Actualidad Trending
Estás leyendo:
Cuidado personal ¿Dejar de fumar? Estos datos son alarmantes…
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Cuidado personal

¿Dejar de fumar? Estos datos son alarmantes…

Con información de: Fernanda Pichardo Dejar de fumar es un tema y lo ha sido por años. Un problema al que se enfrenta la sociedad […]


¿Dejar de fumar? Estos datos son alarmantes…

Con información de: Fernanda Pichardo

Dejar de fumar es un tema y lo ha sido por años. Un problema al que se enfrenta la sociedad y, aunque es cuestión de respetar el gusto por el tabaco, debemos preguntarnos hasta qué punto es necesario. A pesar de ofrecer sensaciones de adrenalina y un rasgo de placer, el cigarro también provoca un aumento en la presión arterial, la frecuencia cardiaca y el ritmo respiratorio. Aquí, cinco razones por las que ha llegado la hora de decir adiós al cigarrillo.

LA SALUD

El principal componente del cigarrillo es la nicotina. Además de ser factor para desarrollar adicción, genera otra serie de efectos en los sistemas respiratorio y cardiaco. Aunado a ello, los químicos que lo componen se encargan de dañar cada uno de los órganos del cuerpo, dando paso a enfermedades como cáncer de pulmón, estómago, boca o riñón.

ECONOMÍA

Un fumador activo ocupa el 10% de sus ingresos en tabaco. Al mismo tiempo, el tabaquismo provoca la muerte de 7 millones de personas al año. Aunque el impuesto al tabaco sigue en aumento, con el apoyo del 69.1% de la población, el hábito cuenta todavía con bastante popularidad y esto no parece disminuir.

IMPACTO AMBIENTAL

Al año se desechan 10,000 millones de colillas en el mundo, causando un impacto ambiental devastador, debido a las sustancias tóxicas que contienen. Estas representan de un 30 a un 40% de los objetos que se recogen en las actividades de limpieza urbanas y de playa. El acetato de celulosa, uno de los componentes con los que se manufactura el cigarrillo, tarda años en desintegrarse, ya que contiene plomo, mercurio y amoniaco. Además, es capaz de contaminar hasta 500 litros de agua.

CUERPO

Contar lo positivo sobre lo negativo siempre funcionará para conseguir el objetivo más fácil. Una vez que dejas de fumar, el oxígeno tiene una mejor circulación en el cuerpo, por lo tanto ocasiona un mayor rendimiento. A unos días de abstinencia, no habrá restos de nicotina en el cuerpo, recuperando el olfato y el gusto que habían quedado crónicamente cubiertos por los químicos. Los bronquios recuperarán su tonalidad y función. Al cabo de unos meses, se habrá recuperado la capacidad cardiopulmonar, la misma que borra de un plumazo el cansancio crónico y la fatiga. El mal olor se esfuma y los dedos y las uñas pierden el color amarillento, al igual que los dientes.

ALTERNATIVAS

Hay varias opciones para dejar el cigarrillo y encontrar el proceso más sencillo. Métodos como los cigarrillos electrónicos (que pueden o no contener nicotina) y tienen un menor impacto en la salud, funcionan como sustitutos para dejar de fumar. Hay opciones para perder la dependencia y aliviar los síntomas de abstinencia.

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?