PUBLICIDAD

Así se vivió CEREMONIA…Simplemente excelente…

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

POR: INGRID CUBAS

GALERÍA AL FINAL DE LA NOTA

La sexta edición del festival Ceremonia resultó toda una fiesta de música, inclusión y propuestas audiovisuales que hizo match perfecto con la audiencia, pues además de tener un cartel basto y prometedor, la organización permitió disfrutar a una mayor cantidad de artistas dado a la puntualidad en la logística y la cercanía entre escenarios.

El ambiente comenzó con Mint Field en el escenario Corona y continuó con Wet Baes sobre el escenario Ceremonia, para inaugurar el espacio donde Beck cerraría la noche con broche de oro unas horas más tarde. Entre canciones melódicas se ganaron los aplausos de los presentes y ganaron más de un seguidor que apenas los estaba descubriendo.

PUBLICIDAD

Mientras algunos aprovechaban la hora para conocer las propuestas gastronómicas del evento, otros se paseaban para descubrir las activaciones en las que podrían interactuar durante el festival como el Silent Room, una especia de escenario donde tocaban unos Djs para quienes accediran a entrar y usar audífonos, de modo que se armaba una fiesta en silencio, única para quienes se enchufaban a los audífonos.

El toque sensual de la tarde se encendió con Girl Ultra, quien dijo estar contenta y amar a su público. Para sorpresa de algunos, interpretó un cover de Miguel Bosé: Morena Mía, tema que al finalizar empleó para mandar saludos al cantante español, de quien dijo, le encanta su música.

Aunque Lophille tardó un poco para salir en la Carpa Camp Roswell, una vez afuera no escatimó en compartir su energía con la audiencia. Sus beats colocados en el momento adecuado pusieron a saltar a todos los espectadores, que sorprendidos enloquecieron con la inclusión de un tema de Margarita la diosa de la cumbia. Por otro lado, Kinder Malo & Pimp Flaco se dedicaban a interactuar con el público, que respondía con ovaciones a sus rimas tanto entre canciones como con música.

Sobre el escenario Ceremonia Cuco decidió que era buen momento para estrenar un tema que confesó haber escrito tan sólo 3 días atrás, pero sin duda, la parte preferida de los asistentes fue cuando interpretó “Lo que siento” seguido por  A.Chal, quien se mostraba satisfecho con la reacción del público en su primera visita a México. Curiosamente, aunque se expresaba en inglés, tenía la delicadeza de traducir todo cuanto decía, para comodidad y entendimiento de todos los presentes, que también disfrutaron de su ritmo. Posteriormente, Bomba Estéreo hizo su aparición y mientras tocaban algunos de los temas favoritos de los presentes, admitían disfrutar la energía que se respiraba la tarde del sábado 7 de abril en el Centro Dinámico Pegaso; sin embargo, muchos se quedaron con ganas de bailar al ritmo de “Fuego”.

King Krule fue una de las grandes revelaciones de la tarde; pese a su corta edad, tiene una gran proyección escénica que se combina con el manejo especializado de instrumentos y pedales que terminan por dar eco a su poderosa voz en torno a su energía prominente. Prácticamente tenía a muchos con la boca abierta.

Caribou hizo lo propio dejando a todos sumergidos en una ola de ritmos agradables y C. Tangana pedía a gritos la respuesta del público para hacer su presentación entre efectos especiales como lanzamientos de fuego, CO2 y chicas que lo acompañaban bailando sobre el escenario; la sorpresa para todos fue la presencia de Jesse Baez acompañándolo y la interpretación de “Siempre”, un tema de Agorazein.

Llegó el momento de deleitarse con Beck, que entre canciones hacía partícipe a la audiencia asegurando que se sentía entre amigos, invitando a todos a ver la luna y a saltar con sus canciones; incluso, explicando el origen de algunos de sus temas más esperados como “Qué onda güero”. Haciendo gala del talento de los músicos que lo acompañan, se dio tiempo para presentar a cada uno y dejarles un solo que tenía vueltos locos a quienes se encontraban admirándolos y llegado el momento, admitió que no contemplaban tocar temas tranquilos pero que hablando con alguien tras bambalinas, los habían convencido de tocar un tema de Morning Phase, fue así que “Blue Moon” comenzó a sonar. Claro está que no faltaron los temas que ha estrenado después de su visita hace algunos años: “Wow” y”Colors” fueron algunos de los ejemplos de esta demostración de la versatilidad de Beck y sus músicos.

Llegó el momento de presenciar a Soulwax con un montaje de varias baterías, tonalidades blancas y plateadas que de vez en cuando, reflejaban la luz en momentos específicos de sus interpretaciones. Four Tet resultó un gran show para bailar, mientras que Tayhana tuvo el honor de clausurar el festival con euforia.

Tras el recuento de todas las emociones presentes en este festival, nos queda la promesa de que el siguiente año será aún mejor, por lo tanto ¡es imperdible!

 

 

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD