Playboy Donde Ir Open Futbol Total Autobild Bleu & Blanc Cocina Vital Gourmet de México Diabetes Juntos x ti Soy Grupero Mujer de 10 Somos CDMX
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
Revista Open
PUBLICIDAD

10 aspectos a considerar antes de comprar coche

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

A menos que vivas en ciudades donde el transporte público es imposible o la secuencia de colinas sea interminable, te podemos decir que tener un coche es una idea a considerarse.Nuestra dependencia de los vehículos automotores ha llegado a tal grado que se están convirtiendo en un problema de salud pública (obesidad, contaminación, estrés… ¿te suena alguna de ellas?).

Un auto tiene sus pros y sus contras, aquí dejamos algunas cosas que debes revisar para buscar la mejor opción:

1.- Es una inversión

PUBLICIDAD

Un coche nuevo es una de las inversiones más fuertes que harás en la vida (a menos que seas un magnate, claro). Los coches se deprecian al minuto de la salir de la agencia, a menos que se trate de una edición de colección que, en todo caso, estarías comprando una pieza de arte, no un vehículo. Si de verdad no puedes prescindir de un vehículo, evalúa opciones y descubre cuál sería la mejor o si uno de segunda llenaría tus necesidades.

2.- El precio de mantenerlo

No es sólo la mensualidad y la gasolina. Un coche, además de eso requiere una serie de pequeños gastitos hormiga que terminan por ser un buen trancazo al checar tu estado de cuenta: Franeleros, cuotas de mantenimiento, mordidas, estacionamiento, autopartes, limpieza, seguros y servicios. Si lo que quieres es “ya no gastar tanto en taxis”, estás entendiendo muy mal las cosas; haz una tablita comparativa de ambas inversiones.

3.- Es poco equitativo

La infraestructura para que tú puedas manejar tu vehículo por la ciudad nos cuesta a todos, pero la realidad es que no todos tenemos coche. De hecho, los propietarios de vehículos para uso personal, son una minoría en ciudades como Cd. de México o Guadalajara. ¿No te subes al transporte público por su deficiente calidad? Tal vez si lo probarás o usaras más seguido, podrían provocar un cambio.

4.- Contaminantes

No, no puedes llevar tu coche a la verificación y desentender de él. No, además del smog, tu coche significa una contaminación del agua, del aire y del ambiente sonoro.

PODRÍA INTERESARTE: ¿CÓMO DEBO ADMINISTRAR MI DINERO?

5.- ¿Peligros?

Tal vez ves a esa bola de hippies en sus bicicletas y piensas que se exponen demasiado. Pues aquí hay un error ya que estadísticamente tienes más posibilidades de morir en un coche que en una bicicleta. Cuando alguien en bicicleta muere en un accidente, generalmente hay un coche involucrado.

6.- Los coches y las fiestas sólo combinan en los video musicales

Manejar y tomar es una de las principales causas de muerte entre los hombre jóvenes en México. Ni siquiera haremos un chiste aquí. De verdad, camina o toma un taxi.

7.- Es un transporte, no un símbolo de éxito

Viajes, gadgets, experiencias, comida y un estilo de vida relajado son las nuevos símbolos de éxito. Tener un depa increíble, conocer el mundo, probar cosas nuevas son las maneras actuales de decirle al mundo “me va bien en la vida”. No necesitas un coche nuevo para demostrar al mundo que eres un chingón.

8.- Engorda

Sí, créelo o no, tener coche engorda. La “cómoda” movilidad que ofrece un vehículo como el automóvil, termina por hacer un ser mucho más sedentario.

9.- No estás en el tráfico, eres el tráfico

¡Pum! Revelador, ¿no? Comprar un coche es sumar un coche más al parque vehicular de una ciudad. El tránsito no aparece de la nada, ni es culpa del otro. No. El problema de tránsito es porque la cantidad de vehículos excede las posibilidades de movilidad de una ciudad (súmale las malas programaciones de los semáforos y el deficiente sistema de tránsito que hay).

10.- Inversión económica y decisiones.

Piensa cuánto te costará tu flamante coche nuevo, ahora piensa en posibilidades que van desde tomar una vacaciones, arreglar tu casa (que siempre es buena opción) o incluso iniciar un negocio. Valora. Un coche no es “una inversión para toda la vida”, ya no son los cincuenta, los vehículos están hechos para tener un ciclo de vida y que tengas que comprar uno nuevo en un momento u otro. Piensa en todas las posibilidades de movilidad y si de plano no hay manera más que el coche, piensa en cómo puedes usarlo de manera más eficiente. Vamos, es tu privilegio, es tu responsabilidad.

Texto: Jimena Gómez / Walter Gassire

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD