Nuestros sitios
Comparte
Compartir

“Rubén Albarrán el Santo Patrono de la buenaondés”

Por: Iván Farías 15 Sep 2022

Una opinión de Iván Farías.


“Rubén Albarrán el Santo Patrono de la buenaondés”

Es interesante como esos artistas que se sienten cercanos a “la gente” viven en un mundo lejano y artificial, alejados, curiosamente de “la gente”. Dese hace unos años el público mexicano ha tomado a los muñecos del Doctor Simil para modificarlos, o como se le dice ahora customizarlos, es decir, tomar un juguete cualquiera y hacerlo tuyo.

Los muñecos de la farmacia son accesibles, tiene un precio de alrededor de los 120 pesos y al ser muy sencillos, se le pueden agregar accesorios y coserle ropita. Exactamente con lo que pasa con los “niños dios”, que acaban siendo disfrazados de otros santos, de jugadores de futbol y hasta de otras cosas.

Este video te puede interesar

Así, este regalo customatizado es entregado a las bandas y/o artistas que nos visitan como una especie de ofrenda que con el tiempo ha pasado volverse una costumbre.

Los que avientan el muñeco no están pensando en engrosar las arcas de un tipo tan detestable como Víctor González Torres. Es más, ya hay hasta estos muñecos piratas.
Hace poco vino Iron Maiden a México, Bruce Dickinson tomó los muñecos, se río, jugó con ellos y los puso en el bombo de la batería y ahí acabó el zafarrancho.

Rubén Albarrán, el santo patrono de la buenaondés en México, lo decapitó. ¿Te imaginas lo que pensó el compa que lo compró en México, lo arregló, lo llevó cargando hasta el concierto en Bélgica para que acabara siendo decapitado, como acostumbran los narcos en nuestro país?

En cambio, si lo hubiera tomado y agradecido no significaba que estaba de acuerdo con el siniestro Víctor González Torres, sino que entendía el gesto de su público.
“Gente del pueblo” que no le gusta lo que hace el pueblo.

NOTAS RELACIONADAS