Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
Liderazgo femenino: el trayecto a la alta dirección en México
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
¡Mantente alerta! Todo lo que debes saber sobre COVID-19

Social

Liderazgo femenino: el trayecto a la alta dirección en México

Mujeres en puestos directivos contribuyen a aumentar la rentabilidad empresarial hasta un 20%. Pero aún son pocas las que alcanzan las posiciones más altas.


Escrito por: Sol Fuentes
Liderazgo femenino: el trayecto a la alta dirección en México

Según un reporte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) las organizaciones que cuentan con mujeres en puestos directivos mejoran en materia de creatividad, innovación, apertura y hasta en reputación. Sin embargo, pese haber sido reconocidas por su capacidad de colaboración, administración y escucha; todavía existe una importante disparidad en el número de puestos directivos e intermedios y en los salarios entre hombres y mujeres.

Recientemente LinkedIn elaboró el estudio Las mujeres en el mercado laboral mexicano, donde reveló una significativa falta de liderazgo femenino e importantes brechas que impiden el desarrollo profesional.

Algunos datos a tomar en cuenta

  • 17% de las direcciones generales (CEO) son mujeres Las posiciones de director de operaciones (COO) y director de tecnología (CTO) son en las que existe menor equidad.
  • 84% de los reclutadores reconocen que, en las compañías, existe una falta de impulso en el liderazgo de mujeres para mejorar la paridad de género, visibilidad sobre la inequidad, desconocimiento sobre cómo hacer los procesos de reclutamiento más diversos, una cultura corporativa antigua y pocas políticas de flexibilidad en el trabajo
  • 52% de las encuestadas declararon haber sido cuestionadas, durante alguna entrevista de trabajo, sobre su condición familiar: si tienen hijos o planean tenerlos pronto y si cuentan con apoyo para su cuidado.
  • De 10 mujeres, solamente cuatro ocupan cargos directivos y lo mismo sucede en los mandos intermedios (líderes de división, managers, gerentes), que  también están ocupadas en su mayoría por hombres (67%).
  • En contraste, los cargos de director de marketing (CMO), de comunicación (CCO) y de finanzas (CFO) son en las que existe mayor paridad, mientras que la posición de director de Recursos Humanos es donde existe mayor proporción de mujeres líderes.

Las empresas sin mujeres en sus consejos están perdiendo dinero: McKinsey

Los desafíos

Este video te puede interesar

Existen mitos sociales, culturales y organizacionales que frenan el desarrollo profesional de las mujeres. Por ejemplo, se considera una dificultad ser contratada para un mando alto el hecho de ser mujer y el aspecto se considera importante para el desarrollo profesional, según los profesionistas encuestados.

La investigación también tomó en cuenta la opinión de profesionales en Recursos Humanos, quienes externaron que la falta de mujeres en puestos directivos se debe a que la mayoría de los candidatos recomendados son hombres. Además señalaron poca disposición de las mujeres a sacrificar su vida familiar para ejercer los cargos.

El balance entre la vida personal y profesional es determinante para el desarrollo profesional en condiciones de igualdad para mujeres y hombres. Aunque los especialistas en Recursos Humanos reconocen que existen sesgos inconscientes de género en el reclutamiento para estos puestos, hay cada vez más historias de mujeres que están inspirando a nuevas generaciones a superar los desafíos.

4 mujeres en la cima

Flor López

Es la Directora global de Gestión del Comportamiento y Rendimiento de la Infraestructura de HP TI y directora de HP Inc. Flor considera que para lograr más espacios y romper los techos de cristal la mujeres debe moverse poco a poco y buscar el crecimiento que te pueda dar mayor visibilidad.

“Vas rompiendo de a poco y accediendo a los niveles más altos con mucho trabajo, empeño, persistencia y con ganas de seguir trabajando desde una gerencia hasta que se da la dirección”, comenta esta ingeniera en computación, quien ha escalado posiciones en la empresa de tecnología, donde se desempeña desde hace casi dos décadas.

Maribel Dos Santos Fernández

Es exponente de que es posible alcanzar el liderazgo femenino en cualquier sector. La actual directora general de Oracle de México relata llevar 31 años trabajando en una industria catalogada de hombres: la de las tecnologías de la información.

Para ella, este cambio de paradigmas comienza con la educación en el hogar. “Crecí en una familia en la que mi mamá siempre trabajó y educó a tres mujeres a que teníamos que ser algo más que amas de casa. Eso formó nuestro carácter”, recuerda.

La directiva considera que el techo de cristal son esos obstáculos que se pone la mujer porque parte de una educación que señala que los hombres son los que trabajan y la mujer se queda en casa. Pero asegura, “el mundo cambió y ahora es mucho más sencillo. Lo que hay que interiorizar es que las mujeres igual que los hombres tenemos las mismas capacidades, habilidades y además los mismos derechos. No esperen a que se los den, pídanlos”, alienta.

La ejecutiva está convencida de que las oportunidades de liderazgo son una combinación de factores en los que como mujer se debe estar lista, es decir, prepararse constantemente. “Aunque no quieras estar ahí, hay alguien que te está viendo y si no te lo ofrece, pídelo. Si estás lista, pídelo y si no lo estás, también porque aprendes en el camino”.

Myriam Cosío

Experiencia similar tiene la directora de operaciones de Clip. “Mi mamá era divorciada y sólo estudió hasta cuarto de primaria. Crecí con el ejemplo de una mujer que me enseñó a que se puede, a que no quiero depender de nadie y que si estoy es porque así lo deseo y no porque no tengo otra opción. Desde chiquita para mi fue claro, yo voy a ser una gran ejecutiva”, comenta.

Myriam aprendió que la mujer debe prepararse, pero además es importante entender a los hombres y crear sinergias con ellos. “Hemos abierto camino, pero todavía hay mucho por hacer”, reconoce.

La directora del agregador de pagos advierte que como mujeres no se puede llegar e imponer. “Estamos en un mundo diferente. Tenemos que llegar a adaptarnos y demostrar que realmente traemos valor a la mesa. En la variedad está la belleza. No tenemos por qué hacernos las duras, sino demostrar el valor de la diversidad. La maravilla de tener hombres y mujeres es aceptar el empuje, la retroalimentación y mejorar. Si tienes algo que no te gusta ve y dilo. Es parte de lo que no nos gusta y nos da miedo”, explica.

Tanya Moss

El liderazgo no es exclusivo de quien ha optado por hacer carrera dentro de una organización. También implica un reto para aquellas que deciden convertirse en su propio jefe y se han animado a crear un negocio propio. En este caso, como en el de aquellas que han decidido hacer carrera dentro de un corporativo, el apoyo familiar es fundamental para lograr un balance entre la vida personal y profesional, considera Tanya Moss.

Esta diseñadora dirige su empresa desde hace dos décadas. Reconoce que “una responsabilidad más implica menos tiempo para tu familia”, pero dice que la diferencia la puede hacer el apoyo familiar con el que cuentes.

“Fundé mi empresa a los 23 años. Mi esposo siempre apoyó mis sueños, tener a alguien que se quedara en casa era un no rotundo”, recuerda. A lo largo de su carrera como empresaria la diseñadora se ha dado cuenta de que son las mismas quienes se ponen barreras entre sí.

“En la empresa somos 100 mujeres, pero colaboro igual con mujeres que con hombres porque busco un cerebro con quien trabajar a la par. El sexo me es indistinto”, afirma.

Las barreras a derribar

Estas cuatro líderes coinciden en que lo primero internas que hay que vencer son las barreras internas: los conflictos por temas entre maternidad y desarrollo profesional, los roles o estereotipos a cumplir y la falta de motivación. Por eso son importantes los ejemplos de aquellas mujeres que han logrado llegar a la cima. Empezar a construir redes de apoyo y reconocimiento mutuo.

Los primeros pasos ya se dieron. El buen desempeño de la mujer en posiciones estratégicas ha abierto brecha para que las nuevas generaciones sigan escalando. Aquellas que están liderando áreas de Recursos Humanos también deben romper los preceptos establecidos, entender que la gente es lo principal y que la diversidad, primordialmente de pensamiento, es lo que hace la diferencia y la innovación.

Mamás empresarias famosas: Ejemplos de mujeres que inspiran

Imagen de Portada: Anton Petukhov

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?