Actualidad Trending
Estás leyendo:
Automóviles Hermanos Echeverría – Éxito mexicano asegurado.
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Automóviles

Hermanos Echeverría – Éxito mexicano asegurado.

Cinco años después de haber llevado el Vuhl 05 –primer auto de diseño y manufactura 100% nacional– a circuitos de automovilismo deportivo internacionales, estos emprendedores […]


Hermanos Echeverría – Éxito mexicano asegurado.

Cinco años después de haber llevado el Vuhl 05 –primer auto de diseño y manufactura 100% nacional– a circuitos de automovilismo deportivo internacionales, estos emprendedores han puesto la vara muy alta para quienes apuestan por la innovación tecnológica como estrategia de desarrollo, con la misión asumida de demostrar que los proyectos ambiciosos tienen cabida en México.

El proyecto Vuhl se gestó gracias a la influencia que los papás de Iker y Guillermo tuvieron en ellos. Guillermo padre fue, durante muchos años, piloto de carreras en diferentes circuitos y él mismo diseñaba, fabricaba, corría y vendía el coche, después de ganar con él. “Nosotros veíamos cómo papá tenía ese sistema y vimos que era posible ganar. Realmente era muy obvio ver lo que teníamos enfrente y seguir su ejemplo. Ha sido una inspiración brutal hasta hoy en día”, comentó Iker.

Del lado materno es de donde obtuvieron la parte estética: “Ella tiene un ojo estético brutal. Es calígrafa y eso nos hizo más propensos a ver la estética de las cosas. Otra cosa que tiene es que no le tiene miedo a nada, se avienta a hacer proyectos enormes y le heredamos eso”.

Con un proyecto sin precedentes en nuestro país, enfrentarse al escepticismo fue algo inevitable por no existir una historia de diseño o manufactura de automóviles en México: “La verdad es que ésa es una barrera muy grande de la que estamos muy conscientes. Cuando iniciamos el proyecto, fue la crisis automotriz en 2008 y aun así tuvimos el apoyo del gremio automotriz en México, de gente que tiene muchísimo conocimiento y que nos ayudó, incluyendo fondos gubernamentales que apoyan ciencia y tecnología. Además de contar con eso, teníamos muy claro el objetivo. Sabíamos a dónde queríamos llegar y aunque el momento no era ideal, sentimos que era algo que se podía lograr por el gran apoyo de nuestro país y de gente cercana”.

Este mes, nos acompañan en nuestras páginas, demostrando con esto que, en México, el talento existe. Corre por tu edición impresa y encuentra contenido exclusivo ¡ESTÁ DE 10 NUESTRO NÚMERO DE NOVIEMBRE!

 

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?