Cuidado personal

¿Vello enterrado? Cómo evitarlos

por Walter Gassire Gallegos

Puede ser muy molesto lidiar con los vellos enterrados y/o  encarnados, sobre todo si están an la región de la mandíbula ya sea en la barba o en el bigote ya que nos restarán puntos hablando de imagen ante el público en general.

PODRÍA INTERESARTE: ¿ELLAS NOS PREFIEREN PELUDOS?

Aquí te dejamos algunos cuidados básicos para evitar que sufras de esto:

Cuida tu piel: si tienes piel grasosa, los folículos capilares se tapan y las células muertas, suciedad y gérmenes invaden tu cara, haciendo que los vellos se puedan enterrar e infectar fácilmente.

fuente: vivirbienesunplacer.com

Aceites: Puedes aplicar un poco de aceite de lavanda o de manzanilla, esto hará que tu piel se refresque, abra los poros y evites los vellos enterrados. Igual en las barberías, podrás encontrar productos especiales para abrir la piel y evitar irritaciones innecesarias.

fuente: tierra.com

Aféitate de manera correcta: Primero debes ablandar la piel con agua (tibia de preferencia), luego aplica jabón neutro o espuma de afeitar y rasúrate en la dirección del vello, realiza una leve presión durante el paso del rastrillo o rasuradora y cambia con frecuencia las cuchillas. En caso de tener el vello largo, rebájalo primero con la rasuradora sin llegar a la piel directamente.

fuente: modaellos.com

Dilata los poros: Aplica un poco de agua caliente o hierve agua y acércate al vapor, esto ayudará a abrir los folículos. Podrías tomar una ducha antes en caso de que lo hagas por la noche.

fuente: explora.cl