Cuidado personal Estilo
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

¿Por qué DROGAS? Del gusto a la adicción…

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

EN OPINIÓN DE: ERICK ROSALES, Psicoterapeuta Familiar Sistémico.

Salir a cualquier tipo de antro o bar implica que muy posiblemente te ofrezcan drogas principalmente en el baño… “¿algo para la fiesta?” otros con mayor descaro gritan “llegaron las tachas”, sí, así está el asunto. En los sitios que no es tan evidente basta con que preguntes un poco. Esto pasa en lugares de alto o bajo nivel socioeconómico.

Seamos realistas, consuman o no todos los jóvenes, es un hecho que las tienen al alcance. ¿Qué hacemos? Empecemos con enterados de sus efectos en el organismo, consecuencias a mediano y largo plazo, factores de riesgo, etc. Porque en ocasiones me encuentro con padres de familia que simplemente le encomiendan a Dios la salud de sus hijos, ¿en serio? Me encantan sus buenos deseos, pero aquí no basta con darles la bendición.

¿Se puede dialogar con un adolescente sin pelear?

PUBLICIDAD

Empecemos con una clasificación: algunas drogas son legales mientras otras no. No quiere decir que las legales no sean drogas, simplemente son aceptadas socialmente o menos lasivas para la salud. Recordemos que una droga es una sustancia que altera nuestro Sistema Nervioso Central (SNC), es decir, el alcohol es un tipo de droga.

cocaina en la juventud

¿Por qué las drogas producen una sensación de bienestar, de placer o felicidad?

Básicamente todas aumentan nuestros niveles de un neurotransmisor que se llama dopamina. Éste nos ayuda a sentir bienestar y felicidad. Todos lo tenemos principalmente en nuestro cerebro. Lógicamente, cada droga tiene su modo de acción para alterar los niveles de dicho neurotransmisor y entre esta complejidad tenemos diferentes efectos. Aquí podemos hablar de 3 categorías:

Las depresoras del Sistema Nervioso Central. Ejemplos de estas son las pastillas tranquilizantes como el clonazepam. Otras drogas son estimulantes como las metanfetaminas y cocaína. A un tercer tipo les llamamos perturbadoras del SNC, ejemplos son alucinógenos como LSD, mezcalina; derivados de cannabis como marihuana y hachís.

marihuana en jóvenes

¿Por qué producen adicción?

Pues de forma muy sencilla te explico. Los neurotransmisores, como la dopamina se transfieren entre neuronas en algo que llamamos sinapsis, lo que básicamente implica que salen de una neurona las moléculas del neurotransmisor que a su vez son captadas en las dendritas, otra parte de la neurona, que en este caso es la receptora. A mayor número de moléculas se requieren mayor número de receptores. Esto implica que, si yo consumo por ejemplo cocaína con frecuencia, produciré más receptores y cuando decido dejar esta droga, pues ya no son suficientes las moléculas que yo de manera natural tengo. Como toda sustancia adictiva, implica que sí o sí, el efecto que se quiere alcanzar requiere cada vez de una mayor dosis, así que la idea de que drogas como la marihuana no son adictivas, es mera ilusión.

Ahora me centraré más en la marihuana porque hay muchos mitos entre los jóvenes y circula información confusa.

Hay un mito que me encanta que básicamente dice que nuestro cerebro está constituido naturalmente para recibir la marihuana porque tenemos algo que se llama cannabis receptores. Estos existen, pero no tiene nada que ver con que sean para drogarnos, éstos tienen una fuerte correlación con el desarrollo cerebral.

¿Es el mismo riesgo el consumo de cannabis en adultos que en adolescentes?

Definitivamente no y la respuesta tiene que ver con el hecho de que el cerebro termina de desarrollarse aproximadamente a los 21 años, es decir, si un joven consume marihuana tiene más posibilidades de alterar de forma negativa el pleno desarrollo de su cerebro. Hay estudios que demuestran que los jóvenes estudiantes consumidores regulares de cannabis son más propensos a abandonar los estudios.

5 tipos de drogas y sus temibles efectos

¿Posibles efectos a largo plazo?

Esta parte me encanta porque siempre hay jóvenes con argumentos como “conozco gente que lleva años consumiendo y no le ha pasado nada”, y sí puede ser, pero la tendencia es que la persona se vuelve más lenta de pensamiento. Tiene que ver también con la edad en que se inició el consumo, la cantidad y a regularidad. Ahora, así como hay quien con el alcohol desarrolla cirrosis o cáncer con el cigarro, no todos. Podríamos decir que así pasa con la marihuana, pero está lejos de ser buena y tampoco es una forma de explotar tu potencial como he escuchado a jóvenes.

Pero entonces ¿por qué es usada para tratar enfermedades?

Hay medicamentos psiquiátricos, por ejemplo antidepresivos que actúan en la transmisión de neurotransmisores como la serotonina o la dopamina, pero no quiere decir que todos debamos tomarlos, estos medicamentos son buenísimos para quienes han sido diagnosticados por un profesional. Otro punto muy importante es que muchos de los usos terapéuticos del cannabis tienen que ver con medicamentos que ya han sido procesados y por supuesto se toman con un uso específico. Recuerda que muchos medicamentos a largo plazo pueden causar otros males, sin embargo, es preferible usarlos porque la ganancia en dichos casos es mayor que el daño a largo plazo. Es algo como pasa con la vitamina C, hoy podemos comprar cápsulas de 2 gramos pero no conseguimos esa cantidad tomando jugos de limón.

Entonces tratándose de adultos, ¿usar marihuana podría ser equivalente al consumo de alcohol?

Esto es interesante porque muchos argumentan con el hecho de que el alcohol llegó a ser ilegal y ahora lo que pasa es que la marihuana al ser ilegal no es aceptada socialmente. Eso es verdad, pero vamos, no podemos negar que son drogas,que su consumo en exceso produce daños a la salud. Tampoco podemos negar el hecho de que muchas personas desarrollen terribles adicciones y terminen internados o con problemas legales. La tendencia es que se van pasando de una droga menos peligrosa a otra más fuerte.

La marihuana, independientemente de si es o no aceptada socialmente, sí es algo negativo principalmente en jóvenes. El uso de drogas tiene que ver con las conductas de riesgo, es decir, quizá no es que mueras por sus efectos ese día, sino que bajo dichos efectos eres más propenso a ponerte en peligro.

Para cerrar quiero dejar claro que esta nota aborda el tema de forma general y no debes considerarla como tu guía.  Te invito a seguirme en Twitter e Instagram: @erickroba y en FB @TerapeutaERICKroba.

 

 

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD