Nuestros sitios
Compartir
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Innovación

Neuralink: una “fitbit” para el cerebro y su salud, según Elon Musk

Por: Daniela Sagastegui 04 Sep 2020

El chip de Neuralink es colocado por un robot cirujano que introduce los hilos en las áreas del cerebro vinculadas con las funciones sensoriales y motoras.


Neuralink: una “fitbit” para el cerebro y su salud, según Elon Musk

El pasado 28 de agosto, Elon Musk realizó una demostración que muestra las posibilidades de su ambicioso proyecto para crear una interfaz cerebro-computadora. La idea detrás de esta iniciativa es encontrar formas de optimizar el funcionamiento humano y ayudar a personas con distintos tipos de daño neurológico a mejorar su estilo de vida. Con esta idea, el fundador de Tesla y Space X creó hace unos años la empresa Neuralink.

Los resultados expuestos son resultado de experiencias realizadas en cerdos a los cuales se les implantaron chips en el cerebro. Bautizados como Link VO.9, estos dispositivos de unos 8 milímetros de diámetro, cuentan miles de electrodos conectados a hilos flexibles, cuyo grosor es menor al de un cabello humano y son capaces de monitorear la actividad de las neuronas.

 SHYCOCAN: el dispositivo que neutraliza el coronavirus en el aire

Este video te puede interesar

 

Así funciona el sistema de Neuralink

 

El chip de Neuralink es colocado por un robot cirujano que introduce los hilos en las áreas del cerebro vinculadas con las funciones sensoriales y motoras. Se trata de una operación totalmente automatizada, que dura menos de una hora y se podría hacer con anestesia local. La batería dura todo el día y se puede cargar de forma inductiva, pues el dispositivo se puede quitar sin que se produzcan daños cerebrales, acorde a Musk.

Una vez insertado el chip sería invisible, sólo quedaría una pequeña cicatriz, según explicó el empresario. Tras la operación, una computadora recoge la información tomada por los dispositivos, y muestra la actividad cerebral de forma que puede predecir los movimientos y, más importante, brindar mucha mayor precisión al tomar y analizar indicadores médicos.

La idea es utilizar la tecnología de Neuralink en los humanos para poder conectar el cerebro a una computadora que permita monitorear de manera continua la actividad cerebral con el objetivo de anticiparse a cualquier inconveniente. También podría usarse para ayudar a resolver problemas neurológicos como el Alzheimer, por ejemplo, a través de estimulación eléctrica orientada a las neuronas correspondientes; para darle la capacidad a los humanos de controlar dispositivos telepáticamente y hasta para almacenar una copia digital del cerebro.

 

El futuro posible

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Neuralink (@neura.link) el

 

Si bien esto podría sonar como un capítulo de Black Mirror o incluso algo que Paty Navidad diría sobre las vacunas, los alcances y aplicaciones de esta tecnología podrían dar paso a nuevas formas de conexiones, comunicación y alternativas para solucionar problemas de salud como pérdida de memoria, pérdida de audición, ceguera, parálisis, depresión, insomnio, dolor extremo, convulsiones, ansiedad, adicciones, infartos cerebrales y daño cerebral.

El sistema de Neuralink incluso otorgaría la capacidad de controlar dispositivos telepáticamente y, además de leer información del cerebro, sería capaz de escribir las señales para después procesarlas y enviar aquellas esenciales al smartphone.

Sin embargo, para poder hacer esto una realidad, se necesitan más pruebas; de hecho, Musk anunció que está en diálogo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para, eventualmente, realizar las primeras pruebas con humanos, aunque todavía no hay fechas precisas para esto.