Revista Open
PUBLICIDAD

BitCoin – LA MONEDA DEMOCRÁTICA

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Por @Mr_PinkFloyd

1998 fue el año en que por primera vez fue usado el término “criptomoneda”. Este apareció en una lista de correo conocida como Cypherpunks y el autor del mismo era un tal Wei Dai. En este, se sugería la idea de una nueva forma de dinero que utilizaría criptografía para controlar su creación y transacciones, dejando de lado a alguna figura central de autoridad. Fue hasta el 2009 cuando Satoshi Nakamoto escribe las primeras especificaciones de lo que hoy es Bitcoin, ¿en dónde?, en otra lista de correos, aunque esta vez era una lista especializada precisamente en la criptografía. Desde entonces, la comunidad ha crecido año con año de forma exponencial y hoy en día son muchísimos los desarrolladores que trabajan en Bitcoin a pesar de que el propio Sakamoto dejó el proyecto después de apenas un año abordo.

Bueno, y entonces, ¿Qué es Bitcoin?

PUBLICIDAD

Bitcoin es una red de consenso que permite un sistema de pago nunca antes visto , un dinero totalmente digital. Es la primera red de pago “peer-to-peer”, es decir, una red completamente descentralizada que es alimentada por sus mismos usuarios sin autoridad central o intermediarios. Desde una perspectiva de usuario, Bitcoin es más o menos como dinero en efectivo para el Internet.

Lo que preocupa a algunos inversionistas inexpertos y en general a cualquier persona que quiere “entrarle” al negocio, es que nadie es dueño de la red de Bitcoin. La “Moneda Digital” es controlada solo por sus usuarios. Mientras que los desarrolladores están mejorando el software, estos no pueden forzar un cambio en el protocolo Bitcoin porque todos los usuarios son libres de elegir qué software y la versión que utilizan para hacer su negocio digital, eso sí, para mantenerse compatibles entre ellos, todos los usuarios necesitan cumplir con las mismas reglas.Por lo tanto, todos los usuarios y desarrolladores tienen un fuerte incentivo para proteger este consenso, cosa que aunque suene difícil, hasta el momento se ha logrado, en términos generales al menos.

¿Cómo funciona Bitcoin?

Bitcoin no es más que una aplicación móvil o un programa informático que proporciona una cartera personal y que te permite enviar y recibir “bitcoins” con otros usuarios de la moneda, esta es la forma en que funciona Bitcoin para el grueso de sus usuarios.

Pero la “acción” esta tras las sombras, donde la red de Bitcoin se está compartiendo un libro mayor público llamado “la cadena de bloque”. Este contiene todas las transacciones procesadas, permitiendo que la computadora de un usuario verifique la validez de cada transacción. La autenticidad de cada transacción está protegida por las firmas digitales correspondientes a las direcciones de envío, permitiendo a todos los usuarios tener control total sobre el envío de bitcoins de sus propias direcciones registradas para su uso.

Además, cualquier persona puede procesar transacciones utilizando equipos de cómputo, de los cuales ya hay toda una gama etiquetados como “especializados” en Bitcoin, cualquier persona puede poner uno de estos equipos a trabajar para él de manera automática y obtener una recompensa en bitcoins por este servicio. Esto es llamado en el medio “minería”

Los usuarios están enviando bitcoins entre sí a través de la red todo el tiempo, pero a menos que alguien mantenga un registro de todas estas transacciones, nadie sería capaz de hacer un seguimiento de quién había pagado a quién. La red bitcoin se ocupa de esto recopilando todas las transacciones realizadas durante un período determinado en una lista, denominada bloque. Es precisamente tarea de los mineros confirmar esas transacciones y escribirlas en “el libro mayor”

Todas las transacciones de Bitcoin se registran en línea para que cualquiera pueda ver, otorgando una cierta transparencia al sistema, pero esta lista pública sólo muestra el ID de transacción y la cantidad de moneda transferida, y no te obliga a dar más datos. Sin duda, es precisamente este anonimato el que ha hecho que Bitcoin sea una de las monedas favoritas para el pago operaciones ilícitas y lavado de dinero.

¿Y cómo cobra ese dinero un minero?, “Para cobrar nuestro trabajo primero ocupamos tener una billetera para monedas digitales”, comenta Sergio. “Yo uso bitso.com, es de las más usadas en México, ya que de ahí mismo podemos convertir nuestros bitcoins a otras monedas, incluido el peso mexicano”.

Esto es por parte de los Mineros, aunque como en otros mercados, las mayores ganancias están en saber invertir, aunque nada es seguro.

PODRÍA INTERESARTE: EL VOTO MÁS ALLÁ DE UN TRÁMITE…

A lo largo de su historia, Bitcoin ha aumentado generalmente en valor muy rápido, seguido por una caída lenta y constante hasta que se vuelve a estabilizar. Algo que si hay que hacer notar es que Bitcoin es global y no se ve afectada por la situación financiera ni la estabilidad de ningún país.

Por ejemplo, la especulación sobre la devaluación del Yuan chino provocó en su momento una mayor demanda en China, que también ha levantado el tipo de cambio en los intercambios basados ​​en Estados Unidos y Europa. El caos global es visto generalmente como beneficioso al precio de Bitcoin puesto que Bitcoin es apolítico y se encuentra fuera del control o de la influencia de cualquier gobierno

En agosto de este año, Bitcoin anunció que se dividirá en dos. Los desacuerdos entre los desarrolladores sobre cómo operar  han llevado a una nueva ramificación llamada “Bitcoin Cash”  que operara también sin ninguna autoridad central o banco detrás de ella.

El nuevo despliegue es una respuesta a la creciente popularidad de bitcoin que está luchando para hacer frente a un gran número de transacciones con su tecnología de apoyo. La principal moneda bitcoin está adoptando un sistema llamado Segwit2x que mueve las transacciones fuera de la actual cadena de bloques, mientras que Bitcoin Cash usará bloques más grandes dentro de la cadena de bloques actual.

“Es un tema complejo, la verdad” reconoce Sergio. “Aunque la realidad es que a la mayoría -y me incluyo- no nos interesa cómo funciona, solo nos interesa ganar algo dinero” concluyó.

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD