Nuestros sitios
Compartir

Social

¿La venganza es dulce cuando nos rompen el corazón?

Por: Revista Open 12 Feb 2021

Cuando se termina una relación por terribles motivos como una infidelidad, es normal que nuestro deseo más grande se llame venganza…


¿La venganza es dulce cuando nos rompen el corazón?

La respuesta es NO

Ah!, eso dice porque no sabe, es que déjeme le cuento, me fue infiel y…

Este video te puede interesar

-ajá, dije que no, no es dulce, no es sana, no es bueno para usted.

-No, pero es que me dijo que se divorciaría… se metió con mi amigo… estaba en tinder…

Los seremos humanos somos terribles, la venganza es algo que nos apasiona imaginar de las formas más estrafalarias posibles.

¿Por qué? ¿por qué queremos ver sangre de quien nos decepcionó? Debo reconocer que me ha encantado escuchar venganzas imaginarias en las que el afectado está empoderado, con buen físico, con porra y autos de lujo mientras su ex le ve sufriendo de formas terribles.

Un rompimiento puede tardar más de 6 meses en sanar

La venganza no es dulce y te lo tengo que decir pese a que posiblemente preferirías una nota de tips para tener una revancha de telenovela.

Primero reflexionemos esto, cuando se decide entrar en una relación de pareja, se deben asumir los riesgos, puedes ganar mucho como también perder. Y eso es una realidad apasionante de las relaciones humanas porque si hubiera garantía de no sufrimiento, no sería lo mismo. Hay que vivir las emociones ¿Cómo explicarías el amor a alguien si no necesitas depositar tu confianza, si no requieres de arriesgar nada?

Bien pues esta horrible sensación de corazón roto suele deberse a situaciones tan diversas que van desde una desilusión porque no fueron compatibles como se tenía la expectativa hasta una infidelidad recién descubierta.

Cuando el amor se convierte en acoso, se transforma la relación en obsesión.

¿Cómo reaccionamos antes una desilusión amorosa?

Esto depende del nivel de madurez emocional, de recursos personales, entre muchos otros factores. Pero para muchos las primeras reacciones implican coraje, tristeza, impotencia, arrepentimiento, ira, desesperanza… y claro que esas emociones a muchos les traen estos deseos de vengarse de quien les ocasiona el mal. ¿De qué manera? Increíblemente diversas, algunos más maquiavélicos que otros. Por ejemplo:  quien lo primero que piensa es, no le diré nada y seguirépero le haré la vida imposible, otros que la venganza la quieren ejercer con quienes ni siquiera les deben nada, esas son representadas con ideas como “a partir de hoy voy a destrozar a todos los hombres” “ahora sí no vuelvo a confiar en ninguna y a todas les seré infiel”.

¿Cuánto tiempo me requiere superar la desilusión?

Pueden durar de semanas hasta años. Si hablamos de un noviazgo en la adolescencia que tenía menos de un año, pudiésemos hablar de unas semanas o en casos más extremos, hasta algunos meses. Esto es porque hay jóvenes con pocos recursos personales y con una tendencia hacia el rencor y la tristeza, mientras otros, son positivos y pronto reactivan sus actividades. A los adultos que tienen años de relación pudiese implicarles meses y en casos hasta 2 años.

En el intervalo del duelo puede oscilarse entre etapas de tristeza pasando al coraje y será en esta segunda en la que suelen aparecer los pensamientos de venganza. Entre más tiempo requiera para superar la desilusión, más minuciosa será la descripción de venganzas imaginarias.

¿Todos quieren vengarse?

Claro que no. Como decía arriba, hay madurez involucrada, algunas personas recurren a otros recursos personales que les ayudarán a salir sanamente de esto.

Pero entonces lleguemos a la cuestión que nos trajo a leer. Si no fuese dulce la venganza, ¿por qué razón no lo sería?

Entiendo que, para muchos, mientras siguen viviendo esa desilusión de que les rompieron el corazón, es bastante difícil aceptar que vengarse no será agradable. Lo cierto es que por más romántico que suene, el odio no trae paz, trae más problemas y provoca mayor malestar. En el caso de amar a la persona, por más deseos que se tenga de hacerle algo malo será imposible no sentir culpa y tristeza de ejecutarse el malvado plan. El amor es así, no se puede sentir placer viéndole sufrir pese al daño que pudiese habernos ocasionado.

Otro aspecto involucrado es que la venganza no es el medio para hacerte valer. Hay una paradoja en la que se ven atrapados. Si se vengan pareciera que están en una posición superior al otro, pero, al mismo tiempo se es inferior, pues al tener la necesidad de hacerle mal para recuperar la tranquilidad propia, se invalida la idea uno, la de posicionarse arriba. Porque la madurez implica la capacidad resiliente de recuperarte y no depender de que el otro la pase bien o la pase mal. Así que bueno, no hay escapatoria de la paradoja implicada.¿Cómo superar la traición sin venganza?

Ciertamente influirá lo sucedido, el tipo de relación que se tenía y por supuesto la personalidad del afectado, pero te dejo unos puntos a considerar:

  • Puede ayudarte evitar mirar todo el hecho desde una postura de víctima. Recuerda que hay más elementos involucrados, incluso la infidelidad en muchas ocasiones proviene de una falta de intimidad en la pareja. No una intimidad sexual, sino la que refiere a la confianza y al mostrarse el uno al otro tal cual se es.
  • Empújate a realizar actividades sociales y físicas. Encerrarte te sumergirá más en los pensamientos negativos que, al final del día, no te ayudarán a mejorar sino a sentirte peor.
  • No uses a otra persona para olvidar a alguien. Por un lado, involucra una incapacidad de estar solo y de enfrentar sólo tus adversidades sin la necesidad de otra pareja. Por otro lado, usar al otro como medio te lleva al sentir culpa. Además, claro, le haces daño.

Tras la ruptura de una relación amorosa, el sentimiento de venganza es inminente.

Si sientes que te sobrepasan las emociones negativas y no logras salir adelante, siempre puedes buscar la ayuda de un psicoterapeuta.

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?