Nuestros sitios
Compartir

Barbie: Adiós a la utopía de Barbieland

Por: Javier Pérez 20 Jul 2023

“Es el público adulto dispuesto a abrirse a la reflexión el que disfrutará este filme divertido, entretenido pero más que nada inteligente y propositivo”.


Barbie: Adiós a la utopía de Barbieland

Conseguir que el blockbuster de la temporada veraniega sea además un filme filosamente inteligente, provocador y con una carga social intensísima sobre los roles de género no es cosa fácil.

Pero Greta Gerwig lo consigue en Barbie, el filme de acción viva sobre la muñeca más famosa del mundo.

Este video te puede interesar

Barbie: Adiós a la utopía de Barbieland 0

El mundo plastificado de Barbie

Esto lo logra a partir de un colorido espectáculo visual lleno de tonos pastel, canciones pegajosas, montones de Barbies y Kens y la puesta en escena espectacular del mundo plastificado de Barbie con todo y las calcomanías que suplantan los objetos.

El tono: divertido, cuestionador, sarcástico, está puesto desde el principio, desde esa escena kubrickiana con la que abre el filme que es acompañada por una narración en la voz de Helen Mirren que explica las cosas a su modo, criticando y rompiendo la cuarta pared a cada tanto.

En Barbieland, donde está situada la historia que cumple visualmente con lo que se espera de un filme de Barbie, todo es perfecto.

Barbie: Adiós a la utopía de Barbieland 1

Cada Barbie tiene su rol: la doctora, la presidenta, la abogada, las de la Suprema Corte o las ganadoras del premio Nobel.

En busca de la “perfección”

La eterna perfección, sin embargo, se resquebraja cuando la Barbie estereotípica, interpretada con soltura por Margot Robbie, comienza a tener ideas diferentes a sus compañeras.

Cuando sus pies dejan de estar apoyados solamente de las puntas y sus talones tocan el suelo, y ella deja de flotar para moverse de la parte alta de su casa de los sueños a su convertible que se maneja solo (ninguna niña lleva a su muñeca por las escaleras, la desplaza nomás de un lado a otro), entonces tiene que buscar una solución, que implica viajar al mundo real.

Es ahí, en el choque de dos mundos contrapuestos, cuando la historia de Gerwig y Noah Baumbach consigue enlazar los conceptos e ideas de lo que representa Barbie en ambos mundos: de la utópica creencia que se tiene en Barbieland de que la muñeca ha ayudado a potencializar a las mujeres para convertirse en lo que quieren ser para estar bien consigo mismas.

Barbie se da cuenta, y con ella Ken (Ryan Gosling estupendo en su plastificada veta cómica), que en el pesimista y muy patriarcal mundo real al que llega (específicamente a Los Angeles, buscando el corporativo de Mattel) eso está lejos de ser así.

Los ejecutivos de Mattel, encabezados por el CEO interpretado por Will Ferrell, intentan poner a la muñeca en su caja, pero ella escapa y, ayudada por Gloria (America Ferrera) y su hija Sasha (Ariana Greenblatt), decide regresar para encontrar que su viaje ha tenido repercusiones radicales en Barbieland.

La cultura patriarcal de consumo

La película de Gerwig, que se inspira en la muñeca creada en los años cincuenta, rejuvenece su historia con un aire actual que refiere con inteligencia a los temas de la identidad y la pertenencia que han generado tantos debates sobre cuestiones de género.

Y lo hace sin olvidarse de que la muñeca ha sido tildada de representar lo más abyecto de la cultura patriarcal de consumo.

Barbie: Adiós a la utopía de Barbieland 2

La reflexión

Y en medio de un impecable diseño de producción y de un traslado preciso del mundo de Barbie a la pantalla grande con sus excelsos vestuarios coloridos, coreografías a lo musical cincuentero y canciones pegajosas.

Greta Gerwig añade certeros diálogos cargados de humor, mofas a los anacrónicos estereotipos de lo masculino y femenino y, encima de todo, una poderosa y minuciosa reflexión que genera cuestionamientos sobre las amplias y generosas posibilidades de la divergencia, sobre la apertura de mentes y las ventajas de disentir siempre dentro  de la tolerancia y el respeto.

Y todo ello sin olvidarse que estamos frente a un blockbuster que ha despertado la llamada fiebre rosa y que ha puesto nuevamente a Barbie de moda, pero también sin caer (aunque por un momento casi lo hace) en lo panfletario ni en lo apologético.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por BARBIE (@barbiethemovie)

Y Gerwig, cuyos trabajos anteriores incluyen Ladybird y Mujercitas, se cobija con un reparto de lujo que incluye a Simu Liu (de Shang-Chi), a la comediante Kate McKinnon, Issa Rae, Kingsley Ben-Adir, Emma Mackey, Hari Nef, la cantante Dua Lipa, John Cena y un crisol de actrices y actores que ensalzan la diversidad. Michael Cera, quien interpreta a Allan, el amigo de Ken, tiene de las aportaciones más divertidas de la película.

Y si bien la presentación del mundo de Barbie es deslumbrante y seguramente cautivadora para el público infantil, es poco probable que Barbie consiga mantener su atención. Es el público adulto dispuesto a abrirse a la reflexión el que disfrutará este filme divertido, entretenido pero más que nada inteligente y propositivo.

Zara lanza su nueva colección inspirada en la película de Barbie

Te recomendamos
Foto perfil de Javier Pérez

Javier Pérez

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial Samira Jalil: Disfruta el amor a la mexicana ¡Descárgalo GRATIS!