Nuestros sitios
Compartir

Laura, de Burning Witches: “¿Y ahora? ¿Me arreglo las uñas?”

Por: Arturo J. Flores 22 Sep 2022

Laura Guldemond es la vocalista nacida en Los Países Bajos, de la banda suiza de metal Burning Witches, que este fin de semana se presentará […]


Laura, de Burning Witches: “¿Y ahora? ¿Me arreglo las uñas?”

Laura Guldemond es la vocalista nacida en Los Países Bajos, de la banda suiza de metal Burning Witches, que este fin de semana se presentará en Expo Guadalupe en Monterrey, como parte del México Metal Fest.

Platicamos vía zoom con Laura de “The Witch of The North”, más reciente disco del grupo, además de su percepción de las bandas femeninas de metal y su pasión por la literatura fantástica.

Diva Satánica, de Nervosa: La Voz, Jeffrey Epstein y su regreso a México

Este video te puede interesar

“The Witch of the North” fue lanzado durante la pandemia, en 2021, por lo que para reforzarlo, tuvieron que ofrecer un show en línea, ¿cómo evalúas la experiencia?

Estaba muy nerviosa, porque era el primer show que dábamos en meses. Fue raro, porque no es común hacer algo así lejos de un escenario y tener que imaginar que hay un público delante de ti es lo más complicado.

¡Pero había que hacerlo! Debo reconocer que me sorprendió el manejo de las cámaras.

Entraste al grupo en 2019 y en muy poco tiempo, todo el mundo se tuvo que confinar.

¡Así es! “Dance with the Devil” fue mi primer disco, pero sólo pudimos tocar en seis ocasiones antes de que todo se cerrara.

¿Fue complicado grabar así?

Un poco, pero tampoco muy distinto a como se trabaja normalmente. Yo vivo en Los Países Bajos, así que sólo me encuentro a las chicas cuando vamos a dar conciertos. Es muy costoso volar, así que en realidad las veo poco. Suelo escribir y grabar desde mi casa.

¿Te emociona tocar en festivales, como será este fin de semana en Monterrey, el México Metal Fest?

¡Era lo que más deseaba en el mundo y lo estoy disfrutando mucho! Cuando dejé de tocar por culpa de la pandemia, pensé: ¿y ahora, qué haré? Quizá debería arreglarme las uñas o encontrar un nuevo hobby (Risas).

Casa Regia: Un pedacito de Monterrey en la CDMX

¿Qué era lo que querían plantear en “The Witch of the North” cuando empezaron a componer?

Queríamos escribir sobre mitología, clavarnos mucho más en contar una historia y que todo sonara más épico, más cercano a la vieja escuela. Una referencia que teníamos en la cabeza era lo que Metallica hizo al principio de su carrera, con estructuras mucho más complejas.

Anhelábamos conseguir algo como “The Rime of the Ancient Mariner”, de Iron Maiden, que es una canción muy larga, y aunque  nosotras no llegamos a esos extremos, sí intentamos contar una historia mucho más extensa. Si escuchas el disco completo, podrías transportarte a otras tierras, estoy segura.

Hablando de historias, ¿te gusta leer?

Me gustan mucho los libros de fantasía. Antes solía leer más, pero ahora no tengo tanto tiempo. Leo más en los días de fiesta. Disfruto mucho de Tad Williams, libros como “To Green Angel Tower”, que de hecho es el final de una gran trilogía.

8 datos que no sabías sobre la piratería de libros en México

Ahora creo que veo más series Netflix cuando quiero descansar (Risas). Fue muy divertido sumergirme en la mitología del norte, porque soy muy fan de los vikingos, pero leer te ayuda a conocer mucho mejor los detalles históricos.

Yo soy mucho de googlear detalles cuando quiero conocer algo. En “The Witch of the North” queríamos hablar de magia, pero también de sabiduría, porque en el fondo eso eran las brujas, mujeres muy sabias a quienes las diosas les dieron el poder de ver el futuro. Todo eso es muy metalero, así que teníamos que hacerle un disco.

Contar una historia así es una forma de hablar de feminismo, ¿no lo crees?

Claro, al final es un manifiesto. Quiero decir que me uní a esta banda por la música que hacía y no porque fuera una banda conformada por mujeres, aunque haya quien pueda creerlo así.

No creo estar tan dentro del feminismo, aunque tampoco ignoro lo que sucede, como el hecho de que hay más hombres que mujeres en el mundo de la música. Estoy consciente de que hay que luchar por los derechos de las mujeres, pero lo que más me gusta es hacer música, así que tampoco estoy metida en el activismo.

“Tod@s, algunxs o ningune”: el poder del lenguaje contra el machismo

Lo cierto es que seguramente empezaste escuchando agrupaciones de hombres, precisamente por lo que comentas.

De hecho, descubrí el metal gracias a Within Temptation, así que en realidad fue con una chica. Después de escucharlos, me atrajo mucho más la parte oscura del metal, las historias que contaban. Me hice muy fan de W.A.S.P. (que por cierto, también se presentará en el México Metal Fest) sobre todo del disco “Dying for the world”, que es uno de mis favoritos.

Luego me metí mucho con Judas Priest y Iron Maiden. Así empezó, así que sí, escuché a muchos hombres, pero más bien traté de escuchar un poco de todo, inclusive de new metal.

En el caso del México Metal Fest, hay bandas como Burning Witches, Nervosa, Crypta o Jinjer, que están representando a las mujeres en el metal y quién sabe, podrían estar inspirando a chicas muy jóvenes como te pasó a ti.

Sí, estoy de acuerdo. En mi caso, todo empezó a los 16 años, con lo que escuché en la radio y en MTV, en Los Países Bajos. La guitarra fue lo primero que llamó mi atención. Originalmente yo quería ser guitarrista, pero después me fui más el canto.

Pero a diferencia de los grupos que mencionamos, el sonido de Burning Witches está mucho más cerca del heavy clásico.

Soy muy fan del metal melódico. Casi siempre, mi voz se va más hacia lo melódico, lo clásico, como lo que hace Bruce Dickinson. Quizá no subo tanto ni grito, pero es ese tipo de música lo que me inspira.

Mariana Duele: un cuento con música de Oasis

Larissa (Ernst, guitarrista) es muy fan de Judas Priest y de Iron Maiden. A mí me gusta mucho W.A.S.P.  y Lala (Frischknecht, baterista) es más de Kreator y Destruction. Pero sí, creo que a todas nos gusta mucho la vieja escuela.

En el México Metal Fest tocarán grupos de muchas nacionalidades, desde Brasil, hasta Suiza o Alemania. Hubo un tiempo en que quizá eso era importante, ¿crees que Internet ya rebasó esas ideas?

Ahora distinto, sigue habiendo escenas locales. Por ejemplo, en Los Países Bajos tenemos mucho metalcore y black metal progresivo. Es lo que más se escucha.

En Alemania hay más thrash y heavy. Aún existe un poco de regionalización, pero ahora puedes derrumbar las fronteras porque existe YouTube.