cabezas parlantes”, parece realmente una cinta de ficción en la que vamos (re) encontrando a un personaje que raya en lo irreal. Un hombre en plenitud de su vida que un día abandona su auto para evaporarse en la nada.

Cuéllar nos va narrando poco a poco, primero en el ámbito familiar, luego en el profesional, para finalmente llegar al mundial, la experiencia de buscar a un hombre tan huidizo. Primero el caso es claro, su mujer parece ser que lo mató.

Sin embargo, cuando hace su aparición el comandante Clemente Padilla, todo da un vuelco a lo realmente policiaco, ya que Padilla, (un personaje escapado de algún Film Noir) aporta datos de un caso que lo ha obsesionado durante décadas.

UN DOCUMENTAL QUE PARECE FICCIÓN

Sea que nunca hayas escuchado de Jacobo Grinberg, que seas uno de sus seguidores, el documental de Ida aclara muchas de las cosas alrededor de su figura, para los que desconocen todo de él, y para los más interesados, revela datos que pocos conocían.

Por ejemplo, que Estusha, la única hija del científico, hizo un pedido de localización en Siempre en Domingo, en aquel tiempo, uno de los programas en español más influyentes de toda Latinoamérica.

Otra, que el detective a cargo de la investigación, el mencionado Padilla, fue retirado del cargo por órdenes directamente de presidencia.

El detective ya había localizado una línea de investigación que colocaba a Grinberg en una base militar en Colorado, Estados Unidos.

Ida Cuellar logra crear un thriller documental que muy bien pudo haber sido hecho por un novelista negro, pero ante la evidencia del caso, nos va dejando cada vez más con deseos de saber qué es lo que pasó hasta el oscuro final.

El documental se pudo ver en el pasado Festival Internacional de cine en Guanajuato. Sin embargo tendrá otros pases en línea como por ejemplo en el Festival Docsmx, del 8 al 25 de Octubre.