Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Rommel Pacheco: “Nada como ser el mejor del mundo”

Por: Elizabeth Santana 04 Ago 2021

Al margen de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, recordamos la entrevista a Rommel Pacheco quien nos contó sus planes más allá de su carrera deportiva. […]


Rommel Pacheco: “Nada como ser el mejor del mundo”
Al margen de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, recordamos la entrevista a Rommel Pacheco quien nos contó sus planes más allá de su carrera deportiva.
01. Si los Juegos Olímpicos ya son lo máximo para un deportista, ¿cuáles son tus nuevos sueños? Dijiste que tras Río 2016 te retirarías.

¿Los nuevos sueños? Bueno, los Juegos Olímpicos sí son un sueño, pero creo que el mayor sería ganar la medalla de oro. Yo quisiera estar en Río de Janeiro colgándome una medalla de oro en el pódium. Es para lo que estoy trabajando, con todo el ánimo y todas las ganas. En cuanto a retirarme, cabe la posibilidad. Yo creo que valorando el resultado, tal vez siga un año más después de los Juegos Olímpicos. Pero no puedo decir que me voy a retirar después de Río o en cinco años. Ahorita me siento bien, puedo seguir mientras me siga gustando y tenga un buen nivel.

02. Río de Janeiro tiene fama de ser una ciudad muy divertida. De todas las urbes a las que has ido, ¿cuál escogerías para vivir?

Este video te puede interesar

¡México! ¡Mérida! La verdad es que yo soy muy patriota. Me gusta mi país y mi ciudad. De hecho un plan a futuro es regresarme a vivir a Mérida. En Tailandia la cultura es distinta; Barcelona es muy pintoresca y con mucha cultura; Turquía, China, todas son muy bonitas. (Silencio) He visitado como 30 países, yo creo… Pero no cambio a México.

03. ¿Por qué eliges a entrenadores chinos sobre los nacionales?

China es una potencia en clavados. Yo tengo una entrenadora china que llegó aquí en 2003. Tiene una técnica más desarrollada. Combinar la habilidad de nosotros, mexicanos, con la técnica china ha hecho que podamos entregar buenos resultados. Mi entrenadora es Majin y a su cargo tiene a Shishiyan, a Juanchi… No me sé bien sus apellidos (risas), pero ése es el nombre de ella. Uno es Sebastián, otro es Epifanio (risas)… Se ponen así para hacer sus nombres más mexicanos.

Sí. Me gusta la política y ese medio. Acabando mi carrera, me gustaría empezar y ayudar al deporte, contribuir aunque sea un poquito a hacer de México un mejor país.

05. ¿Cuándo, dónde y con qué cargo?

Pues sería en unos cuatro años tal vez. Empezaría en Mérida porque yo soy de ahí. Primero me gustaría ayudar a mi estado, Yucatán, y poco a poco ir creciendo. Y me encantaría verme en un futuro como Gobernador de Yucatán.

06. ¿Y por qué no preferir un cargo en la Federación Mexicana de Natación o en la Federación Internacional de Natación?

Para la internacional me gustaría, y no hay prisa, porque los presidentes son algo mayores de edad, en general. Así que pudiera hacer mi carrera política y posterior a eso meterme a la Federación Internacional de Natación, que estaría bien porque son personas de edad avanzada y les falta un poco de dinamismo, y hay que hacer todo más movido (risas).

07. Tenemos ejemplos de deportistas que se han metido en la política y no les ha ido tan bien, ¿tú cómo te has preparado?

Pues estudié una carrera (Administración), eso es importante. Y tener un cargo público es administrar el erario, el dinero, todo. Creo que tengo un punto a mi favor porque soy una persona de bien que siempre me he comportado de manera correcta y dado un buen ejemplo; y además me gusta ayudar, no sólo es por estar ahí. Así como me gusta tener resultados para posicionar a México a nivel mundial en lo que hago, me gustaría ayudar a que haya menos pobreza y obesidad, más salud y educación.

08. ¿Pero cómo estudia alguien como tú que siempre está entrenando o en competencias?

(Mueca) Pues con mucho esfuerzo, dedicación, y muchos años de estar ahí… Prácticamente paso todo el día en la alberca. Tardé mucho más de lo que un estudiante tarda en terminar una carrera, pero la acabé. Y tengo el título y todo listo para utilizarlo cuando me retire.

09. Seguido tuiteas el hashtag “#nopainnogain”. ¿Eso resume tu disciplina de vida?

Más o menos. Como te das cuenta, el deporte sí es muy bonito, pero hay veces que haces un clavado nuevo, y algo pasa, o te pegas. Y así es el deporte, así es la vida, las cosas cuestan, y cuando ganas, todo lo que pasaste lo disfrutas mucho. Sí soy obsesivo en el trabajo. Si me ponen una cierta cantidad de clavados y no me salen, pues hago una más hasta que me salga, eso sí. Pero tan estudioso del deporte, no.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Rommel Pacheco (@rommel_pacheco)

10. ¿Qué cosas que hace la gente “normal” has tenido que sacrificar?

Estar con mi familia. Desde los 11 años me vine a la Ciudad de México y mi familia se quedó en Mérida, ése ha sido uno de los grandes sacrificios. No haber podido compartir el cumpleaños de algún primo, o los xv años, el no ir tanto de fiesta o cui- darme. Tratar de dormir temprano todo el tiempo. Ser muy estricto en muchas cosas. Pero es un estilo de vida que tengo desde siempre, no me pesa del todo.

11. ¿Qué privilegios has obtenido por ser Rommel Pacheco y que nunca imaginaste que ibas a lograr?

El reconocimiento de la gente. Las entrevistas y aparecer en medios. Ganar una medalla para México y para mí, escuchar el Himno Nacional en el pódium, portar el uniforme de México. No todos tienen esa posibilidad y cuando gano siempre agradezco hacer lo que me gusta.

12. En febrero ganaste oro en la Copa Mundial de Clavados en trampolín de tres metros. Tenías prohibido usar el uniforme oficial tras la suspensión de la Federación Mexicana de Natación (FMN) por parte de la Federación Internacional de Natación (FINA), y te presentaste con una camisa de Popeye para la premiación.

(Risas) Sí. Nos dijeron que no podíamos portar el uniforme de México ni ninguna insignia nacional durante la presentación y la premiación. Así que me puse mi playera favorita y de mi personaje favorito. Traté de estar lo más a gusto y feliz posible. No hay nada que yo pueda hacer, es un orgullo para mí ser mexicano y es por lo que represento a mi país. Independientemente del uniforme, todo mundo aquí sabe que soy de México. Al final no hay nadie que diga que este resultado no es de México.

13. También tenías prohibido cantar el Himno Nacional y lo entonaste. No hubo una instrucción concreta.

En ese momento yo sentí cantar el Himno Nacional, y estaba presente la Bandera y el himno de la fina y yo estoy afiliado a ella, pero en mi sentir está México.

14. Vimos tus ojos durante la premiación, ¿tenías ganas de llorar por escuchar el himno de la fina y no el de México?

(Silencio) Me hubiera encantado escuchar el Himno de México, que de hecho sí se escuchó. ¡Se escuchó de mi ronca voz! Y disfruté el ganar. Nada como ser el mejor del mundo. Esta situación en la que estamos es muy ajena a mí, por ello lo veo de la mejor manera posible, y lo comparto con los mexicanos.

15. ¿Existe peligro de que no podamos ver la Bandera de México en la natación de los Juegos Olímpicos?

No sé cómo se vaya a resolver ese tema, pero estoy seguro de que habrá una solución positiva. Habrá que esperar y mientras tanto, entrenar y trabajar fuerte. Yo competiría con la bandera del Comité Olímpico Internacional, ése sería el peor de los escenarios, espero que no suceda. Y si llega a pasar, tendré que cantar más fuerte el Himno Nacional.

16. Paola Espinosa,tupareja,también es clavadista. ¿Compiten entre sí?

No. Todos los clavadistas que estamos acá sabemos que nuestro deporte es privilegiado pero tenemos un compromiso: dar resultados. Que alguien gane una medalla te alegra o no, pero te compromete a seguir trabajando para no quedarte atrás.

17. La escuela mexicana de clavados es de las más grandes del mundo. Y sin embargo, contra el futbol, a los nadadores sólo los ven en el año olímpico…

México tiene un número importante de clavadistas de buen nivel, los nacionales son bastantes peleados y cualquier descuido te puede dejar fuera. Esto incrementa el nivel interno. La verdad, los deportes olímpicos son vistos, pero cuando tienes un resultado te voltean a ver más.

Paola “La Wera” Kuri: “me dijo que las niñas son de chocolate”

18. ¿No te encela la atención que le dan al futbol?

El futbol es un deporte muy querido no sólo en México sino en el mundo. Mueve dinero, prendes la televisión y en todo momento tienes futbol. Creo que sí hay que darle un poquito más de difusión a todos los deportes. Clavados es un deporte muy padre y bonito para que lo conozcan y siga creciendo. En los Olímpicos de 2012, ¡hasta yo fui a ver el futbol (risas)! Estuve ahí echando porras.

19. ¿Qué necesita alguien para subirse al trampolín y tirar un clavado en unos Juegos Olímpicos?

Trabajo, esfuerzo, entrega, constancia, dedicación, lucha y una mentalidad muy fuerte y positiva para que puedas implementar todo en la competencia. Para ser un buen clavadista debes tener un físico adecuado, estar delgado, ser rápido, fuerte, coordinado, valiente, y muy bueno para competir.

20. Ganaste nueve veces el Mérito Deportivo yucateco, ¿no te aburres?

No. Siempre cualquier logro, medalla o estímulo es padre. Lo agradezco y sé que va a ser un periodo. Cuando me retire ya no habrá ningún reconocimiento de ese estilo. Espero juntar muchos para que cuando esté viejito y lleve a mis nietos a caminar al Jardín del Deportista en el Estadio Salvador Alvarado, donde te ponen un pequeño monumento cada vez que ganas, yo pueda decirles: “Mira, ése es mío, ése es mío”. Es algo que va a durar.

Con información de Playboy México

 

NOTAS RELACIONADAS