Revista Open
PUBLICIDAD

5 leyendas urbanas de la Deep web

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Todos los que hemos navegado en internet nos hemos enterado de la existencia de la Deep web; ese apartado de la red al que muy pocos tienen acceso y que se puede encontrar hasta lo inimaginable. Y es que esos rincones de la web se prestan para delinquir impunemente y en varias escalas, desde ventas de objetos robados hasta asesinatos.

Deep Web y sus misterios 

De esta parte tan oscura del internet se han contado infinidad de relatos, donde la maldad de los seres humanos no conoce los límites. En OPEN te traemos las leyendas más escalofriantes que no sabemos si son ficción o el resultado de la mente más enferma y retorcida.

 1.  “No entres a la Deep Web”

PUBLICIDAD

La historia trata acerca de un chico anónimo que relata su experiencia en la Deep Web. El chico va narrando todo lo que encuentra en aquellas páginas siniestras: Venta de armas, drogas, tráfico de órganos, contactos de asesinos y sicarios y un largo etcétera; mientras más se va adentrando en las profundidades va descubriendo más horrores como lámparas hechas con piel y huesos humanos, vídeos de asesinatos y torturas, pornografía infantil y todo tipo de aberraciones. Finalmente el chico aterrorizado, termina su navegación tomando todas las precauciones pertinentes, para descubrir con horror que le han dejado afuera de su departamento una fotografía de él mismo tomada por la cámara web de su computadora y la advertencia de que no vuelva a meterse por la Deep Web o las consecuencias serán fatales.

 

2.  Daisy´s Destruction

Se ha hablado de un vídeo en el que una pequeña niña a la cual se le conoce como Daisy es abusada, torturada, asesinada de la manera más cruel y brutal que puede existir. Algunos dicen que Daisy tiene alrededor 7 u 8 años, otros que sólo es un bebé pero sea cual sea la edad de la niña el acto en sí es lo más indigno que se le puede realizar a un ser inocente. Se cree que este video no es real pero podría estar inspirado en los actos de la organización criminal “No Limits Fun”, encabezada por el australiano Peter Scully quien producía y comercializaba videos de pornografía infantil y torturas por lo que es considerado como el pederasta más cruel de la historia. Scully y sus cómplices fueron detenidos en 2015.

 

inicio de daisy destuction

Fuente: vimeo

3.  Los aterradores conejos de Pascua

Han rondado por internet fotografías de niños pequeños llorando aterrados  y posando junto a ellos unas deformes y perturbadoras botargas del “conejo de Pascua”, un personaje mágico muy popular en Estados Unidos. Las fotografías datan de los años 60 a los 90 por lo que su calidad no es tan buena como la de las fotografías actuales, sin embargo, lo escalofriante del  asunto podría ser que los hombres disfrazados son parte de una banda de pederastas que aprovechando las tradiciones, se acercaban a los niños para saciar sus enfermos gustos.

Fuente: Pijama surf

4.  Red Rooms

Se dice que en lo más recóndito del internet existe un sitio tan secreto como espantoso que ofrece un servicio muy particular: Por grandes cantidades de bitcoin, puedes presenciar, participar e interactuar en el asesinato o tortura de alguna persona, ya sea de manera directa o en la comodidad del hogar mediante live streaming. Una de las variantes de este macabro espectáculo es el “Vega Ring” donde se observa un combate a muerte entre dos personas, sólo una quedará viva.

Fuente: El portal del miedo

5.  Lolita Slave toy

Un cirujano de buena posición económica, cuenta con lujo de detalles como consigue chicas pre adolescentes en precarios orfanatos y las lleva a su hogar, ahí comienza un horrendo destino para las niñas, pues el doctor las transforma en juguetes sexuales vivos amputando sus extremidades, cortando sus cuerdas vocales, extrayendo sus dientes y sometiéndolas a diversas torturas físicas y psicológicas para doblegar su voluntad. Muchas niñas no sobreviven a todo el proceso y las que sí, son vendidas por la “módica cantidad” de 45, 000 dólares.

Fuente: Youtube

No se sabe a ciencia cierta si la autenticidad de estos relatos está comprobada, pero si tenemos la certeza de que hay personas sin ningún tipo de escrúpulo, por lo que te recomendamos que siempre cuides de tus seres queridos y siempre seas precavido a la hora de navegar por internet.

Texto: Mariana Itzel Ramírez

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD