Actualidad Trending
Estás leyendo:
Cuidado personal Alimentos que creías que son malos y son muy buenos
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Cuidado personal

Alimentos que creías que son malos y son muy buenos

Redimimos a estos verdaderos héroes de la alimentación y que han sido calificados como “dañinos” para nuestra salud. Como siempre, todo en exceso hace daño, […]


Alimentos que creías que son malos y son muy buenos

Redimimos a estos verdaderos héroes de la alimentación y que han sido calificados como “dañinos” para nuestra salud. Como siempre, todo en exceso hace daño, peor si aprendes a usar estas joyas prepárate a recibir sus enormes beneficios.

Slider

¿Qué frutas me engordan y cuáles no?

 

Y es que hasta la teoría de la conspiración entra en esta campaña para detener la presencia de alimentos en los que la palabra milagroso podría estar en su definición. Nosotros te lo pasamos al costo por si quieres ajustar tus hábitos y, sobre todo, mejorar tu calidad de vida.

Hemp

1. HEMP (MARIHUANA)

Sin duda un tema delicado, el hemp es el producto alimenticio de la marihuana. En México el cultivo de esta planta está prohibido, así como su distribución y venta, pero la cosa es que su producción es sustentable con el medio ambiente y puede contribuir a la solución de problemas como la producción de petróleo y la deforestación. Es extraordinariamente nutritiva y hasta contiene propiedad para combatir el cáncer. El aceite que produce contiene todos los aminoácidos esenciales y su proteína tiene una calidad excepcional, con un mínimo de calorías. Hay incluso quienes aseguran que los gobiernos se rehusan a admitir los beneficios del hemp para proteger los intereses de las corporaciones… ¿Será?

Huevo

2. HUEVO (ORGÁNICO)

Vituperado por su alto contenido de colesterol, hoy se sabe que esta joya con cascarón es baja en calorías, alto en vitaminas y prácticamente perfecto en proteínas. Aunque también se ha dicho que la yema del huevo tiene efectos malos en la salud, pero se ha descubierto que en él existen proteínas que imitan la acción de poderosas drogas que reducen el ritmo cardiaco. La cosa es que tiene que ser orgánico adquirido en tiendas certificadas, porque las productoras de huevo utilizan procedimientos que involucran químicos, hormonas y hasta organismo genéticamente modificados.

Sal

3. SAL

Un auténtico demonio, en México entró en vigor una ley que prohibe a los restaurantes poner saleros en las mesas. Pero resulta que este trato es completamente injusto, sólo que hay sal buena y sal mala. Por ejemplo, la sal de mesa es recristalizada y tratada con químicos que precipitan los minerales que contiene, lo que puede causar problemas físicos. Por otro lado, la sal de mar contiene minerales “idénticas a los elementos de los que está hecho nuestro cuerpo y fueron encontrados en el primer océano de dónde se originó la vida”, autora del libro Water & Salet, The Essence of Life. Ella misma afirma quetzales minerales son benéficas para el cuerpo por sus iones necesarios para balancear funciones corporales.

Coco

4. ACEITE DE COCO

Condenado por su alto contenido en grasas saturadas, la mayoría de este contenido está compuesta de triglicéridos de cadena media, que hacen bien al cuerpo. El ácido láurico es el principal contribuyente, con más de 40 por ciento del contenido, seguido del ácido cáprico, ácido caprílico, mirístico y palmítico. Entre sus beneficios está el cuidado del cabello y la piel, alivio del estrés, pérdida de peso, incremento de inmunidad, buena digestión y metabolismo, cuidado dental y fuerza en los huesos. Contribuye al combate de problemas del riñón, enfermedades del corazón, diabetes y presión arterial. Un tesoro tropical.

 

¡Consúmelos regularmente en tu dieta y verás como te sentirás mucho mejor!

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?