Cuidado personal Estilo
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

Las reinas más perversas de la historia

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Seguramente has escuchado acerca de hombres como Vlad Tepes el emperador de Rumania o de Alejandro Magno, el conquistador del mundo antiguo. Estos personajes fueron famosos por sus hazañas y también por su rudeza, generalmente asociamos estas características con los hombres, pero algunas mujeres no se quedan atrás e incluso algunas han superado por mucho a sus compañeros varones.  En OPEN te decimos quienes son las 5 reinas más perversas de la historia.

Las 5 mujeres influyentes de la política

1. María Tudor de Inglaterra

También conocida como  Reina Maria I, esta monarca asumió el trono en 1555 y terminó su reinado en 1558.  Desde que inició en el poder esta reina juró que su reinado volvería a ser católico por la religión que profesaba su madre Catalina de Aragón, debido al resentimiento que sentía por la relegación a las que fueron sometidas por culpa de su padre Enrique VIII, María I comenzó una feroz persecución a todos aquellos que se unieron a la iglesia anglicana y al poco tiempo la prisión se encontraba llena, los prisioneros eran torturados con hierros al rojo vivo o por el estiramiento de brazos o piernas que les arrancaban confesiones para que posteriormente fueran condenados a morir en la hoguera o decapitados. Debido a su crueldad se ganó el apodo de “Bloody Mary”.

PUBLICIDAD

 

Fuente: History.com

2. Catalina la Grande

Ekaterina Alekséyevna mejor conocida como Catalina la grande, fue una de las mujeres más importantes en la historia de Rusia. Su reinado comenzó en 1762 y junto con él, comenzó el expansionismo de Rusia y por ello se ganó el mote de “La Grande”. Catalina se convirtió en una especie de mecenas, pues apoyó e impulso el arte en todas sus formas, incluso ella misma se definía como amante del arte y el conocimiento  y se auto proclamó como “Filósofa en el trono”. Hasta ahí todo se escucha normal, pero la zarina Catalina la dominaba un apetito sexual incontrolable; tuvo numerosos amantes y se rumoraba que en su habitación había muebles con figuras de falos, senos y parejas teniendo relaciones sexuales, los cuales fueron confirmados hasta la Segunda Guerra Mundial cuando un grupo de soldados alemanes entraron al palacio y se encontraron con muebles de contenido erótico.
La muerte de esta emperatriz ha estado cargada por un fuerte rumor:  Catalina la grade falleció debido a que fue penetrada por un caballo ¿ Extraño, no ?

 

Fuente: Brújula verde

 

3.  Didda de Cachemira

En el año 950 d. C , en la ciudad de Cachemira, India, llegó al poder Didda junto con su esposo el rey Ksemagupta. Durante 23 años reinó de manera tiránica y se rumoraba que usaba brujería para mantener a raya a su familia. Era famosa por torturar cruelmente a sus opositores y no dudaba en ordenar el asesinato de sus enemigos y de sus familias. A pesar de su crueldad, su figura es una de las más respetadas en India.

 

Fuente: Youtube

4. Elizabeth Bathory

La condesa sangrienta no podía faltar en esta lista por sus prácticas vampíricas. Se estima que durante su reinado asesinó aproximadamente a 650 adolescentes, ya que le gustaba beber su sangre y darse largos baños en ella con el fin de mantener su juventud. También se rumoraba que probablemente era un vampiro.

Fuente: flexdreams/ Devian Art

 

5. Ranavalona I de Madagascar

Tal vez no era tan conocida como las anteriores, pero sin duda fue una de las mujeres más crueles que hayan existido. Apodada como la “Reina Loca”,Ranavalona asumió el trono en 1828, inmediatamente después de la muerte de su marido Radama del cual se sospecha que fue envenenado por su esposa para conseguir el poder. Una de sus primeras medidas fue la de aniquilar a la familia de su difunto marido a quienes consideraba rivales políticos y que para evitar que alguien pudiese reclamar el trono, ordenó el estrangulamiento de las mujeres y niños pertenecientes al clan de Radama.

Persiguió incansablemente a todos los cristianos conversos y a quienes se negaban a abandonar su nueva fe, eran arrojados por acantilados, ahogados en grandes recipientes de agua hirviendo o quemados vivos.

En lugar de juicios, esta reina creo la “Prueba de Tangena” la cual consistía en que el acusado tenía que ingerir pieles de pollo crudas y un fruto venenoso llamado tangena, si no vomitaban y sobrevivían al veneno se declaraba inocente, pero si perecían eran culpables.

Aisló a la isla del mundo exterior, evitando el contacto con Europa, especialmente con Francia. Finalmente falleció a la edad de 80 años.

Fuente: Mis breves historias

Texto por: Mariana Itzel Ramírez

Foto de portada: Astrolabio

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD