Actualidad Trending
Estás leyendo:
ARTICULOS El Krampus – el lado terrorífico de la navidad
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

ARTICULOS

El Krampus – el lado terrorífico de la navidad

La navidad es una época de paz , alegría , regalos y misericordia, pues en esta temporada todo se ilumina con luces de colores y […]


El Krampus –  el lado terrorífico de la navidad

La navidad es una época de paz , alegría , regalos y misericordia, pues en esta temporada todo se ilumina con luces de colores y el ambiente se llena de calor de hogar. Sin embargo, no todo es felicidad en las fiestas, pues a pesar de que predominan los ángeles y espíritus de luz, también se encuentran aterradores demonios.

Fuente : Pinterest

Vampiros icónicos de la historia

 

El Krampus, el maligno ayudante de Santa Claus

Todos conocemos a Santa Claus, aquel viejito bonachón y regordete, con una larga y espesa barba blanca, que trae regalos a los niños buenos en la víspera de Navidad, aunque en algunas regiones de Europa tiene su fiesta el día 6 de Diciembre. Papa Noel tenía un ayudante especial, cuya labor consistía en castigar a los niños malos, mientras que los buenos recibían juguetes y golosinas.

Fuente: Historias y relatos

 

Este aterrador personaje era una especie de demonio velludo negro, con lengua bífida como la de una serpiente, enormes cuernos, pezuñas y también cargaba unas pesadas cadenas que producían aterrador sonido cuando las arrastraba . El Krampus era notificado por Santa Claus si un pequeño era desobediente y mal portado y así poder azotarlo con las varas de un abedul o crines de caballo y si esto no era suficiente o las faltas eran muy graves, el Krampus metía a los niños en un cesto de mimbre para llevárselos al infierno durante un año.

 

El origen de este mito puede estar basado en las culturas paganas europeas, también comparte rasgos con los faunos y sátiros propios de la mitología griega. Con la llegada del cristianismo este ser adquirió sus connotaciones demoniacas y así mantener controlados a los pequeños de la casa.

 

Actualmente la figura del Krampus sigue siendo recordada en Europa, tanto así que en pueblos y ciudades de Austria y Alemania celebran el Krampuslauf , una fiesta  donde se bebe schnapps (bebida alcohólica) y los jóvenes se disfrazan del Krampus para asustar a la gente y perseguir a incautos por las calles.

Fuente: Mariazeller

 

Esperamos que te hayas portado bien este año, si no, podrías escuchar un andar de patas de cabra en tu sala…

Texto por: Mariana Itzel Ramírez

NOTAS RELACIONADAS