Revista Open
PUBLICIDAD

¿Cómo procesa el chupe tu cuerpo? ¿Cómo lo daña?

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Agarrar la peda nos resulta muy sencillo cada fin de semana, sin embargo, el proceso que tu cuerpo realiza para poder absorberlo-desecharlo no es nada simple.
Claro está que nos gusta la sensación que nos provoca al momento: euforia, nos deshinibe, y nos hace sentirnos como que tenemos el control absoluto sobre todo pero tomar en exceso tiene varias consecuencias tanto físicas como psicológicas.

PUBLICIDAD

Tomar de vez en vez y con responsabilidad está dentro de lo “normal” ya que en la actualidad, evadir a este feo enemigo de la vida social es todo un dilema, sin embargo, te queremos platicar un poco sobre cómo procesa el alcohol tu cuerpo y los daños que va ocasionando lentamente al organismo:

¿ESTOY TOMANDO LAS PROTEÍNAS ADECUADAS?

El reflujo, las úlceras y todo tipo de malestares estomacales se hacen presentes durante y después de la peda.
Si tomas mucho y por largos periodos de tiempo, tienes riesgo de sufrir inflamación del pancreas, órgano que tu cuerpo necesita para funcionar bien.
El hígado cuando ya llevas unos añitos dándole duro, te puede llevar hasta la muerte.
Desnutrición y/o obesidad localizada.
Si hablamos de Cáncer te ayudará a obtenerlo en: hígado, colon, cabeza, cuello, mamás, boca, etc, etc…
Descontrola la presión arterial.
Daños en las neuronas lo que provoca pérdida de memoria y bajo control del juicio.
Dificultad para lograr una erección (¡Este seguro ya te pasó!) y a largo plazo impotencia.
La terrible depre post peda del día siguiente se puede convertir en depresión clínica y llevarte hasta el suicidio si consumes muy seguido.
Si es una madre embarazada la que ama irse a chupar, el bebé puede nacer mal o con predisposición a tomar.
Entre otras muchas más…

Ahora ¿Cómo procesa el alcohol tu cuerpo?

El proceso llamado “EL CICLO DEL ALCOHOL” consta de 4 partes:

La absorción: Pasa obviamente de tu boca al estómago y después llega al intestino delgado. A través del estómago (mucosa) pasa una pequeña porción al torrente sanguíneo aunque casi todo pasa a través del intestino delgado. En tan solo 5 minutos ya tendrías pequeñas partículas de alcohol en tu torrente sanguíneo aunque para que se vea reflejado al 100% tarda casi 90 minutos.

Ya pasada la absorción, empieza la distribución; proceso en el que el chupe ya absorbido por el intestino delgado viaja por todo el torrente sanguíneo, dirigiéndose a los órganos en donde se absorberá en proporción al agua que contenga.
El efecto que tendrá en tu comportamiento depende mucho de la concentración del mismo en tu bebida, ya que se pasea rápidamente por todo tu sistema nervioso central y ahí es donde se obtiene la temible peda, cuando ya existe un depresor del control absoluto del cuerpo y sus funciones.

Sigue la metabolización, que ya es cuando el cuerpo absorbe aquellos componentes de tu “cubita” que son asimilables. Ahí es donde el casi 90% del alcohol ingerido visita a tu hígado y lo transforma en compuestos como agua, anhídrido carbónico entre otros más.

SOY MUY DISPERSO ¿ALGÚN ALIMENTO PUEDE AYUDARME?

Y así es como el alcohol restante sale de tu cuerpo a través del aire que liberas al respirar y la orina; aunque por fluidos, lágrimas y un lento proceso de sudoración también sale. Esta parte se llama eliminación.

¿Y por qué engorda tanto?

El chupe alenta el metabolismo y se almacena en tu cuerpo ya que no puede ser eliminado por si mismo, es por eso que se transforma en energía que tendrá que ser expulsada con ejercicio y mucha hidratación. En resumen, dejas de quemar grasas y se te acumulan las mismas al tener exceso de energía ¡Tú sabrás!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD