Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
GINgroup, seleccionada por la OCDE como una de las empresas con mejores condiciones laborales
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
¡Mantente alerta! Todo lo que debes saber sobre COVID-19

Opinión

GINgroup, seleccionada por la OCDE como una de las empresas con mejores condiciones laborales

El proyecto GINclúyete se consolida como una plataforma que ayudará a hacer sinergia en temas de inclusión laboral en la iniciativa Business for Inclusive Growth (B4IG)


Escrito por: Revista Open
GINgroup, seleccionada por la OCDE como una de las empresas con mejores condiciones laborales

La inclusión laboral de las personas con discapacidad, además de ser un derecho, representa un asunto urgente de atención en todos los países, especialmente aquellos que tienen un atraso especial, como México. La población mexicana con discapacidades físicas, visuales, auditivas, intelectuales, mentales o sensoriales, asciende a más de 27.2 millones, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica, (INEGI, 2018).

La lucha contra las desigualdades es relevante ahora más que nunca para resistir los desafíos económicos y sociales provocados por el COVID-19.

Este video te puede interesar

Para hacer frente a este y otros retos, el día de hoy, GINgroup, empresa especializada en el talento humano que preside el empresario mexicano, Dr. Raúl Beyruti Sánchez, participó en un workshop convocado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en el marco de su iniciativa Business for Inclusive Growth (B4IG), que tiene como objetivo agrupar y fortalecer los esfuerzos de las empresas privadas para reducir las desigualdades vinculadas a las oportunidades, el género y los territorios, y crear mayores sinergias con los esfuerzos dirigidos por el gobierno.

En la reunión, se anunciaron los proyectos seleccionados por el Comité Directivo del B4IG, para participar en el proceso de aceleración de la Incubadora del B4IG, uno de los pilares de esta iniciativa cuya misión es desarrollar y acelerar soluciones de negocio de “micro nivel” alineadas con modelos y políticas macroeconómicas para un crecimiento inclusivo, pertinentes para los países que conforman la OCDE.

Uno de los 12 proyectos seleccionados fue GINclúyete, propuesto y liderado por la compañía de Beyruti Sánchez. GINclúyete es una plataforma de servicios profesionales para la inclusión laboral de “personas con discapacidad” en trabajos directos o mediante la contratación externa que cumple con las regulaciones laborales y los estándares de accesibilidad y compatibilidad de trabajos con discapacidades.

El programa incorpora una plataforma web y una aplicación móvil para atraer talentos de personas con discapacidad y vacantes laborales; expertos para evaluar las condiciones de trabajo y accesibilidad de las empresas; especialistas para la estimación de candidatos con discapacidades; guías prácticas para facilitar la inclusión social; y alianza para apoyar la difusión de aprendizajes.

“El objetivo más importante de GINgroup es detectar, desarrollar y retener el talento. Esto sólo es posible con salarios dignos y trabajos inclusivos. Ante la crisis sanitaria, económica y social estamos todavía más comprometidos para lograr que los sectores vulnerables obtengan un salario decoroso a través de la capacitación y el trabajo en equipo con los gobiernos y la academia. La digitalización jugará un papel fundamental para lograr negocios exitosos y trabajadores felices”, dijo Beyruti.

“Tenemos que invertir en la educación de los más desfavorecidos, sino lo hacemos unidos el mundo de nuestros hijos no tendrá oportunidades. La iniciativa de B4IG es un gran ejemplo de cómo el sector privado, los gobiernos y la sociedad civil debemos reinventarnos y trabajar unidos en beneficio de todos. Nuestras acciones serán las que definan el mundo que reciban nuestros hijos. Luchemos por un ecosistema inclusivo”, afirmó.

En México existen barreras físicas y sociales, incluida la desinformación y la discriminación, que impiden que una persona con discapacidad pueda realizar un trabajo, incluso si tiene la preparación, el perfil o el potencial para hacerlo, lo que provoca un estancamiento en el desarrollo, e independencia económica de esta población con las consecuencias negativas en materia social, de salud, integridad y dignidad con las que tienen que vivir, así como la explotación y la disparidad en el empleo que tienen que enfrentar.

Aquellos que logran trabajar con la participación en el proceso de “aceleración”, se tendrá acceso a conocimientos y experiencia de expertos respaldados por la OCDE, quienes compartirán las mejores prácticas en la materia para fortalecer el proyecto y sumar entidades públicas y privadas, identificando oportunidades de asociación para escalar el programa en México y replicarlo en países con mecanismos financieros para apoyar el empleo de personas con discapacidad.

La estimación actual nos indica que las personas con discapacidad que necesitan un trabajo en México son de aproximadamente 2 millones de personas, por lo que GINclúyete, representará una solución para su inclusión laboral.

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?