Playboy Donde Ir Open Futbol Total Autobild Bleu & Blanc Cocina Vital Gourmet de México Diabetes Juntos x ti Soy Grupero Mujer de 10 Somos CDMX
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
Revista Open
PUBLICIDAD

Sexo Foraneo – El roce extranjero

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Blanca, negra, asiática o marroquí; la discriminación parece desaparecer al mismo tiempo que cualquier extranjera se desprende de su ropa. Miles de personas caen seducidas por turistas que buscan un choque cultural realmente intenso.

Tan pronto como se sube al avión, una extraña sensación se apodera del cuerpo de Ricardo, que cruza los dedos ansioso y espera que su compañero de viaje no sea sino una chica hermosa, dispuesta a entablar una conversación, y posteriormente iniciar una excitante aventura a miles de pies sobre la tierra. La gente aborda y toma sus lugares, mientras la fantasía aumenta hasta ser destruida por la sonrisa amigable del vecino de asiento.
Nadie puede negar que no ha pasado por ahí. El placer de un encuentro sexual con un completo desconocido aumenta desde que uno sale de casa. “Alejarse del hogar no sólo implica la distancia física, sino también quedan atrás los observadores externos; es decir, las personas que te conocen y conoces no están, y aquella ausencia facilita la desinhibición y borra un poco los límites morales y sociales”, afirma el psicólogo especializado en sexología, Moisés Cassin. Mientras uno se encuentra fuera de casa y lejos de sus conocidos, también está más vulnerable y es más factible que caiga en la tentación frente a un completo extraño, dice.

Pasaporte para el sexo

Este pequeño tropezón de la escala de valores morales permite tanto a mexicanos en el extranjero, como a aquellos turistas que visitan México, experimentar un “roce” cultural que sucede casi como una regla natural más. Miguel, un carpintero que radica en Acapulco, cuenta cómo cuando era más joven encontraba en las turistas (principalmente estadounidenses), un mercado interesante de ‘ligue’. “Muchas veces no importaba que no hablara inglés, era cuestión de irme a los bares frecuentados por turistas para conocer güeritas y pasar una noche divertida”. Como Miguel, miles de mexicanos –la mayoría, en las playas- ven invadido su entorno por turistas desenfrenadas durante el springbreak, dispuestas a casi todo por un simple collar de plástico.

PUBLICIDAD

Aunque puede decirse que el inglés es el lenguaje “oficial” para ligar, estudios realizados por el experto en lingüística Albert Mehrabian señalan que tan sólo el 7% de la comunicación depende de las palabras per se, mientras que más de la mitad de la interacción corresponde a las expresiones corporales y faciales. Pero el acento juega un papel fundamental: El 38% de la interacción tiene que ver con la entonación y el acento. Y es que, de hecho, una de cada cinco mujeres admitió en la encuesta de OnePoll haber sido seducida al menos una vez por un “acento sexy”.

Aunque para Moisés Cassin, la atracción por lo distinto se da sobre todo en México por una cuestión mediática que marca cánones de lo que es o no aceptable, es una realidad que muchos fantasean con diferentes razas y culturas. Por ejemplo, mujeres como Jacqueline aceptan que siempre han soñado con tener una aventura con un africano por su ‘conocida’ fama; mientras que turistas como Danielle caen rendidas inmediatamente ante aquellos latinos que son habilidosos a la hora de bailar salsa.

Pero sin importar la apariencia física o la cultura exótica de estos encuentros, no hay que olvidar que aunque sea un evento fortuito, la protección es importante. según datos del sitio travelturtle.com, uno de cada diez turistas ingleses tiene relaciones sexuales en sus viajes, y el 25% de ellos no utiliza ninguna protección. Este riesgo latente de contraer enfermedades es un equipaje extra que nadie desea traer de vuelta a casa.

En realidad, no existe una fórmula perfecta e infalible, y si bien es cierto que es sencillo encontrar a algún turista extraviado
para darle la bienvenida a la ciudad, también hay que considerar que el hecho de que sea un extranjero no nos hace menos vulnerables a la atracción física.

CURIOSIDADES

Actualmente,el acento más sexy del planeta es el irlandés, por encima del francés, que durante décadas se mantuvo en primer lugar de las preferencias femeninas.

Cualquier hombre que vive en otro país tiene garantizadas 70 noches más de sexo al año, sólo por el hecho de ser extranjero.

6 de cada 10 mujeres en el mundo han caído ante los encantos de un extranjero, únicamente por su condición de forastero.

Texto: Allan Glatt   

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD