Cuidado personal Estilo
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
PUBLICIDAD

¡Salvemos el arrecife Mesoamericano!

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

La historia no miente. Basta echarle un vistazo para darse cuenta de lo devastadoras que resultan las catástrofes que afec- tan a nuestro país. Cuando menos lo pensamos, llega la temporada de huracanes, y con ella, una amenaza terrible para los ecosistemas de México. Específicamente, un extenso bosque submarino en el Caribe mexicano, cuya hermosura se sitúa aproximadamente a un kilómetro de la costa.

Se trata del Gran Arrecife Mesoamericano, el principal dique de protección de la costa frente a la furia de los huracanes que cada año arrasan con las costas de nuestro país; y es que este arrecife disminuye la fuerza del oleaje de las tormentas y huracanes hasta en un 97%, y de hecho por cada metro de altura perdido por este arrecife se triplica el impacto de estos fenómenos en las personas y bienes ubicados en la costa. Esto supone 1,300 kilómetros cuadrados de inundación en tierra.

PUBLICIDAD

arrecife mesoamericano

Ante este peligro, ha surgido una iniciativa inédita para proteger al arrecife. Se trata de una alianza público-privada que va más allá de la protección de personas y bienes frente a siniestros; esta, en realidad, se trata de la primera póliza que protege a un arrecife de coral, cuya longitud es de 60 kilómetros comprendidos entre Cancún y Puerto Morelos (que constituye la segunda barrera más grande del planeta, detrás de la australiana).

¿Qué onda con el sargazo?

Debido a que la restauración del arrecife durante los 30 días posteriores a un impacto de huracán es crucial, esta póliza está diseñada para permitir el desembolso de la suma necesaria capaz de ejecutar un protocolo de pronta respuesta, casi inmediatamente después de que la administración Nacional Oceánica y Atmosférica determine que un huracán categoría 4 o 5 golpeará esta zona. Y es que un evento de tales magnitudes supone una pérdida de entre 20 y 60% del coral vivo en el arrecife. Los protocolos serían ejecutados por los mismos creadores de la iniciativa: la CONANP, la CRIAP, el Instituto Nacional de Pesca, algunas ONG y la UNAM.

Las acciones de rescate comprenden desenterrar el coral que queda sepultado, el retiro de trozos muertos, volver a colocar algunos individuos en su posición original, pegar trozo rotos con cemento especial y sellar corales para que no sean consumidos por algas.

El arrecife más grande del hemisferio occidental

Importante refugio para varias especies protegidas o en peligro de extinción

Principales amenazas

Huracanes y tormentas Proliferación de algas Cambio climático, Contaminación, sobrepesca

Sistema arrecifal mesoamericano

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD