PUBLICIDAD

La bici con más estilo

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

En tiempos en que los consumidores buscan objetos, piezas y experiencias distintas que les confieran un carácter único, los vehículos también están sujetos a tales exigencias. Una bicicleta, por ejemplo, requiere de un diferenciador notable para poder convertirse en un objeto de deseo. Fern,marca que manufactura bicicletas (con base en Berlín), lo sabe perfectamente. De ahí que cualquiera de sus productos sea una pieza atractiva, irrepetible, que marca tendencia entre sus usuarios y en el público general.

PUBLICIDAD

Fern es una fabricante de bicicletas de turismo creada por Flo y Phillip, dos diseñadores apasionados del ciclismo, quienes luego de miles de kilómetros rodados decidieron establecer su propio negocio para transmitir toda su experiencia en rodadas a través de productos que llenan distintas necesidades entre todos aquellos que también aman el ciclismo. Es por eso que ha surgido una serie de entregas, cuyas características principales son el diseño y la satisfacción de las necesidades aprendidas después de largos viajes.

PODRÍA INTERESARTE: TOMA TU BICI Y ACTÍVATE

Chuck es el más reciente lanzamiento de Fern, que además trabajó esta bici en conjunto con Gramm, marca experta en producir equipaje aventurero de primera gama. El resultado es un vehículo de excelente factura y resistente, cuyo rendimiento resulta espectacular, así como dotado de un sinfín de posibilidades de equipaje para quien desea realizar un viaje tan largo como se imagine. La posibilidad de ordenarse a capricho con los componentes que cubran cualquier tipo de demanda la vuelven una bicicleta bespoke que un buen amante de ruta agradecerá de inmediato.

Chuck es una bicicleta híbrida entre una de ruta y una de montaña; ha sido construida para mezclar las mejores características de cada una de las versiones con el fin de convertirse en un ejemplar potente cuyos acabados se perciben de alta gama, con un diseño que seduce a primera vista y un desempeño envidiable. Todos estos aspectos la convierten en la bici que el ciclista urbano, el commuter o quien ame salir a trayectos fuera de la ciudad querrá tener en su garaje.

Con sus ruedas de 26 pulgadas, la bici pesa tan sólo 10.5 kilogramos. Precisamente es esta ligereza la que permite recorrer los caminos con la mayor fluidez sin importar su longitud. Por otro lado, Chuck cuenta con una transmisión 1x tan eficaz que el acto de escalar una montaña, por inclinada que esté, se convertirá en una tarea sumamente sencilla.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD