Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Rutas de viajero: Jalisco, mi amor

Por: Jafet Gallardo 30 Ago 2021

Después de este viaje, quizás comience a pensar en la posibilidad de una boda, o solo vivir la experiencia romántica de Jalisco, mi amor. 


Rutas de viajero: Jalisco, mi amor

Jalisco es ese lugar mágico que te hechiza con su calidez y no es para menos que sea uno de los destinos románticos que buscan para pasar momentos inolvidables. Desde haciendas, restaurantes y experiencias, hasta grandes vivencias, todo en este maravilloso estado.

 

Este video te puede interesar

Nuestra ruta comenzó en Zapotlanejo, a poco más de 40 minutos del aeropuerto de Guadalajara, un lugar histórico por el paso del Camino Real de la Plata y que ofrece grandes jardines, zona de Glampling, áreas de meditación, hotel y restaurante en sus más de 23 hectáreas. Un lugar ideal para estar en contacto con la naturaleza, incluso de los pocos en contar con aerolitos, creando una energía especial para sus visitantes. 

Rutas de viajero: Jalisco, mi amor 0

Hacienda La Cantera.

Ahí conocí a Isela Alcántara, Directora de la Asociación de Consultores en Bodas y Eventos de México y Latinoamérica ABC. Además de ser una gran persona, su reto es la constante planeación para complacer a los cientos de parejas que cada año y, pese a la pandemia, no olvidan inmortalizar su unión con una gran celebración. 

 

Después de conocer Hacienda Coyotes con su lago artificial espectacular, cambiamos el rumbo para conocer un destino que promete convertirse en la punta del turismo de romance en Jalisco… el Pueblo Mágico de lagos de Moreno.

 

Si pienso en un lugar con tradición ecuestre, historia y romanticismo, sin dudarlo hablaré de Lagos de Moreno, con la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, poseedora de una de las fachadas barrocas más bellas de América, así como su centro histórico que ofrece atardeceres espectaculares y por las noches, los bailes tradicionales que alegran el corazón de visitantes y pobladores al ritmo de los Matlachines.

Rutas de viajero: Jalisco, mi amor 1

Matlachines, Lagos de moreno.

 

Qué decir de su tour en tranvía, una experiencia única y la mejor forma de conocer sus calle, su arquitectura y parte de su gastronomía, que si bien existe una gran calidad y variedad en sus platillos, también ofrece una excelente comida callejera como lo son los tradicionales burritos y tacos de suadero. 

 

La arquitectura de Lagos de Moreno es imponente y conocer lugares como Hacienda La Cantera es un deleite visual y cultural.

 

La hacienda es una de las más antiguas en Lagos de Moreno, surgiendo a principios del siglo XVII formando parte esencial de la historia de la región ya que perteneció a la familia Moreno Pérez cuyos miembros fueron parte del ejército realista y determinaron el nombre del municipio.

Rutas de viajero: Jalisco, mi amor 2

 

La hacienda fue reconocida en su tiempo por sus tierras de cultivo y ganadería, así como su preciada mina de “Cantera” que se presume ayudó a la construcción de la mayoría de los monumentos de Lagos de Moreno.

Este lugar ha visto pasar a través del tiempo eventos tan importantes como la lucha de independencia, la revolución mexicana, la guerra cristera y actualmente tiene al Campeón Mundial de Jineteo de Toro, Hugo Pedrero Padilla, además de criar caballos cuarto de milla dentro de sus instalaciones. Un lugar muy mexicano para aquellos enamorados que buscan un lugar con alma. 

 

El sol y canto de las aves me despiertan para tomar un masaje en Hacienda Sepúlveda, otro rincón de amor en Lagos de Moreno. Amplios jardines, un lago artificial, agaves y naturaleza, son parte de la magia que envuelve este lugar. 

 

Su nombre se debe a su primer dueño, el español Don Juan de Sepúlveda a quien la Real Audiencia de la Nueva Galicia le otorgó un regalo de tierras de 171 hectáreas para formalizar lo que posteriormente sería una rica hacienda agrícola y ganadera.

Rutas de viajero: Jalisco, mi amor 3

Hacienda Sepúlveda.

Me despido de este apasionante pueblo para conocer otro pedacito de Jalisco, donde la tradición y el Folclore me abrazan con sus colores, aromas y tradiciones. La última parada y no menos importante, el Pueblo Mágico de Tlaquepaque.

 

A pesar de las restricciones y con total precaución, Tlaquepaque me recibió con singular alegría, lleno de vida y con ganas de compartir todo lo que puede ofrecer para sus visitantes. El restaurante La Mata Tinta ubicado en el corazón de San pedro Tlaquepaque me dejó probar la gran variedad de platillos y combinación de sabores que pueden ofrecer; atún, salmón, cortes de carne, empanadas de salmón, champiñones rellenos, tiraditos de atún y una gran variedad de opciones. Si me preguntan, este lugar es perfecto para alguna boda civil o simplemente una cena romántica.

 

Otro lugar que me sorprendió por su excelente menú y experiencia romántica, es 1910 Cocina de México, donde tienen creada una verdadera experiencia para que la cena sea solo el comienzo de una romántica velada, acompañada por la imponente iluminación de la Parroquia de San Pedro Apóstol. El platillo que probé, fue un delicioso atún con costra de pistache que me dejó enamorado de su gastronomía. 

Rutas de viajero: Jalisco, mi amor 4

Si de sentir México se trata, Tlaquepaque es la opción perfecta, los colores se respiran por todas lados y es un destino que sin duda llama mucho la atención para extranjeros, en mi caso, me enamoró. 

 

El tiempo de viaje se estaba agotando, sin embargo esta ruta enfocada en el romance me tenía dos sorpresas más; la primera fue presenciar una ceremonia holística en Casa Agave, un encuentro tan íntimo y purificador que abre sus puertas a la inclusión y es ideal para quienes deseen conectarse con el universo y formar uno solo, sin importar las preferencias o gustos. 

 

La segunda fue sentir el orgullo de ser un charro mexicano y conocer un poco más sobre la Charrería Nacional en el Lienzo Charro Jalisco. ¿Alguna vez imaginaron casarse de carro? Esto tiene su chiste, pero sobre todo portar un traje son palabras mayores.

 

El traje de Charro tiene sus orígenes en el siglo XIX en las haciendas de nuestro país. Los chinacos, hombres dedicados al campo, tenían una vestimenta muy similar y precedente al actual traje de charro. Los chinacos se popularizaron durante la segunda intervención francesa en México, por mostrar grandes dotes a la hora de la batalla. Posteriormente el emperador Maximiliano de Habsburgo retomó el traje y le incorporó elementos propios de la moda europea. Tras muchos años de pasar desapercibido, el traje de charro comenzó a popularizarse debido a la influencia de las artes, ya que fue adoptado como traje representativo del Mariachi y del cine mexicano en la época de Oro.

Rutas de viajero: Jalisco, mi amor 5

Lienzo charro, Jalisco.

 

Si aún no te han dado ganas de visitar Jalisco, espero que pronto tengas la oportunidad y, no sólo eso, sino que seas parte del turismo de romance que ofrece el estado. Cuando vayas, date la oportunidad de visitar estos lugares, pero también de conocer su capital, dar un paseo en calandria por las calles que dieron origen a muchas historias, visitar la rotonda de los jaliscienses ilustres, el Teatro Degollado, la Catedral Metropolitana de Guadalajara, comer en sus restaurantes y compartirlo con esa persona especial.

 

Después de este viaje, quizás comience a pensar en la posibilidad de una boda, o solo vivir la experiencia romántica de Jalisco, mi amor. 

Guanajuato: love is in the air

NOTAS RELACIONADAS