PUBLICIDAD

De negocios, autos y movilidad

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

 

En el mundo de los negocios, es fácil caer en la miopía y pensar que la esencia de una empresa es una cartera de productos y/o servicios, en lugar de una serie de valores. Como ejemplo tenemos a las compañías ferroviarias, que creyeron que su negocio eran los ferrocarriles, en lugar de la movilidad. Con la llegada de los automóviles, las compañías ferroviarias se convirtieron en un vestigio de otra época; su miopía impidió que se dieran cuenta que la gente compraba el poder llegar de un lugar a otro, no un tren.

PUBLICIDAD

Actualmente, las compañías automotrices corren el mismo riesgo que las compañías ferroviarias. Con el deterioro ambiental, la sobrepoblación, y la inestabilidad económica a nivel mundial, comprar y mantener un automóvil se ha convertido en un lujo. No obstante, la necesidad de llegar a la escuela, al trabajo, al hospital, al aeropuerto, a otra ciudad, a otro país, a otro continente, permanece. Por eso ha resurgido el uso de la bicicleta y los carpools, así como también han surgido alternativas como Uber, JustShareIt, y Lyft.

Fuente: adriantodoli.com

Fuente: adriantodoli.com

Ford Motor Company es una de las compañías automotrices que ha caído en cuenta de esta situación, y ha dirigido sus esfuerzos a la adaptabilidad, en vez de la necedad. “El eje de nuestro negocio son los autos,” ha dicho el Director Ejecutivo de la empresa estadounidense que, desde sus inicios, ha estado al frente de los grandes cambios en la movilidad mundial. En efecto, la subsistencia de Ford proviene de la venta de vehículos a particulares, empresas, y gobiernos; sin embargo, la importancia de ese ingreso tiene sus días contados.

 PODRÍA INTERESARTE: REGÁLATE UN RIDE ECOLÓGICO

“…pero estamos abiertos a las oportunidades emergentes y disruptivas,” agrega Mark Fields a su declaración. Es con ese comentario que Fields deja en claro que Ford sabe bien que su negocio no son los autos, sino la movilidad, y que adaptarse marcará la diferencia entre seguir vigentes o desaparecer. Qué mejor forma de demostrarlo que con dos proyectos recientes del Óvalo Azul que reflejan las tendencias actuales y futuras de la movilidad mundial:

Con el incremento catastrófico del tráfico vehicular en las grandes urbes, las bicicletas se han convertido en la alternativa para moverse de un lugar a otro ágilmente. Con el desarrollo de la bicicleta eléctrica MoDe:Flex, Ford está listo para incursionar en este mercado.

Automóviles autónomos

Conducir en vialidades congestionadas representa un desperdicio de tiempo – además, es físicamente desgastante. El transporte en automóviles autónomos permitiría que se aprovecharan las horas desperdiciadas en calles y autopistas: podrías tomar una siesta, leer un libro, ver una película, etc. Ford compite actualmente con otras compañías automotrices como Renault, Nissan, y Toyota para perfeccionar esta tecnología y ofrecerla en mercados selectos.

Con estas iniciativas, Ford se encuentra a la vanguardia de la movilidad. Los próximos años dirán si la forma en que se ha manejado en esta vanguardia ha sido la ideal. Hasta entonces, sólo nos queda observar cuidadosamente.

 

Con Información de: José Aaron Mayagoitia

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD