PUBLICIDAD

La vida antes del smartphone

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Si naciste entre los 80´s y principios de los 90´s sabrás que la vida se divide en un antes y un después. El smartphone vino a remplazar muchos de los gadgets y objetos que utilizábamos en nuestra vida diaria; a pesar de ello, fueron épocas muy felices. En OPEN te recordaremos los tiempos de tu niñez o adolescencia.

La evolución del iPhone 

 

Llegar a un destino

PUBLICIDAD

Ya sea una fiesta, la casa de un amigo, algún museo, teatro, cine o simplemente para las vacaciones familiares; si no conocías la ruta podías solucionarlo preguntándole a algún amigo o pariente que fuera experto en aquello de los caminos o cuando querías información más confiable acudías a la infalible Guía Roji, la cual era un libro que mostraba mapas y planos de distintas ciudades. También indicaba donde se encontraban gasolineras, hoteles, restaurantes y demás puntos de interés antes de que el GPS y apps como  Waze y Google Maps  existieran.

guia roji

Los 22 celulares que amábamos antes de los Smartphones.

Comunicarte con tu ligue o pareja

Para poder hablar con aquella persona especial debías armarte de mucho valor porque después de conseguir el número de su casa, debías marcar rogando que no te contestara su papá. Posteriormente llegaron los mensajes de texto que a veces te dejaban en bancarrota o si fuiste de los pocos privilegiados podías enviar notas de voz mediante los teléfonos de la compañía Nextel. Ahora con WhatsApp puedes darle los buenos días a tu amorcito ya sea por voz, mensaje escrito o tiernos emojis.

 

Llevar tu música a cualquier parte

Si eres un melómano de corazón sabes que es indispensable tener tu música contigo y si creciste en los 90´s, sabías lo afortunado que  eras al tener un Walkman donde podías reproducir tus cassettes favoritos y llevarlos a donde quisieras. Con el tiempo, estos aparatos fueron sustituidos por los discman que eran parecidos sólo que reproducías un CD. Posteriormente llegaron los reproductores mp3 y ahora, eres adicto a los servicios de streaming como Spotify o Apple Music.

 

Compras y pagos

Ir al súper, comprar ropa, juguetes, accesorios, comida y demás, significaba pasar tardes enteras de compras probando, experimentando e incluso era una formidable manera de pasar el tiempo. En el caso de los pagos de servicios, la experiencia no era tan amable ya que veías la vida pasar en largas filas eternas. Ahora todo puedes hacerlo con un sólo toque de tu smartphone desde la comodidad de tu casa u oficina.

 

Organizar un evento, reunión o fiesta

Se acercaba tu cumpleaños o alguna fecha especial y querías dar la fiesta del siglo. Para contactar a todos tus amigos, debías hacer varias llamadas telefónicas para confirmar la asistencia y así calcular la cantidad de personas que vendrían. Si el evento en cuestión era más formal, no podían faltar las invitaciones impresas. Aún así, nunca faltaba la llamada reglamentaria para corroborar si contaban con tu honorable presencia.  Hoy sólo es cuestión de crear el evento en Facebook o agregarlos a un grupo de WhatsApp, pero para muchos, las invitaciones a la “antigua” las consideran más personales y como símbolo de una muy buena educación.

 

 Superar un rompimiento amoroso

“Yo rómpere tus fotos y quemare tus cartas, para no verte más”  Así reza una canción de rock muy famosa a principios del 2000 y es que esta rola resume el como superábamos un truene antes de tener smartphone; eso sí, no podía faltar la clásica reunión con tus amigos. Ahora el primer paso es bloquear en todas las redes sociales, aunque en el proceso, algunos se las arreglan para stalkear a su ex.

Fotos

Si querías capturar los mejores momentos tenías que cargar con tu cámara y rollos fotográficos, tomar la fotografía y rezar para que esta saliera como la planeaste después del revelado para guardarlas en grandes álbumes o enmarcarlas en un bonito portarretrato.  Actualmente, sólo necesitas tu celular para tomar todas las fotos que quieras, incluso auto retratarte, lo cual era casi impensable hace 15 años.

 

Apagar las notificaciones del teléfono 1 día cambia la conducta 2 años

Convivencia

Salir con tus amigos, tomar un café en la oficina, pasear con tu pareja o comer con tu familia han cambiado drásticamente en la última década pues desde los niños pequeños hasta los tíos, se encuentran enajenados revisando en su smartphone. Hace algunos años, la convivencia era prácticamente sagrada y la mayor falta de respeto era ignorar al otro. Hoy esto es más normal de lo que parece.

 

Tu smartphone es un gran aliado y una de las mejore herramientas hasta para trabajar, pero no lo conviertas en una extensión de ti mismo; de vez en cuando regálate de la oportunidad de apreciar todo lo que tienes a tu alrededor.

Texto por: Mariana Itzel Ramírez

 

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Notas Relacionadas

No encontramos notas relacionadas.