Cuidado personal Estilo
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

Jaime Ibiza Diseñador y fundador – HILVANAR EXPERIENCIAS

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Texto: Carolina Haaz  Foto: Roman Gomez 

Más de diez años en la industria de la moda mexicana son un acto de resistencia. ¿Treinta y siete? Un mito. A esta categoría pertenece Jaime Ibiza, marca homónima tapatía especializada en marroquinería.

A mediados del año pasado, el estilo para mujeres adultas contemporáneas de Ibiza fue sacudido por una propuesta inesperada cuando Disney tocó a sus puertas para pactar una colaboración: bolsos que reflejaran a algunos de los personajes de su mágico imperio. “Al principio me pareció fuera de foco” –confesó Jaime en entrevista. “Instantes después, entendí que se trataba de un cobranding”.

Mala facha 2.0

Jaime Ibiza representaría a los personajes animados más famosos del mundo. Menudo reto. Lo que siguió fue una serie de colecciones con los rasgos propios de su marca –neutralidad y elegancia accesible– estampada con finos trazos de Mickey Mouse, la popular silueta de la “fashionista” Edna Mode de Los Increíbles y el discreto encanto de las princesas que a tantas niñas –ahora adultas– hicieron soñar. “Seguiremos la colaboración con Disney a lo largo de 2019 y 2020”, mencionó entusiasmado el diseñador.

El tapatío es heredero de una tradición marroquinera, pero para lograr la estatura como diseñador que hoy posee tuvo que perfeccionar su oficio en Italia e Inglaterra.

Una vez que se comprenden los procesos colaborativos, es imposible parar. A inicios de febrero se dio a conocer su cobranding con Peanuts, encabezada por el perrito Snoopy. La producción se hizo a través del proyecto Peanuts Global Artist Collective, donde siete renombrados ilustradores y artistas imaginan nuevos personajes para convivir con el simpático can.  Las creaciones conformarán un nuevo y más grande imaginario de la caricatura: desde los bolsos de Ibiza –ya a la venta– hasta murales por todo el mundo y otros tipos de arte objeto. ¿A qué se debe el éxito de estas colaboraciones? “Es un tema nostálgico”, apuntó Ibiza.

Un logo simbólico

La palabra stitch, que en inglés significa puntada, crucial en la construcción de una bolsa, ha sido resignificada por esta casa de diseño a través de su logotipo:

1 Abundancia

Se compone de dos “8” engarzados, que hacen referencia a la abundancia en la iconografía de la cultura oriental.

2  Infinito

Otra interpretación es que son dos signos de infinitud; el stitch nos refiere a una infinita abundancia, prosperidad, felicidad y riqueza.

3  Alegría

Para Ibiza, el signo “+” nos recuerda la necesidad de sumar en nuestras vidas para alcanzar un entorno de optimismo y plenitud.

PUBLICIDAD

“Nuestra filosofía es sumar. Para nosotros, eso significa prosperidad y abundancia.

Es algo que todos perseguimos y no estoy hablando de lo económico, que es sólo una consecuencia…”

Para ser realistas, hace años que la idea de que sólo un diseñador puede salvar a toda una empresa ha perdido credibilidad. Nadie lo logra solo. Tampoco Ibiza, y un recordatorio propio y para el mundo de esta verdad la lleva en un insignia. El “stitch”, como le ha denominado la marca, está encabezado por una cruz que simboliza “el acto de sumar en nuestras vidas, englobando un entorno positivo y de buena actitud que nos invita a llevar una vida plena y exitosa”.

En las disciplinas creativas, la figura del diseñador excéntrico de prominente ego prevalece en la cultura popular alimentada por el cine, desde la cómica Zoolander hasta la sacralización de la imagen de Yves Saint Laurent en el filme dirigido por Jalil Lespert. Para un creador del tamaño de Jaime Ibiza, con una importante presencia en el país, el ánimo colaborativo se ha convertido en uno de sus ejes rectores.

Es por eso que Jaime nos anunció una tercera colaboración con Benito Santos, diseñador de origen igualmente tapatío: “Como todos sabemos, Benito es experto en vestidos de noche; es uno de los grandes. Es por esto que decidimos lanzar una colección de bolsos de noche… y qué mejor que acercarnos a alguien tan reconocido como él. La colección tendrá el ADN de ambas marcas”, apuntó. Se estima que el lanzamiento estará listo para marzo de 2019.

Ibiza inauguró su marca en los brillantes años 80. Aquel mundo era otro. En momentos en los que el negocio de productos de moda se rige por nuevos mecanismos, sobre todo influenciados por el espectro digital, el diseñador reconoce lo siguiente: “Hace ocho años hicimos una recarga total; un rediseño en el cual empezamos a escuchar y a entender al mercado. No lo hacíamos bien antes, pero cuando tienes la humildad para aceptar que el mercado nos rige, tienes ganado un porcentaje muy alto”. ¿Qué piensa Jaime sobre la utilidad de las redes sociales en este rubro? ¿Sobre la comunicación inmediata? “¡Es una revolución! Y desde la moda estamos adoptando esa velocidad”.

Las tendencias de consumo se han acelerado y la comunicación inmediata ha tenido repercusiones serias en la forma en que consumimos el diseño: “La venta en línea nos ha dado mucha fuerza”, señala el diseñador. “Sobre todo a través de las tiendas departamentales ya establecidas en las que nos pueden encontrar los consumidores”.

3 datos

Era de hielo

Los objetos de piel están ligados al surgimiento de nuestra civilización, pero se ocuparon varios siglos para que aquello que era de primera necesidad se convirtiera en artículo de lujo.

Arte naciente 

A partir del año 4.000 a.C. empezaron las primeros aproximaciones a la marroquinería a partir del desarrollo del curtido de cuero en Egipto y 6 mil años después las prendas de piel tratada ya eran habituales en Europa, África y Asia.

Lujo a todo galope 

A partir de la Edad Media, la marroquinería entró en auge en Europa, sentando las bases para un mercado que luego dominarían Loewe, Enrico, Prada y Louis Vuitton.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD