Revista Open
PUBLICIDAD

El mágico mito de ir al GYM

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Para hacer ejercicio hay un sinfín de opciones, la cuestión está en querer hacerlo. A veces pensamos que para poder obtener resultados eficaces es necesario ir a un gimnasio y destruirnos hasta no poder más. error. Independientemente de lo que busques con el ejercicio, es importante que siempre tengas en mente dos cosas: paciencia y constancia.

RUN, BABY, RUN

PUBLICIDAD

Correr no es tan sencillo como parece, requiere de un entrenamiento para evitar lesiones y que tu rendimiento sea mayor. El trabajo en el gimnasio puede darle más fuerza a los músculos, lo que permite desarrollarse de mejor manera, así como tener un entrenamiento ya sea funcional o metabólico. Pero esto también se puede llevar a cabo de manera diferente, fuera de instalaciones, como en una pista, parques o las calles de la ciudad si es que deseas sentirte mejor y al aire libre (cuidado con la contaminación). No hay excusa para no salir a correr.

LOS BENEFICIOS DESCONOCIDOS DE CORRER

 

¿ES LA MEJOR IDEA?

Aunque vayas a un gimnasio grande, hay horarios con demasiada demanda. La espera interminable para usar los aparatos, la costosa membresía y las limitaciones de un lugar cerrado son factores en contra, así como la posibilidad de lastimarte por no hacer correctamente los ejercicios, o bien, si eres de esos que no soportan las rutinas y necesitan de ejercicios funcionales para mantenerse a tope. En estos casos, el gimnasio no será una buena opción.

ALTO RENDIMIENTO

Un deportista de alto rendimiento no necesita un gimnasio. Estos atletas requieren de un espacio en el cual puedan desarrollar distintas formas de entrenamiento intenso. Se basan fundamentalmente en actividades funcionales, como el TRX, para incrementar sus capacidades físicas. Estas modalidades cuestan alrededor de $350 por sesión y aunque seas principiante, hay entrenamientos para todos los niveles.

PARA TOMAR EN CUENTA

Porque a veces no todo apunta para que podamos entrar a un gimnasio, existen otras opciones muy funcionales con las que, si te lo propones, puedes lograr muchos cambios sin necesidad de más. Esto va desde parques (algunos ya están acondicionados para hacer ejercicio), entrenamiento en casa con programas como tap out o InSanity y estudios de entrenamiento funcional o crossfit… Sólo es cuestión de que quieras activarte y lo lleves a cabo. ¡Hasta prendiendo YouTube puedes lograrlo! Es solo cuestión de que lo desees…

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD