Actualidad Trending
Estás leyendo:
Cuidado personal 10 consejos para evitar ponerte como Santa Claus
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Cuidado personal

10 consejos para evitar ponerte como Santa Claus

La temporada navideña está oficialmente inaugurada y con ella llegan las tentaciones gastronómicas, por lo que es importante conservar buenos hábitos alimenticios, así como establecer […]


10 consejos para evitar ponerte como Santa Claus

La temporada navideña está oficialmente inaugurada y con ella llegan las tentaciones gastronómicas, por lo que es importante conservar buenos hábitos alimenticios, así como establecer un plan de ejercicios y sobre todo no dejarnos llevar por los impulsos de las fiestas.

De acuerdo con Kristen Kizer, dietista del Houston Methodist Hospital, con un poco de autocontrol y algunos ajustes simples, puedes disfrutar de todas las fiestas sin sabotear tu peso.

ALIMENTOS QUE CREÍAS SALUDABLES Y NO LO SON

“La falta de sueño, la abundancia de comida y el estrés de la época son la combinación perfecta para el aumento de peso”, explicó la especialista. “Recuerda cómo se siente comer en exceso y realiza un plan de bienestar personal para que puedas pasar la temporada de vacaciones sin aumentar de peso.”

Kristen Kizer sugiere estos consejos para mantener un peso saludable y seguir disfrutando de las vacaciones:

    1. Regístrate para una carrera después de las vacaciones: Incorporar una carrera durante las vacaciones es genial para poder incentivarnos a mantenernos activos todo el año siguiente.

 

    1. Desayunar: En lugar de ahorrar todas tus calorías para la gran comida, ingiere un desayuno pequeño pero satisfactorio por la mañana para que no te mueras de hambre cuando llegues. Asegúrate de incluir un alimento rico en proteínas como el yogur bajo en grasa, queso o jamón.

 

    1. Al vapor es mejor: En lugar de alimentos procesados o ricos en grasa como los empanizados, prefiere lo asado o al vapor. Tu cintura y corazón lo agradecerán.

 

    1. Eliminar los dulces extra: ¿Los peregrinos no agregaron malvaviscos a su comida, o sí? Entonces, nosotros tampoco deberíamos. Deshazte de los malvaviscos y el azúcar procesada y disfruta del dulzor de las frutas.

 

    1. Duerme bien: Dormir menos de seis horas por noche provoca antojos de alimentos azucarados y almidonados y disminuye la preferencia hacia comer alimentos más saludables. La mayoría de los expertos en salud recomiendan al menos siete horas de sueño por noche para sentirse completamente descansados.

 

    1. Reduce la ingesta de carbohidratos: Las comidas navideñas suelen ser altas carbohidratos, así que intenta reducir el consumo de estos durante el día reemplazando ciertos alimentos más saludables y ligeros.

 

    1. Disfruta de un postre sin culpa: Sustituye el aceite o mantequilla en tus recetas de postres por salsa de frutas natural. Este simple intercambio de ingredientes no solo agrega humedad y sabor a los productos horneados, sino también fibra y nutrimentos esenciales.

 

    1. Elige entre el alcohol o el postre: Antes de salir de fiesta, decide de antemano darte un gusto con alcohol o postre, pero no con ambos. Si eliges el postre, limítate ya que no hay necesidad de probar cada dulce en la mesa. En cuanto al alcohol, elige una bebida con menos calorías, como una copa de vino en lugar de bebidas cremosas o mezcladas con refrescos. Y recuerda, la moderación es la clave.

 

    1. Prepara menos comida: Reduce la cantidad de comida que preparas para tus invitados. En lugar de catorce platillos, intenta preparar siete u ocho. Al hacer esto, puedes ahorrar tiempo y dinero y evitar comer el recalentado durante los días siguientes.

 

    1. Evita los recalentados: El hecho de tener un recalentado es tentador, pero nos llevará a seguir consumiendo una gran cantidad de calorías en los días posteriores a las fiestas, por ello es importante limitar los platillos y las raciones.

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?