Actualidad Trending
Estás leyendo:
Estilo Calzado ecológico de sargazo: Renovare Ocean
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Estilo

Calzado ecológico de sargazo: Renovare Ocean

Lo que es considerado una plaga en nuestro país, ahora está sirviendo para crear un calzado ecológico y resistente. El sargazo y sus nuevas formas de uso.


Calzado ecológico de sargazo: Renovare Ocean

“Donde algunos ven desecho, nosotros vemos una oportunidad para transformar nuestro entorno”, aseguran Jorge Castro y Mario López, socios fundadores de Renovare Ocean, una empresa establecida en León, Guanajuato con la que desde hace 10 años ambos han encontrado una forma más eficiente de reciclar materiales y transformarlos en calzado.

Todo surgió a raíz de un programa de aceleración para emprendedores con fines ecológicos que les dio las armas necesarias para comenzar este proyecto, aunque admiten que el proceso no ha sido sencillo: “Vengo de una familia dedicada a hacer zapatos desde hace tres generaciones, pero se puede decir que los primeros cinco años fueron de búsqueda. Con un proceso de prueba y error fuimos experimentando con distintos materiales, sometiéndolos a distintos procesos hasta encontrar la forma adecuada de crear un polímero amigable con el ambiente a través de productos reciclados”, comentó Castro.

¿CÓMO SALVAR AL MAR DEL PLÁSTICO?

Esta búsqueda los llevó además a encontrar una alternativa para solucionar el problema del sargazo que vivimos, principalmente en las playas del Caribe mexicano: “Hace nueve meses no sabíamos ni qué era, así que nos pusimos a investigar y vimos que es un alga natural endémica del norte de Brasil y que actualmente es considerada una plaga en nuestro país. Descubrimos que se propaga debido a la contaminación, misma que causa una elevación en la temperatura del mar. De ahí surgió la idea de darle un buen uso y crear un zapato que, aparte de estar hecho con materiales reciclados, cumpliera también con los estándares de calidad de cualquier calzado”, agregó.

Emprendedores

Hoy esa idea es toda una realidad. Con una tonelada de sargazo pueden producirse hasta 10 mil pares de zapa- tos: “Es un proceso muy complejo, pues el sargazo no llega limpio. Contiene metales pesados, arena de playa y bastantes residuos plásticos como bolsas de papas, popotes y redes de pesca. Es sorprendente la cantidad de basura que encontramos y el reto más grande ha sido separar los residuos y encontrar la cantidad correcta de sargazo para que no retenga humedad”, dijo Mario López. El resto del proceso consiste en secar, separar y triturar el sargazo para poder producir el polímero de las suelas; con el PET se hacen los textiles de la parte superior del zapato, luego se hace un despunte y se integran con un adhesivo a base de agua.

Jorge estudió Administración de empresas y Mario una licenciatura en mercadotecnia. Ambos tienen 31 años y aseguran que la receta para lograr sus objetivos ha sido tener mucha paciencia: “Si se cierran diez puertas, hay que bus- car abrir más. Se necesita ser terco por- que este tipo de proyectos son un homenaje a los inadaptados. Los locos son los que transforman al mundo, así que llámenos locos”, dice Mario.

Por su parte, Jorge también tiene muy clara su motivación: “Me involucré en el proyecto buscando trascender y dejar un legado, darle una segunda vida a las cosas y generar prosperidad para la sociedad, generando una economía circular y así empoderar a las personas. Pero no como el capitalismo lo dice, sino con un fin social, convencido de que sólo tenemos un planeta al cual llamar hogar, una vida llamada esperanza y una oportunidad de salvar a nuestra madre tierra“, concluyó. ]

IMPACTO AMBIENTAL

Cada minuto se desechan un millón de botellas plásticas en el mundo. Sólo en México se tiran diaria- mente 21 millones, de las cuales se recicla sólo el 30% al año.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Por cada par de zapatos vendidos, el 5% se destinará a calzar a niños que viven en extrema pobreza y de bajos recursos.

PLASTIC OCEANS

A través de esta fundación, se organizan también limpiezas de zonas altamente contaminadas como la playa Antón Lizardo –en Veracruz– donde recolectaron 388 kg de botellas en un solo día.

CÍRCULO VIRTUOSO

De las botellas de PET se obtiene la fibra para el recubrimiento del zapato.

El proceso para la creación del calzado

 

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?