PUBLICIDAD

CASA DECU – Un pequeño paraíso en la CDMX

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Encontrar un sitio donde hospedarse en la CDMX no es una tarea muy complicada; sin embargo, hallar un lugar que conjugue comodidad, privacidad, una de las mejores ofertas culinarias y una decoración delicada deviene en una experiencia integral no tan fácil de hallar.

PUBLICIDAD

Precisamente, como una auténtica opción de alojamiento, surge en la Ciudad de México Casa Decu; se trata de una propuesta que intenta fusionar la comodidad con la suntuosidad del espacio. El resultado: 27 habitaciones con una estética basada en el art decó mexicano.

Casa Decu está en la colonia Condesa, una de las zonas más atractivas de la ciudad por su contenido cultural, el corredor gastronómico, su valor arquitectónico y la ubicación céntrica.

PODRÍA INTERESARTE: ACAPULCO, UNA JOYA CON HISTORIA

Este hotel boutique forma parte de los proyectos de Nice To See You y está conformado por habitaciones equipadas con cocina completa, gimnasio abierto las 24 horas del día y una sensacional terraza que durante las mañanas funciona como área de desayuno y por las tardes como spot ideal para relajarse en compañía de amigos mientras se aprecia una excelente vista panorámica de la urbe.

El estilo de hospedaje de Casa Decu ha sido configurado no sólo para disfrutar de las amenidades que componen la zona en la que se ubica, sino también para complacer a todo tipo de viajeros, hasta al más exigente. Entre las amenidades que ofrece el hotel figuran desayuno continental, Internet y lavandería, lo necesario para disfrutar de la estancia e iniciar el día de la mejor manera con la finalidad de conquistar la ciudad que se visita.

Por si fuera poco, en la cuestión estética, cada una de las habitaciones cuenta con detalles únicos que celebran la tradición indígena mexicana, acogidos desde luego bajo un ambiente decorativo contemporáneo.

De tal suerte, visitar Casa Decu constituye una experiencia rica; la esencia del lugar produce una conexión especial con quien lo visita. Este espacio, el cual se convierte en un sitio provisional al ser visitante de una ciudad ajena, es un punto tan importante que de inmediato se integra a la bitácora del viajero.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD