Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
Vivienne Westwood, la emperatriz punk
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
¡Mantente alerta! Todo lo que debes saber sobre COVID-19

Tendencias

Vivienne Westwood, la emperatriz punk

Responsable de llevar la estética punk a las pasarelas , Vivienne Westwood revolucionó la industria imprimiendo su sello libertario en cada creación.


Escrito por: Walter Gassire
Vivienne Westwood, la emperatriz punk

Responsable de llevar la estética punk a las pasarelas internacionales, la diseñadora británica revolucionó la industria imprimiendo su sello libertario en cada creación; sus propuestas siempre han sido la declaración de principios de una artista comprometida con su oficio y con su entorno.

Desde sus inicios buscó trastocar el sistema y logró expandir su visión por el mundo a través de propuestas y cuestionamientos al estado de las cosas. Algunas veces de manera velada y otras tantas de forma evidente, pero siempre con referencias que se han ido acumulando en un impresionante portafolio que ya se exhibe en museos.

Vivienne Isabel Swire (Cheshire, 1941) empezó estudiando cómo forjar plata, pero terminó convirtiéndose en maestra. Sin embargo, en su tiempo libre, diseñaba y vendía sus propia línea de joyería cuando conoció al artista y empresario Malcom McLaren, con quien inició una relación amorosa y creativa que le cambiaría la vida, abandonando a su esposo Derek Westwood, con quien tuvo a su primer hijo.

Vivienne tiene más de 70 años y sigue marcando tendencia en la escena de la moda internacional.

Vivienne y Malcom, inspirados en el movimiento punk, empezaron a crear prendas para hombres y mujeres que reflejaban el momento de rebeldía por el que pasaba el Reino Unido post-hippie. La banda Sex Pistols (que McLaren manejaba) ayudó a popularizar sus diseños hasta que el aura anarquista fue coptada por el mainstream y dejó de ser interesante para el dúo creativo, que buscaban siempre sorprender con sus  diseños, mezclando elementos del rock con siluetas hipersexualizadas rematadas en cuero y metal para luego tomar inspiración del pasado, actualizando la estética de los piratas o del guardarropa victoriano con construcciones irregulares al jugar con texturas y abordar desde entonces el color y los estampados de manera novedosa, lo que inauguró una corriente conocida como New Romantic.

A partir de la década de los 80, Westwood empezó a ganar autonomía y a experimentar en sus colecciones casi individualmente, recurriendo a referencias tribales y asiáticas, experimentando con el patronaje y los drapeados en vestidos abombados y abrigos de aviador, sombreros oversize y túnicas japonesas. El rompimiento con McLaren significó una transición importante para Vivienne, quien empezó a experimentar con textiles prelavados, impresiones superpuestas y corsets reinventados, afianzando su seguridad como diseñadora.

Moda sin género, una tendencia en crecimiento

A partir de ahí, su trabajo empezó a incorporar elementos del arte callejero en piezas tanto de día como de noche, volviéndose un referente para una legión de creativos inspirados por su desfachatez en el manejo del color y los estampados, así como por su interés en temas ambientales mucho antes de que se convirtiera en una moda.

Los diseños de Vivienne se han identificado por ser únicos y conceptuales. No son prendas, son historias.

A principios de los 90 recibió el reconocimiento de Diseñadora del Año, otorgado por el Brithish Fashion Council, afianzando su lugar en la industria a pesar de ser acusada varias veces de ser demasiado experimental y poco comercial. A partir del nuevo milenio, celebridades como Marion Cotillard, Pharrell Williams y Kanye West han portado prendas creadas por ella y el personaje inmortalizado por Sarah Jessica Parker en Sex and the City vistió uno de sus diseños en su boda frustrada con Mr. Big.

Este video te puede interesar

Carrie inmortalizó uno de sus vestidos en la película SEX AND THE CITY

Desde hace dos años, Vivienne cedió el control operativo de la compañía a su esposo Andreas Kronthalers, pero sigue rompiendo paradigmas como diseñadora y activista, mostrando que a sus 77 años no está dispuesta a abandonar el humor y la ironía que la llevaron a vestirse de Margaret Tatcher para la portada de la revista Tatler de 1989, con la leyenda “Esta mujer fue alguna vez una punk”.

TIMELINE

1971-1980: 430 Kings Road

La rebelión contra el movimiento hippie de  los años 60: Vivienne crea ropa para Teddy Boy, McLaren y abre Let it Rock.

1981-1987: The early years

Las colecciones presentan grandes cambios e innovaciones.

1988-1992: The pagan years

Los héroes de Vivienne cambian de punks a chicas “Tatler”. Una de sus colecciones más influyentes fue Harris Tweed, de otoño-invierno.

1993-1999: Anglomania

La moda es una combinación e intercambio de ideas entre Francia e Inglaterra: “El lado inglés tiene la sastrería y el encanto fácil; el francés es la solidez de diseño y la proporción que nunca satisfacen porque siempre se puede hacer algo para mejorar”.

2000-presente: Exploration

Deja de lado el historicismo y vuelve con un corte más asexual. Explora la tela de manera natural tratándola como masa viviente.

 

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?