Actualidad Trending
Estás leyendo:
Actualidad EFECTO COLMENA: Rescatando a las abejas
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Actualidad

EFECTO COLMENA: Rescatando a las abejas

Sin las abejas, el mundo simplemente no existiría y es por ello que hay que protegerlas. Actualmente, hay más de 20 especies en extinción…


EFECTO COLMENA: Rescatando a las abejas

La agricultura intensiva, el cambio climático y los plaguicidas son las principales causas de que en México alrededor de dos mil especies de abejas estén en grave riesgo de extinción. ¿Por qué es urgente detener esta situación? Las abejas son excelentes polinizadores, algo vital para la seguridad alimentaria, la agricultura sostenible, el medio ambiente y la salud del ecosistema. Son más que un insecto que produce miel y –sin ellos– el equilibrio del planeta estaría en peligro.

5 Animales que se salvaron de la extinción

Mediante sus labores de polinización, también ayudan a los productores a mejorar su rendimiento agrícola. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), menciona que la actividad de las abejas puede mejorar el rendimiento de la agricultura hasta en un 24%. Ante tal panorama, en 2016 un grupo de jóvenes formó “Efecto Colmena”, Asociación Civil sin fines de lucro que tiene como objetivo salvaguardar el bienestar de las abejas. Jerónimo Quiroz, cofundador, menciona que el mayor propósito es sanar la relación entre los humanos y las abejas. En entrevista, señala que hay desinformación respecto a la importancia de estos insectos, además de que la población mexicana “arrastra” un trauma desde la década de los 80 cuando abejas africanizadas llegaron al país y por ello se ha dado la eliminación por parte de la gente.

Sin las abejas el mundo simplemente terminaría

“Tuvimos la circunstancia de que en los 80 llegaron las abejas africanizadas, y de hecho es un error humano, porque se mezcló la africana con la europea para crear una especie de súper abeja; salió de laboratorios de Brasil y llegó a México. Las abejas africanas son más defensivas, viven en un ambiente donde los recursos son escasos. El experimento no salió como se esperaba y hubo muchos incidentes donde las personas fueron atacadas, hubo muertos y venimos de ese trauma. Llevamos treinta años exterminándolas”.

Las abejas viven en colonias donde se reparten las tareas bajo una organización social muy estructurada: reina, obreras y zánganos. Las obreras vuelan entre uno y 30 kilómetros en busca de flores para recolectar polen y néctar, permitiendo así que las plantas, incluidos cultivos alimentarios, se reproduzcan.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), México es el sexto productor a nivel mundial de miel. Incluso, las abejas tienen su propio día gracias a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU); desde 2017 cada 20 de mayo se conmemora el Día Mundial de las Abejas con el propósito de hacer conciencia entre la comunidad internacional respecto al importante rol que juegan en la preservación del planeta

También pueden apoyar desde su casa cambiando el entorno, sembrando plantas melíferas que sean alimento para los polinizadores, consumir productos de la colmena. En México somos malos consumidores y eso no ayuda mucho a los apicultores”, asegura Jerónimo Quiroz.

Jerónimo menciona que incluso están capacitados para atender casos de reubicación con insectos que tengan un alto grado de africanización. “Tenemos soluciones para hacer un mejoramiento genético de esa colmena a través de la introducción de una nueva reina inseminada. Cuando la reina esté dentro, depositará huevecillos con genética más amigable. Trabajamos con alguien que está certificado como criador de reinas”.

Las abejas están sufriendo problemas y necesitan ser protegidas

Sin embargo, cuenta Quiroz que también reciben solicitudes de distintos estados y estas reubicaciones las hacen a través del programa denominado “Red de Apicultores”. Consiste en que apicultores del interior de la República se contacten con ellos para formar parte de su base de datos; y en caso de que llegue un reporte cerca del lugar donde están, se pueda canalizar, atender y se reubiquen a las abejas.

Un granito de polen Los recursos de “Efecto Colmena”, aunque eficientes, no son suficientes; ante ello, buscan el apoyo de la sociedad civil y de empresas para poder llevar a cabo las reubicaciones. Existen diferentes formas de ayudar que van desde donaciones económicas, en especie, o hasta voluntariado; este último consiste en capacitación para poder dar pláticas en escuelas o lugares donde se solicite, así como trabajar directamente en las colmenas.

Incluso están abiertos a que las personas propongan una idea dependiendo de sus talentos o aptitudes.

Uno de sus objetivos a corto plazo es modificar la NOM-059-SEMARNAT-2010, una regulación que enlista las especies protegidas y donde no aparecen las abejas.

Por ello es posible que se exterminen sin que exista alguna consecuencia. El año pasado se presentó un punto de acuerdo ante el Congreso para poder realizar tales cambios. “Nos encantaría tener una colaboración con las distintas dependencias gubernamentales y hacer realidad el cambio de protocolo; asegurarnos que donde sean introducidas, el ecosistema sea adecuado, que se planten árboles frutales y flores”, dice. Pero los sueños no terminan ahí, pues también se encuentra en sus planes construir un santuario para las abejas donde las personas puedan visitar el lugar, convivir con ellas, tomar cursos y talleres.

REUBICACION

Además de la concientización que realizan respecto al tema, “Efecto Colmena” ayuda a la reubicación de las colmenas o enjambres con previo reporte, no lo hacen de emergencia, ya que hasta el momento no cuentan con la capacidad. Diario reciben – aproximadamente– cinco reportes y la respuesta depende del nivel de riesgo y la zona en que se ubiquen.

Para poder hacer el reporte se tiene que llenar una solicitud en su sitio de internet, proporcionar datos y adjuntar fotografías; de paso, se puede describir el lugar donde se ubican (casa, parque, oficina, un árbol). Ellos se ponen en contacto para solicitar más información y dar una fecha aproximada. El día del retiro de las abejas, un grupo de apicultores se las lleva y las trasladan a una zona en San José Villa de Allende, Estado de México. Hasta ahora han habido casi 100 reubicaciones con éxito.

TRES ACCIONES PARA PROTEGER A LAS ABEJAS

1.- Evita el uso de pesticidas o agentes químicos para atacar plagas en tu jardín ya que les provoca la muerte.

2.- Siembra plantas frutales y flores para ayudar a las abejas en el proceso de polinización; si no tienes mucho espacio, coloca pequeñas macetas.

3.- Instala fuentes de agua, necesitan estar hidratadas para recorrer largas distancias para la recolección.

Este video te puede interesar

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?