PUBLICIDAD

Brujas Mexicanas – Temibles leyendas…

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

La imagen de la mujer anciana, con nariz ganchuda, sombrero puntiagudo y volando en una escoba, es la figura que todos tenemos de una bruja, pero sabías que en México hay muchísimas leyendas en las que son mucho más aterradoras que las que acabo de describir.  Cuando cae la noche sobre los campos, la gente corre presurosa a encerrarse en sus pequeñas casas de adobe, alumbrarse con lámparas de petróleo y encomendarse a Dios y a todos los santos para que el horror pase pronto. Las madres de bebés de escasos meses eran las más preocupadas pues estas horribles mujeres buscaban la sangre de sus pequeños, en especial, aquellos que no estaban bautizados. Por eso para defenderse de las brujas, protegían a sus críos con tijeras en forma de cruz, listones, figuras religiosas y agua bendita.

Historias como estas encontraras a lo largo y ancho de la república mexicana, incluso en la enorme CDMX se contaron estos relatos, aunque claro esto sucedía antes de los años 70 cuando está gran metrópoli aún conservaba algunos tintes rurales como prados, ríos, montañas despobladas, sembradíos y caminos sin asfaltar.

bruja patas guajolote

Fuente: DevianArt

 Jugando con los espíritus ¿Te atreves?

¡Bolas de fuego !

Nuestras abuelas nos platicaban acerca de impactantes bolas de fuego que saltaban cruzando los cerros y montañas en búsqueda de alguna presa: Hombres borrachos que caminaban por los montes después de la parranda, algún viajero extraviado o su alimento preferido : la tierna sangre de niños recién nacidos.

bola de fuego bruja.

Fuente: Orihuela mágica y misteriosa.

 Las 7 torturas más crueles de la Inquisición.

¿Cómo se transformaban las brujas?

PUBLICIDAD

Se dice que las brujas tenían que seguir un extraño ritual para tomar su horrible forma y salir volando en el oscuro cielo de la madrugada:  Mediante ritos satánicos se desprendían de brazos y piernas que ponían cerca del fogón para mantenerlas calientes, después se ponían las alas y patas de un guajolote, su boca se transformaba en un pico con una larga lengua con la que podían succionar la sangre, después iban hasta lo alto de algún cerro donde se reunían y después saltaban para prenderse en llamas y emprender su tétrico vuelo.  También existen versiones en las que las brujas pueden transformarse en algún animal, especialmente en aves como guajolotes, urracas o lechuzas.

¿Quienes eran las brujas? 

Podría ser cualquier mujer desde ancianas beatas hasta hermosas veinteañeras, muchas de ellas eran casadas y para los maridos descubrir que sus abnegadas y devotas esposas eran brujas era lo peor que podía pasarles. Se cuentan muchos relatos de hombres que pillaron a sus amadas alistándose para volar y hacer sus maldades por lo que los decepcionados esposos decidían cazar a sus esposas que eran responsables de la muerte de varios niños inocentes.

Las mujeres solitarias y solteras eran las primeras en ser señaladas como brujas, también aquellas que desempeñaban oficios de curanderas, yerberas, parteras o sabían como practicar abortos.

Los mitos y leyendas de brujas se cuentan alrededor del mundo, sobre todo en México que es una tierra tan colorida, surrealista y mágica.

Texto por: Mariana Itzel Ramírez

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD