Cuidado personal Estilo
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD
Spago

7 restaurantes imperdibles en Las Vegas

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Ni lo pienses ¿Tienes ganas de viajar y pasar una experiencia fenomenal? Si aún no tienes planeado a dónde ir, el destino ideal para ti es Las Vegas. En esta ciudad que nunca duerme, el lujo y la exclusividad que te mereces va acompañada de largas noches de casino y espectáculos pero…¿Y la comida?

Visitamos la ciudad recientemente y tuvimos oportunidad de degustar platillos y postres gourmet con lo mejor de la cocina internacional y quedamos sorprendidos por el exquisito sabor e imponente presentación de cada uno que tuvimos al frente. Por esto y más, nos atrevemos a compartirte lo que nosotros consideramos los 7 mejores restaurantes y bares del lugar, en donde si te lanzas, confirmarás cada recomendación que te ofrecemos:

PUBLICIDAD

La lista no lleva ningún orden ya que todos los sitios ocuparían la primer posición, así que empezamos:

1.- Black Tap en The Venetian

Con solo entrar a The Venetian, quedarás impresionado. Un lugar lleno de detalles que te transportan hasta esa inundada ciudad europea; bóvedas preciosas pintadas a mano y dorados candelabros te acompañan por tu recorrido hasta llegar a Black Tap, un restaurante que se encuentra en el interior de este lujoso imperio.

La decoración con luces Neón de la entrada te lleva, de la húmeda ciudad en donde sentías encontrarte hasta los suburbios de Nueva York. Basta con poner un pie ahí y disfrutar del olor de la parrilla para empezar a pensar el qué pedirás, nosotros optamos por una exquisita hamburguesa acompañada de papas fritas. Aunque el menú incluye opciones veganas que se ven deliciosas, una buena hamburguesa acompañada de una helada cerveza de la casa es nuestra recomendación. OJO: No te dejes engañar; el pan parece pequeño pero en realidad, esta delicia es suficiente para acabar con un apetito voraz. Si amas los postres, no dudes probar sus famosísimas malteadas gigantes preparadas especialmente para los amantes de lo dulce. La atención del lugar es inigualable ya que alegres meseras no dudarán en recomendarte algo de acuerdo a tu gusto.

 

2.-Rivea en The Delano

Vistas espectaculares desde la terraza del hotel Delano, un clima ideal creado con calentadores artificiales y la atención amable y cortés del equipo convierten este lugar en un escenario espectacular para pasar una de las mejores veladas románticas de tu vida. Platillos elegantes acompañados del mejor vino, postres exquisitos y la mejor música ambiental envuelven tus sentidos para experimentar sensaciones únicas e inolvidables al paladar. Después de cenar y disfrutar de una amena sobremesa, puedes pasar al área del bar en donde los cocteles especiales, la iluminación de sus fenomenales lámparas y la mejor música con Dj en vivo activarán esas ganas de disfrutar las Vegas por la noche. Imperdible.

3.-Block 16 en The Cosmopolitan

Entrar al Cosmopolitan es una experiencia que se queda grabada en tu mente por siempre. Atravesar su inmenso casino, disfrutar de la decoración del lugar, y recorrer sus pasillos mientras la gente solo se preocupa por pasarla bien es exquisito. Pero llega un punto especial en este recorrido tras pasar por el candelabro más grande que haya visto en mi vida; el llegar a Block 16. Como a cada comensal que entra a este pequeño “mercado de comida”, un saludo seguido de un ¿Qué te gusta comer? por parte del Chef responsable da paso a la aventura culinaria. En nuestro caso, decidimos nuevamente probar otra hamburguesa, en esta ocasión preparada especialmente por él. El resultado: Un manjar. Otros compañeros de viaje optaron por pollo, ensalada y arroz; fuera cual fuera el platillo, el sabor fue espectacular. Excepcional poder escoger entre varias islas con diversas opciones de comida, un lugar en donde todo saca 10.

4.-Kumi en Mandalay Bay

Tras cruzar Mandalay Bay y perder de nuevo los pies del suelo al apreciar la decoración del lugar, llegamos a Kumi, un restaurant oriental en donde no existe aquello de “Me quedaré con hambre”. Cada porción que nos sirvieron fue espectacular y sobre todo, versátil ya que el chef del lugar “ama experimentar”. Degustamos de una exquisita pizza de salmón, rollos rellenos de atún con aguacate servidos con una salsa de la casa, camarones roca preparados con un aderezo dulce que potencializaba su sabor de manera única. Los meseros se desviven por atenderte y su amable personalidad sin duda lo convierten en un lugar al que desearás regresar una y otra vez.

COLORADO: DESTINO ITINERANTE

5.- Citizens en Mandalay Bay

Un restaurante tradicional con una limpieza espectacular. En el menú, ofrecían platillos de cocina internacional y fue ahí donde descubrí la opción de chilaquiles. Siendo de México y tratando de encontrar un tropiezo en tan perfecto historial culinario desde el principio del viaje solicité el platillo para así, quedarme callado al probar el primer bocado. Simplemente eran ¡EXQUISITOS! Sin duda, un desayuno de campeones.

6.-Spago en Bellagio

Este lugar no tiene forma de ser descrito. Tras atravesar las boutiques de lujo de Bellagio, llegas a este espacio en donde la atención y amabilidad te reciben con los brazos abiertos. Ocupamos una mesa que se encuentra en el volado justo al lado de las fuentes del Bellagio en donde el exquisito sol y la deliciosa brisa de las mismas nos acariciaban para dar así preámbulo a lo que se convertiría en una experiencia culinaria espectacular. Previo a la llegada de los primeros platillos, las fuentes comenzaron a hacer aquel icónico baile al ritmo de LOVE de Michael Bublé cautivando a comensales y turistas que caminaban por la avenida. El festín comenzó con una lujosa entrada: pizza de salmón con caviar acompañada por una fresca copa con champaña. Seguimos con su exclusivo chicharrón de camarón ¡un platillo fuera de lo común! Para los compañeros veganos, una ensalada de betabel decorada con flores y servida con aderezo dulce fue la puerta para darle paso al plato principal. En nuestro caso, una pasta a la crema con camarones cocinada en su punto. La sorpresa más grande estaba por llegar mientras que las fuentes danzaban al ritmo de Believe de Cher: los postres. Eran figuras frutales que simulaban ser esculturas de lo hermosas que eran. Romperlas para comenzar a comer el centro era como destruir una obra de arte. En algunos casos en su interior tenían helado, en otros pastel y en otros mousse. Simplemente memorable.

7.-No Mad Bar at Park MGM

Tengo que confesar que este fue el favorito, ya que además de encontrarme en un lugar con aspecto sobrio, impecable y elegante, me transporté a los 50´s al escuchar a la banda tocar. The Hot Club Of Las Vegas amenizó nuestro almuerzo y fue imposible no poder voltear y mantener la atención en la belleza y voz de su vocalista Jenn De La Torre. Entre aplausos y admiración por esa hipnotizante voz, continuaba saboreando un par de huevos fritos acompañados con tocino, pero cuidado, podría asegurar que han sido los mejores que he comido en el transcurso de mi vida. Suena exagerado ¿Verdad?, por qué no aceptas este reto y pruebas aquel tocino que venía preparado de forma especial por el chef y así compruebas que mis palabras son ciertas. Me quedé un poco más de tiempo y disfruté de una cerveza de la casa mientras la banda seguía tocando coloreando el ambiente con su ritmo. Lo considero como un momento clave de todo este fenomenal viaje.

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD