Actualidad Trending
Estás leyendo:
Actualidad Una terrible realidad: El suicidio
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Actualidad

Una terrible realidad: El suicidio

El suicidio es silencioso…es un terrible peligro. Quien quiere quitarse la vida, no lo va a presumir ni gritar, simplemente lo hará.


Escrito por: Revista Open
Una terrible realidad: El suicidio

“SANTO MALVERDE PROTÉGEME PARA QUE NADA ME PASE” … “DIOS MÍO AYÚDAME A VENCER EL CÁNCER” … “DOCTOR, POR FAVOR DÍGAME QUÉ MÁS PODEMOS HACER” … “SEÑOR, LLÉVAME CONTIGO, YA NO QUIERO VIVIR”

TEXTO POR:

Psic. ERICK ROSALES / Instagram & Twitter: @erickroba

El suicidio tiene el estigma de ser algo espantoso, pero ¿te has preguntado qué piensan quienes no lo ven así? Aquellos de quienes pocos hablan, sus familiares porque les es muy doloroso, algunos medios lo evitan por miedo a que alguien lo decida hacer y quienes están por terminar con su dolor a través de su muerte lo mantienen en silencio para no ser detenidos.

La vida puede ser muy vacía para algunos, posiblemente en este momento alguien de tu entorno está planeando su muerte y no lo sabes. Cuando encuentran el cuerpo sin vida las preguntas del por qué lo hizo aparecen. Algunos dejan una carta de despedida a quienes su partida les causará gran sufrimiento, pero aún así, la muerte les parece la mejor solución a su dolor. ¿Hay señales que puedan indicar que alguien está próximo a provocarse la muerte?

Este video te puede interesar

La vida de un suicida

Existen gestos suicidas que son aquellas acciones que la persona realiza antes de partir, aunque no siempre éstas son evidentes para quienes las ven. La persona puede dejar un encargo a un amigo o familiar, explicando que saldrá de viaje y no está seguro de cuando regresará. Como fue el caso de un hombre que encargó a un vecino que cuidase de su perro pues éste le tenía cariño; le dejó bastante dinero para su manutención y su amigo sin imaginar replicó que no era necesario tanto y la respuesta fue que no estaba seguro de cuándo regresaría. Antes de quitarse la vida había calculado los años que podría vivir su perro fiel y en eso se basó para fijar la cantidad de dinero. ¿El amigo debió imaginar? Es difícil, generalmente cuando no hay un cuadro depresivo evidente, hasta después de la muerte atan cabos.

Acoso laboral: El temible mobbing

Otro caso real es el de un joven que aprovechó un fin de semana con casa sola, pues sus papás habían salido de viaje. Organizó una fiesta a la que invitó a todos sus amigos y una vez que todos partieron, sin imaginar lo que sucedería, éste se quitó la vida. Hasta después se pudo entender que fue su despedida.  Es difícil comprender el porqué un adolescente que se encuentra en una etapa que se suele tener ilusiones decida apagar su corazón. Otro ejemplo de gesto suicida podría ser el regalar algo muy significativo a un amigo.

La planeación de la muerte implica investigar los métodos más efectivos; cuando se tiene el caso de un intento de suicidio se debe considerar el método utilizado de acuerdo a una escala de peligrosidad, correlacionándola con el conocimiento que pudiese tener la persona. Por ejemplo, si hablamos de pastillas, es diferente si quien lo hizo es un enfermero que conoce cuál medicamento es más letal, a si ese mismo fármaco lo tomó alguien que no está familiarizado con el tema.

un hombre por cada 3 mujeres intenta quitarse la vida
La escala considera varios aspectos como, por ejemplo: en el ahogamiento, si se tiró al agua sabiendo o sin saber nadar, si se amarró algo con un gran peso sin posibilidad de escapar. En autolesiones se observa a qué parte del cuerpo fue dirigido el daño. Por lo delicado del tema, prefiero no darte esta información completa. Lo que sí puedo explicarte es, que de haber un segundo intento de suicidio, si en esta ocasión realizó una mezcla de métodos, es una clara señal de que la persona verdaderamente quiere morir y es un caso que debe tratarse con mayor severidad.

¿Te has sentido discriminado en un antro-bar?

Pero entonces aquí debemos considerar que hay diferentes personalidades las que suelen suicidarse. Algo muy presente en la persona que se suicidará es un bajo manejo de las emociones y poca tolerancia a la frustración. Una personalidad propensa es el trastorno límite de la personalidad (border line) debido a su gran dificultad para regular sus emociones y su constante miedo a ser abandonados. También quienes sufren de bipolaridad son propensos, en este caso suele ocurrir que al estar medicados se sienten bien, están estables por lo que deciden abandonar la medicación, es entones cuando es probable el suicidio.

Existen 5 tipos de suicidio:

  • Suicida desesperado: ellos tienen una idea de sí mismos, del mundo y del futuro completamente negativa. Para ellos no existe la esperanza de que podrán mejorar las cosas, no anhelan nada, no tienen ninguna razón para seguir vivos. Sus palabras son algo como “valgo madres, el mundo es una mierda y esto no tiene solución”.
  • Suicida histriónico: ellos tienen una gran necesidad de excitación y uno de sus síntomas es que sus intentos de matarse son extravagantes y pueden ser repetitivos. Este tipo de personalidad es el que puede querer llamar la atención, pero es importante dejar muy claro que es un bajo porcentaje, es decir, no es verdad que todo aquél que se intenta suicidar solo desea llamar la atención, es solo un mito. La persona histriónica puede hacer chantaje como de “si no haces tal cosa me mato”. Pero aun así se les debe tratar con mucha seriedad porque es muy peligroso. Te explico más: imagina que la persona toma una dosis de pastillas a las 5 de la tarde porque sabe que su pareja sale a esa hora y llegará máximo una hora después, momento en que alcanzará a llamar a los servicios médicos. Pero bien pudiese pasar que ese día llegó un poco más tarde porque se retrasó en sus labores, no podrá entonces salvarle la vida.

 

  • Suicida psicótico: ellos tratan de suicidarse por efectos de alucinaciones impositivas, órdenes que recibe de voces. Este tipo de personas son peligrosas y deben atenderlas únicamente expertos, pues en su alucinación pueden verte como un enemigo más. Imagina que cree que todos son extraterrestres, pudiese ser que el experto actúe diciéndole que llegó a salvarlo de todos ellos. Pero eso no siempre funciona, puede que considere que le quieres engañar y te ataque, así que ahí el que está atendiendo la emergencia debe huir.

 

  • Suicida racional: Este muchas veces tiene una enfermedad terminal y por eso ha decidido morir, porque suelen estar aquejados por dolores. Sin embargo, no siempre es por esta razón.

quizá nunca sabrás que alguien quiere suicidarse

En México suelen ocurrir suicidios de personas mayores que vienen aquí por la facilidad de conseguir la dosis letal sin receta o al menos con algo de dinero. Estas personas suelen tener todo planeado, se les encuentra en habitaciones de hotel con días pagados por adelantado. En ocasiones lo hacen en pareja, como fue el caso de una pareja de esposos que encontraron en un hotel de Guadalajara vestidos de gala, abrazándose el uno al otro con una copa en la mano y sus brazos entrelazados. Habían viajado a Pto. Vallarta días atrás antes de llegar a su destino final. Además de su nota pidiendo disculpas al hotel por las molestias junto una buena cantidad de dinero para que realizaran los procesos correspondientes como repatriar los cuerpos, también tenían todo listo en su natal USA. Son muchos quienes no desean vivir más su vejez y el suicidio asistido no es una opción fácil pues éste, en los lugares en que es legal, suele aplicar a una persona mayor con enfermedad terminal.  Entre 2015 y 2017 en CdMx hubieron 4 casos similares, eran extranjeros y habían consumido el mismo anestésico veterinario que según investigaciones se podía conseguir por 800 dólares.

  • Suicida impulsivo: Este caso también es muy peligroso porque no da ninguna señal de que se quitará la vida, ni la misma persona lo sabe. No hay gestos suicidas. Ellos ante un fuerte problema se matan sin haberlo razonado ni planeado. Un caso real es el de una mujer que se encontraba en el hospital cuidando a su hija que había intentado suicidarse. Cuando recibió la noticia de que su pequeña murió, salió corriendo y se aventó a camión que circulaba en la avenida, intentó matarse. Afortunadamente se salvó y pasadas las horas, ella misma estaba sorprendida de haberlo intentado, pues de hecho tenía otras dos hijas más pequeñas que quería cuidar.

Las mujeres suelen tener más intentos de suicidios, por cada 3 mujeres hay un hombre que lo intenta, sin embargo, los hombres consuman el suicidio con mayor frecuencia. Esto en proporción inversa nos da que por cada 3 hombres que se quitan la vida hay una mujer.

En México, por datos del INEGI entre 2010 y 2016, por el número de muertes que ocasiona, se está llamando al suicidio una epidemia, junto con la diabetes y la obesidad. Hay una alerta en Chihuahua, Yucatán, Campeche, Colima y recientemente se ha sumado Jalisco. Ya se han reportado casos de niños de 8 años que se quitan la vida. Algo muy triste es que estos niños decidieron suicidarse a causa de la violencia intrafamiliar, de acuerdo a la Secretaria de Salud de Jalisco y del Centro que atiende estos casos. Pero ¿cómo se puede dar cuenta la familia de estos niños si ésta es la razón por la cual el niño ya no quiere vivir? Recordemos que la violencia no son únicamente gritos y golpes, son también abusos sexuales por parte de padres, padrastros, tíos…

De acuerdo a la directora de SALME (Centro de Salud Mental en Jal.) sí es posible saber que el niño quiere suicidarse, pero se requiere mucho compromiso de la familia. No siempre el niño lo habla, pero sí lo expresa a través de dibujos. Por ejemplo: el que represente personas ahorcadas, dibuje cuchillos, tumbas, etc.

Es triste decir que uno de los principales factores para considerarse como potencial al suicidio es ser mayor de 60 años. Otros criterios para evaluar el potencial de la autolesión es el que haya habido intentos previos de suicidio en la persona, la combinación de métodos, letalidad del método, antecedentes de suicidio en la familia y la elaboración de un plan suicida. Otros criterios a considerar:

  • Ideas de minusvalía, ruina, fracaso y/o culpa.
  • Pobre control de impulsos.
  • Pobre tolerancia a la frustración.
  • Baja capacidad de afrontar el estrés.
  • Presencia de enfermedad mental.
  • Ser mayor de 60 años y vivir solo.
  • Presencia del agente para efectuar la muerte.

Hay casos en que la persona debe ser hospitalizada de forma inmediata. Esto lo debe de evaluar un profesional y con la autoridad correspondiente; si sientes que alguien es propenso, llegó la hora de comunicarte con un experto:

*Alto potencial de autodestrucción   *ideación suicida persistente *crisis psicótica   *ausencia de redes de apoyo socio-familiar  *peligro para sí mismo y terceras personas  *la persona ya no puede cuidar de sí misma *incongruencia entre lo que dice y su estado afectivo.

El suicidio es un problema que revela que no estamos bien como sociedad. ¿Qué hacemos para segregar a algunos? Recordemos que de acuerdo a estudios, los jóvenes con mayor propensión al suicidio son quienes pertenecen a la comunidad LGBTTI.

Para tener comunicación directa sígueme en redes sociales (@erickroba) y lee mi columna cada semana en Revista OPEN.

 

 

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?