PUBLICIDAD

Los 7 pecados capitales en Las Vegas

Escrito por: Walter Gassire Gallegos

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Las Vegas, cuya leyenda se basa en juegos de azar, gánsteres y superestrellas, se ha convertido en un destino donde el fenómeno cultural es el hilo conductor. La ruda e indómita ciudad enclavada en el desierto de Mohave es hoy uno de los complejos turísticos más delirantes del mundo, donde la estética del exceso y las atracciones pecadoras avasallan los sentidos.

PUBLICIDAD

En medio de la noche, las luces neón estallan en las marquesinas de los casinos y despiertan una vorágine de emociones.

Paso a paso, se descubren megahoteles de lujo que evocan artificiosamente las capitales más glamourosas del mundo.

¿Donde te gustaría pasear hoy? En Nueva York, Roma, Bagdad, Montecarlo, París, Venecia, Egipto o, tal vez, visitar una isla de piratas o un castillo medieval. Éstos y muchos lugares más forman parte de la ilusión de Las Vegas, en cuyos bulliciosos casinos la ausencia de relojes hace perder –además de fortunas– la noción del tiempo.

Aquí te compartimos una lista para evadir la moral a través de cada pecado.

LUJURIA

Como bien dice el eslogan: “Lo que se vive en Las Vegas se queda en Las Vegas”. Así que también habrá que echarle un ojo a los consejos de los amantes de la vida erótica nocturna; los entusiastas afirman que cinco de los 10 mejores clubes de striptease en los Estados Unidos se encuentran en Las Vegas, lo que se debe a que los hombres y las mujeres que laboran en esos santuarios del hedonismo son de diversas nacionalidades y seducen con sus cuerpos irreales y bailes cadenciosos, haciendo que se le pare el corazón a cualquiera que los mire.

Para los hombres, la mejor recomendación es el Cheetahs Gentleman’s Club, un sitio clásico en cuanto a mujeres desnudistas se refiere, pues además de tener cuerpos de ensueño son amables con los visitantes desde antes que éstos suelten su primer billete.

 

Otra alternativa para los fans del porno es asistir a los premios AVN (Adult Video News), considerados como los “Oscares” del cine porno y otorgados a la industria del cine para adultos, abarcando casi un centenar de categorías. La primera ceremonia se celebró en 1984 y regularmente la gala se celebra durante la Adult Entertainment Expo, que tiene lugar en el primer trimestre del año.

PEREZA

Cada hotel es un microcosmos del exceso: los resorts son como pequeñas ciudades y sus calles interiores están repletas de tiendas de diseñador, restaurantes de clase mundial, bares, museos, atracciones turísticas y juegos de realidad virtual.

Pero Las Vegas renueva sus atracciones todos los días. Como es el caso del Hotel MGM Grand, que cuenta con la exclusiva Mansion at MGM Grand, una recreación de una amplia finca privada inspirada en La Toscana, con servicio de mayordomo las 24 horas, los siete días de la semana. Las diversas villas mediterráneas de diseño exclusivo tienen opciones desde una hasta cuatro habitaciones y las más impresionantes tienen su propia piscina techada. Los precios del complejo no están en la lista, pero sabemos que cada noche puede tener un costo de hasta 25,000 dólares.

IRA

En Las Vegas existe una rica serie de lugares para que el turista sin permiso de portación de armas pueda disparar desde una pistola 9 mm hasta varias clases de fusiles de alto calibre.

Para algunos viajeros podría resultar chocante el hecho de jalar el gatillo para dispararle a un objetivo por más inanimado que sea, sobre todo después del acto terrorista del pasado 1 de octubre, cuando Stephen Paddock asesinó a tiros a 59 personas en un concierto.

Sin embargo, la vida turística no baja la guardia y este tipo de atracción sigue dando de qué hablar, como el MGV (Machine Gun Vegas), compañía que cuenta con armas que van de las ametralladoras modernas y fusiles de asalto a los mosquetones de la Segunda Guerra Mundial, y todo en un ambiente que asegura la integridad de los participantes. Por lo mismo, está prohibida la venta de alcohol y se le niega el servicio a visitantes con aliento etílico.

GULA

La ciudad del pecado también se conoce por su gran oferta gastronómica. Los hoteles de Las Vegas son famosos por sus enormes y multiculturales bufés que ofrecen cientos de opciones. He viajado en múltiples ocasiones a este destino y los almuerzos van desde un clásico omellette a la carta hasta sushi recién elaborado. Macarrones trufados con queso, costillas braseadas a mano y cortes de carne añeja conforman parte del menú diseñado para trogloditas.

Pero nada se compara con lo que puedes encontrar en el centro de Las Vegas Strip: el bufé del hotel Bellagio, considerado por los foodies como uno de los mejores. Su estación de comida va más allá de lo habitual al incluir costillas BBQ al estilo St. Louis y pollo Wellington. Su oferta gastronómica incluye italiana, japonesa, china y estadounidense. No es el más barato (21 dólares por el desayuno, 25 por el almuerzo,de 36 a 41 por la cena y 31 por un brunch en fin de semana), pero la experiencia lo vale.

SOBERBIA

Pocos viajeros pueden decir que en un solo destino se sienten como en diversos países del globo terráqueo. Un barco anclado sobre la bahía artificial de Treasure Island es el escenario de una cruenta batalla entre piratas y marineros británicos

con un despliege fenomenal de juegos pirotécnicos. Y qué decir de la pirámide del Hotel Luxor, de cuya punta se lanza al cielo el haz de luz más poderoso del mundo. Al mismo tiempo, una montaña rusa se desliza velozmente cerca de la Estatua de la Libertad, del Empire State y otros lugares famosos de Manhattan en el Hotel New York-New York.

Pero para que la soberbia inunde nuestros pensamientos, nada mejor que asistir a un casino, como el del Hotel Venetian, que cuenta con más de 2,500 máquinas tragamonedas y 122 mesas de juego, todo enmarcado en una reproducción del gran canal de Venecia rodeada por infinidad de atracciones.

La fachada del hotel evoca con asombrosa fidelidad la plaza de San Marcos, la Capilla Sixtina y otros íconos italianos. Algo similiar ocurre con el Hotel Paris Las Vegas, donde los transeúntes pueden asombrarse con la Torre Eiffel, el Museo del Louvre y el Arco del Triunfo.

 

ENVIDIA

La opulencia puede ser bastante sorprendente, incluso para los ricos de abolengo que desean encontrar actividades donde el lujo esté implícito, rebasando cada año el nivel del anterior.

Para un explorador deseoso de experimentar la envidia mientras observa a los nuevos ricos que gustan de venir a Las Vegas para experimentar algunos de sus maravillosos hoteles y casinos, hay actividades capaces de quitarle el aliento a los viajeros que no pueden pagarse ciertos caprichos.

Como ejemplo está el tour privado por el Gran Cañón, una excursión para seis personas que comienza desde que una limusina privada transporta a los interesados al aeropuerto para que suban a un jet privado que los llevará a la atracción natural inmortalizada en cientos de historias y películas. Posteriormente, una SUV de lujo los transportará a los spots más emblemáticos de la zona con su propio guía, incluyendo rutas para senderismo que concluyen en un almuerzo personalizado ejecutado por un exclusivo chef.

AVARICIA

Aunque los atractivos de Las Vegas se han diversificado con complejos dotados de tiendas, shows familiares y parques de diversiones como el Adventuredome, los juegos de azar siguen siendo su principal divisa.

Miles de operadores de casinos y máquinas de apuestas computarizadas laboran las 24 horas del día para satisfacer el apetito voraz de la diosa fortuna. Es tal la pasión que incluso mientras comes en algún restaurante puedes jugar Keno en pantallas electrónicas.

Los casinos del estado tienen ganancias por más de 12,000 millones de dólares al año. El área metropolitana de Las Vegas, que atrae a más de 30 millones de visitantes anualmente, aporta gran parta de esta cifra vía impuestos para subsidiar la educación pública.

Algunos de los casinos de Las Vegas ofrecen a los jugadores cómodos asientos, tragos gratis y bufés en los complejos de carreras, así como deportes presentados en pantallas gigantes.

Finalmente, los operadores de casinos incorporan constantemente las últimas innovaciones tecnológicas en lo que a juegos de azar se refiere, lo cual da como resultado que los centros turísticos de Las Vegas ofrezcan una versión electrónica de prácticamente todos los juegos imaginables que existan en el universo ludópata.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD