Nuestros sitios
Compartir

Tres lugares para comer mariscos en la CDMX

Por: Víctor Hugo Sánchez 10 Nov 2022

Nunca es un un mal momento para disfrutar de la comida del mar y aquí hay tres lugares poco convencionales para comer mariscos que deberías […]


Tres lugares para comer mariscos en la CDMX
MARISCOS EN LA CDMX

Nunca es un un mal momento para disfrutar de la comida del mar y aquí hay tres lugares poco convencionales para comer mariscos que deberías visitar en la CDMX.

1 Fonda Marina

Llegué crudo. Lo primero que pedí fue una cerveza, con su frialdad exacta, precisa. Al comentarle a Nati y a Julio Zúñiga, su marido y chef de Fonda Marina, de inmediato me ofrecieron un caldo picante de camarón al cual, ni tardo ni perezoso le arrojé salsa de habanero. El caldo, hirviendo aún, fue salvación inmediata y, debo decirlo, es el mejor caldo de camarón que haya probado en toda mi existencia. ¡El mejor! Ni los de mercadito saben tan exquisito.

Fonda Marina. Lugares para comer mariscos en CDMX.

Fonda Marina. Lugares para comer mariscos en CDMX.

Una terraza al estilo Roma y Condesa

Este video te puede interesar

Fonda Marina acaba de ser remodelado y agrandado, con mesas en calle, muy al estilo Roma, Condesa, así que si tiene suerte puede disfrutar de su terraza y de su exquisita gastronomía porque, como dice el chef de este lugar: “sólo sirvo platillos que yo mismo comería” o algo así, como dando a entender que la exigencia es la de su paladar y su sazón. Y mire que sabe de lo que habla y de lo que prepara.

Taquería Orinoco: ¡Dos de Adidas con todo!

Ya más recuperado, me ofrecieron una mezcalita de Jamaica que, no es por intrigar, estaba bien chula de sabrosa y perfecta para maridar con unos langostinos al mojo de ajo a las brasas que, calle boca, podría haberme comido todo el plato que, puesto al centro, estaba para compartir.

karaoke los fines de semana

Y antes de que se me calentara la boca, opté por un suero de agua mineral, limón y sal para después entrarle con singular alegría a una especialidad de temporada: un chile en nogada, relleno de mariscos: jaiba, pulpo, pescado, camarón y frutillas que el propio chef marinó en jerez todo un día antes y, aquí lo mejor: para los que no somos puristas del chile septembrino, la nogada estaba preparada, nada más y nada menos que con nuez de Castilla, granada y ¡pistache! ¡Sí, pistache! De tal forma, que el chile queda como una hermosa bandera mexicana y el sabor… ¡Ufff, estoy salivando al recordar!

Lo mejor de la comida asiática en el corazón de la Roma

Para cuando lea esto, seguro ya no encontrará esta joya culinaria de la Fonda Marina, que en fines de semana se convierte en karaoke, en bar para ver eventos deportivos y para echar la fiesta y la botana, porque la cocina cambia y hay desde pizzas, jochos, nachos y así.

Las especialidades de Fonda Marina

Pero ponga especial atención en las especialidades, porque son platillos que no encontrará en otras marisquerías: Caldo de la fonda, Chilaquiles de la fonda (con camarón), Infladitas de camarón y/o de marlin, chicharrón de queso relleno de mariscos; por lo demás, hay aguachiles, taco Ensenada, Toritos (chiles rellenos de mariscos), camarones al gusto, pescados al gusto; lo habitual, digamos, pero con el toque y las recetas del chef Julio Zúñiga.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por *Fonda Marina* (@fondamarinamx)

2 BelloPuerto

Ubicado en la zona de Polanco (, la cocina de Bellopuerto se distingue por tener en su carta toda la cocina de mar de nuestro país: desde la costa oaxaqueña, la veracruzana, guerrerense, etcétera, incluyendo el estilo del Estado de México, como las mojarras o la trucha salmonada… O sea, no están casados con un estilo en particular y su carta es tan variada y deliciosa, y el lugar, una monada que te hace sentir que estás, efectivamente, en algún puerto de nuestro amado país.

Gastronomía de barrio

Francisco Martínez es el chef que, originario de Iztapalapa, admite haber crecido con la gastronomía de barrio: el taco, la tostada, las gorditas y que luego, después de haber estudiado para chef, pues se lanzó a la aventura de diversos restaurantes, hasta quedarse en éste, Bellopuerto que, con 14 años de funcionamiento, se ha convertido en un clásico con su pescado a la talla (estilo Guerrero), su atún de Ensenada, el zarandeado estilo Nayarit (el mejor, para mi gusto).

Chef Julián Martínez, de “Sepia”: ¡Salven al cocinero!

Dice que su cocina es garnachera-reconfortante, para sacarte del protocolo de los restaurantes de la zona, y que te haga sentir bien, contento de poder comer rico, saludable y apetitoso.

La birria de mantaraya

Una de las estrellas de la carta es la birria de mantarraya; sí, birria de mantarraya, pues explica que la carne de este animal puede deshebrarse, tal como la carne de res, y que ha sido toda una experiencia que los comensales piden con frecuencia.

Bellopuerto

Bellopuerto. Lugares para comer mariscos en CDMX.

Ya había tenido oportunidad de ir, así que en esta segunda ocasión me animé a probar nuevos platillos y, ¡ufff!, me volé con la tostada habanera de atún fresco, ¡qué joya! Y, aunque dicen que el marisco es ligero, la verdad es que mi acompañante y yo estuvimos más que satisfechos con una sola entrada para compartir y dos platos fuertes: Tabla baja de camarones, pulpo, arrachera, almejas y arroz, y la pesca del día a la talla. Todo, con tortillas hechas ahí mismo, tostadas, totopos y los infaltables frijoles maneados que te sirven de cortesía para que pruebes las tres salsas de rigor.

Enamórate este mes del amor en Casa Kun 

Antes, en una visita por ahí de enero, me pedí los aguachiles y los tiraditos de la pesca del día. Delis, muy delis. Muy.

Chicharrón de pulpo

Y, bueno, la carta ofrece opciones que no he encontrado en otros lugares y que invitan a regresar pronto a Bellopuerto, como el ceviche con jitomate tatemado, carpacio de pulpo en salsa macha, tinga de marlin, alitas de lobina rostizadas, tuétanos al carbón con pulpo, tlacoyos de camarón en salsa verde, chicharrón de pulpo y una extensa carta que lo dejará con ganas de repetir una y otra vez.

Y de los postres, le diré que mi amiga se zampó, aun cuando dijo que estaba llena, plátanos fritos sobre pan francés y helado de plátano que devoró con fruición, por decirlo de manera elegante y fina.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Bellopuerto (@bellopuertomx)

El Peladito

Soy de buen comer. Y de beber, soy mejor. Cada 15 días, promedio, me gusta lanzarme a comer mariscos, pescados y cuando encuentro un lugar que me gusta, me caso y no me sacan se ahí. Así, un domingo fui a mi lugar favorito y el servicio fue pésimo y los platillos terribles. Pensé que todos tenemos un mal día, así que regresé y lo mismo. Dejé de ir y puse en Google: mariscos en la Del Valle. Y apareció, a diez minutos, caminando, El Peladito, mariscos estilo sinaloense. Me lancé, pedí la carta y pensé: “si todo llega, como en las fotografías de los platillos, me quedo a vivir aquí”. Ok, exageré.

El Peladito. Lugares para comer mariscos en CDMX.

El Peladito. Lugares para comer mariscos en CDMX.

Aguachile con chiltepín

Cuando leí que los aguachiles llevaban chiltepín, que los camarones cucaracha eran los originales de Víctor Somoza, dueño y chef, que había toritos de chile güero rellenos de marlin y que el taco gobernador era de marlin y camarón, comí y bebí y comí y bebí hasta decir basta. Todos los platillos, espectacularmente fotografiables y mega, súper mega deliciosos.

Sonia Restaurante, la mejor locación en la Juárez

Y regresé, no una, sino mil veces. Sin exagerar, debo haber comido ahí unas 300 veces en los últimos cinco años y, créame, no he terminado de probar toda la carta, pero tengo mis muy favoritos.

Mocajete rompeolas

El aguachile buchón (lleva tres salsas: verde, negra y roja; vaya tanteándole, porque sí pica bastante), el molcajete rompeolas (42 camarones, crudos, cocidos, para pelar, algo de callo de hacha, montados en un molcajete con haaaaarta salsa de chiltepín; al terminarse los mariscos, dígale al mesero que quiere hacer el #MolcaChelaChallenge, y le llevarán de cortesía dos chelitas que vaciarán en el molcajete y el reto es beber esa pócima levanta muertos), el aguacallo (callo de hacha con salsa verde), la tostada sangrona (cubitos de atún crudo, bañados en salsa de frambuesa, con ligero picante), el caldo dog-out (jaiba, almejas, pescado, caracol y pulpo; mi favorito por siempre); los camarones mantarraya (rellenos de jamón y queso doble crema), los camarones carnaval (envueltos en tocino, bañados con salsa de frambuesa, adornados con una cereza), y acaban de integrarse a la carta nuevas delicias: pasta con una salsa cremosa con mariscos y el aguachile de rib eye que está destinado a convertirse en mi nuevo favorito.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @ElPeladitoMX (@elpeladitomx)

¿Qué otros lugares para comer mariscos en la CDMX recomiendas?

 

 

Te recomendamos
Foto perfil de Víctor Hugo Sánchez

Víctor Hugo Sánchez

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial Arap Bethke: Un talento sobrenatural ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?