Cuidado personal Estilo
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

5 cosas sorprendentes que sucedieron durante el Porfiriato

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

El Porfiriato es un periodo en la historia de México que comprende de 1876 a 1911 y se le llama así porque la presidencia fue ocupada por el General Porfirio Diaz Mori; a pesar de que ya han pasado más de 100 años desde que sucedió esta etapa, aún hoy en día sigue dando de que hablar. Para unos fue una época dorada que modernizó a México, para otros significó la opresión del pueblo mexicano durante tres décadas.  A pesar de ello, en esta parte de la historia acontecieron sucesos que significarían un gran avance para la sociedad moderna mexicana.

Los acontecimientos que marcaron la historia de México 

1. La Huelga de Cananea

Corría el año de 1906 y durante esos días las condiciones laborales no eran nada parecidas a lo que hoy conocemos: jornadas de más de 12 horas, no había días de descanso, salarios ínfimos, lugares de trabajo bastante peligrosos y ni hablar de algún seguro o atención médica. Si las condiciones de trabajo eran difíciles, el riesgo se multiplicaba trabajando en las minas.

Fuente: Lifeder

PUBLICIDAD

 

El 1 de junio de 1906, los obreros de la mina de cobre de  Cananea, Sonora, perteneciente a la Cananea Consolidated Copper Company; pidieron a sus patrones que sus condiciones laborales mejoraran pues se encontraban en un riesgo constante y la paga era muy poca para todo el arduo trabajo que realizaban durante 14 horas diarias. Primero, lo intentaron de una manera pacífica pero debido a que el Sr. Greene se negó rotundamente, más y más mineros se unieron a la protesta y la huelga estalló.  El patrón asustado y al ver la producción parada, comenzó a llamar a las autoridades del estado y así fue hasta que la noticia de la huelga llegó a oídos de Porfirio Diaz.

Poco a poco, la noticia corrió a otras minas cercanas, las cuales inmediatamente brindaron apoyo. Al ver que la huelga estaba avanzando, los gobiernos como los empresarios extranjeros resolvieron reprimir las manifestaciones con el uso de la fuerza.

 

Fuente: La izquierda Diario

2. Fundación del manicomio de “La Castañeda”

En el año de 1910 se conmemoraba el centenario de la Independencia de México y que mejor manera de celebrarlo que con un moderno y cosmopolita hospital psiquiátrico. Por increíble que parezca, un manicomio representaba la modernidad y el progreso al igual que las grandes ciudades de Europa. Construido al estilo del manicomio francés de Charentón, el manicomio de la Castañeda abrió un 1 de septiembre de 1910. Contaba con 26 edificios, los cuales se dividían en 23 pabellones dependiendo de los padecimientos y enfermedades; por ejemplo:  el pabellón de gente distinguida donde se trataban a los pacientes provenientes de familias adineradas, el de los epilépticos, infecciosos (donde se albergaban a pacientes con enfermedades veneras como sífilis y prostitutas), el de los homosexuales , el de los “imbéciles” (pacientes con retraso mental) y un largo etcétera.

 

Fuente: México Desconocido

El hospital llegó albergar a personas que no eran enfermos mentales, si no también indigentes, delincuentes, presos políticos y personalidades importantes. Las condiciones eran infrahumanas y reinaba el caos, sumado con las malas prácticas médicas hacen que se cuenten diversas historias que van desde lo cómico hasta verdaderos horrores y maldad.
Funcionó durante 58 años y fue cerrado en 1968 antes de los juegos olímpicos en México. Actualmente es una gran unidad habitacional ubicada en Mixcoac.

 

Fuente: Pinerest

3. El nacimiento de la Catrina más famosa del mundo

Seguramente conoces a la figura de “La Catrina”, un esqueleto humano que porta un voluminoso y elegante vestido y sobre su cabeza un enorme sombrero decorado con flores y plumas. Pues bien, este personaje que no puede faltar en los festejos del Día de muertos es creación del grabador y dibujante José Guadalupe Posada, un artista que floreció a mediados del porfiriato y los primeros años de la Revolución Mexicana; su trabajo era ilustrar en periódicos de oposición los diversos acontecimientos importantes en la vida diaria y sobre todo, denunciar de manera gráfica los estragos de la injusticia, pobreza y desigualdad social que imperaba en esos años. Posadas se hizo famoso por sus dibujos de “calaveras”que representaban a todos los integrantes de la sociedad y en esos dibujos resalta la “Calavera garbancera”,un esqueleto con sombrero que tenía orígenes humildes pero que al mismo tiempo renegaba de sus raíces y quería adoptar el estilo y usanza europea.

 

Fuente: Mexicanísimo

Posteriormente, la “Calavera garbancera” encantó al muralista Diego Rivera, quien le dio el nombre por el cual todos la conocemos: “La Catrina” y que se convertiría en un ícono de México y su cultura ante el mundo.

Fuente: Cultura Genial

4. El baile de los 41 , la primer fiesta gay documentada en México

La madrugada del 18 de noviembre de 1901, una redada policial irrumpe en una casa ubicada en la cerrada de la Paz, hoy Ezequiel Montes en la colonia Tabacalera en la cual se encontraban 42 hombres; la mitad de ellos vestidos con elegantes trajes y la otra con hermosos vestidos, pelucas y maquillaje. Este escándalo llegó a oídos de la conservadora sociedad porfiriana quien no dejó de asombrarse por aquellas “malas costumbres” afectaran sus decentes y devotas vidas.

Fuente: Historias de la Historia

 

Originalmente, aprehendieron a 42 hombres, pero liberaron a uno por ser nada más y nada menos que el yerno del entonces presidente Porfirio Díaz : Ignacio de la Torre y Mier, esposo de Amanda Díaz y de quien también se rumora que tuvo un apasionado romance con el caudillo y revolucionario Emiliano Zapata.

 

Fuente: Wikipedia

 

5. Matilde Montoya, la primer mujer médico en México.

El 14 de marzo de 1859 nació Matilde Montoya Lafragua, una mujer que se convertiría en la primer mujer médico en la historia de México 28 años más tarde.  Matilde se inició en los estudios de la salud cuando sólo contaba con 16 años al estudiar en la carrera de Obstetricia y partera en la Escuela Nacional de Medicina, profesión que le dio cierto renombre y prestigio pero debido al machismo de la época, otros médicos comenzaron a desprestigiarla.

A los 23 años ingresó nuevamente a la  Escuela Nacional de Medicina, esta vez para estudiar la carrera de medicina; no le fue nada fácil a Matilde continuar con sus planes, pues algunos compañeros, maestros y la presión social de la época querían hacerla desistir de una profesión que era considerada sólo para varones; incluso los sectores más conservadores, la tacharon de “pervertida” pues decían que sólo se interesaba en estudiar medicina porque quería ver los cadáveres de hombres desnudos.
Por un conflicto de revalidación de materias de su bachillerato, los haters de Matilde encontraron el pretexto perfecto para que no pudiera continuar con sus estudios; por lo que a la futura doctora se le ocurrió una brillante solución: Escribir una carta al presidente Porfirio Diaz exponiendo su caso, el mandatario ordenó sutilmente que Matilde pudiera solucionar su problema académico.

Después de varios y largos años como estudiante, Matilde se graduó con excelentes calificaciones, preparó su tesis y solicitó su examen profesional el cual le fue negado debido a su género; nuevamente la pasante de medicina recurrió al General Diaz quien conmovido por la historia de lucha de la joven, decretó que las mujeres también podían recibir el título de médicos. Matilde presentó un riguroso y muy estricto examen en el cual Porfirio Diaz fue invitado de honor, así que finalmente se convertiría en la primer mujer médico en Cirugía y Obstetricia de México, animando así a las mujeres de su época a romper los roles tradicionales.

 

Fuente: Reforma

 

 

Texto por: Mariana Itzel Ramírez

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD