Cuidado personal Estilo
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

5 trastornos mentales que han sido minimizados por la sociedad

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

La salud mental es un tema delicado en nuestros tiempos. A pesar de los grandes avances que ha tenido la ciencia, existen algunas enfermedades que siguen formando parte del estigma social y que además, siguen siendo un misterio para el mundo de la medicina.
Conoce algunos de estos trastornos y sus características:

 

¿Ansiedad ? 7 cosas que puedes hacer para lidiar con ella

1. Bipolaridad

PUBLICIDAD

El trastorno bipolar o como se le conocía anteriormente como maniaco depresivo. Uno de sus principales síntomas son los repentinos cambios de humor y aunque es normal que nuestro estado de ánimo cambie durante el día, no es nada comparado a la intensidad con la que se produce en una persona con bipolaridad, además de que estos cambios pueden ir acompañados de episodios depresivos o comportamientos obsesivos.

 

2. Depresión

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido tristes, frustrados o hay ocasiones en las que nada nos sale como quisiéramos y obviamente nuestro ánimo no es el mejor. Pero cuando alguien sufre de depresión, comienza a presentar síntomas que a veces pueden considerarse cotidianos o hasta exagerados dependiendo la situación. Estos síntomas pueden ser la falta de sueño (o su aumento), aumento o pérdida de apetito, desinterés y cansancio.

La diferencia entre una tristeza común y la depresión es que la segunda interfiere con tu vida y tus actividades paulatinamente y solamente al tratarla clínicamente puede el paciente vivir una vida plena.

 

El asesino silencioso: La depresión 

3. Ansiedad

Es normal sentir nervios excesivos y presión en situaciones cotidianas como el trabajo o la escuela, sin embargo, la ansiedad se convierte en esa pared que te aplasta cuando estas situaciones nos llevan al límite. Este trastorno es  impulsado por nuestro instinto de supervivencia.
La ansiedad comienza a convertirse en un serio problema cuando se experimenta todo el tiempo y en todas las situaciones, llegando a afectar nuestra salud física y sobre todo emocional llevándonos casi al deseo de morir.

 

 

4.Trastorno por déficit de atención e hiperactividad o sin hiperactividad  (TDAH o TDA)

Es común que a veces nos distraigamos cuando algo llame repentinamente nuestra atención, sin embargo, cuando ésta se la lleva por completo hasta un recuerdo, podría ser el indicativo de que algo no anda bien; y aunque todos hemos estado en “nuestra nubecita” o “en la luna”, las personas con este trastorno viven en ese estado constantemente lo que a veces puede afectar su vida laboral , social y personal debido a las repetidas “metidas de pata”.

El trastorno  puede ir acompañado de otros como lo es la ansiedad, hiperactividad, tics nerviosos, problemas de conducta, etcétera.

 

5. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Es completamente natural  sentir una sensación de alivio y hasta placer al encontrarte con tu área de trabajo o casa limpia y ordenada o ver fotografías de patrones y figuras perfectamente simétricas. Muchas personas gustan de mantener su entorno organizado lo cual es muy positivo, ya que habla de una persona responsable. El problema radica cuando el orden se convierte en una obsesión que lleva a sentir la necesidad de realizar “rituales” varias veces al día; algunos parecen comunes y necesarios (lavarse las manos, limpiar el escritorio, barrer, doblar la ropa) y otros muy inusuales como contar cierto número de veces algunos objetos.  Estos comportamientos obsesivos se les conoce como compulsiones e interfieren en las actividades de las personas que los padecen.

 

¿Cuándo pedir ayuda?

Primeramente hay que quitarnos el prejuicio de que visitar a un especialista de salud mental es sólo para “locos”, estos trastornos son tan delicados e importantes como las enfermedades físicas y por lo mismo necesitan ser tratados. Si la calidad de tu vida está viéndose afectada por emociones, necesidades y sensaciones que ya no puedes controlar por ti mismo, es el momento de consultar a un especialista que sabrá aplicar el tratamiento adecuado.

 

 

Aún así nunca está de más revisar periódicamente nuestra salud mental y así tener una vida sana, plena y sobre todo feliz.

Texto por: Mariana Itzel Ramírez

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD