Cuidado personal

¿Que frutas me engordan y cuáles no?

por Walter Gassire Gallegos

Muchas veces creemos que alimentarnos con frutas y cualquier cosa de origen natural es sano y nos ayudará a mantenernos en forma, sin embargo hay muchas cosas que considerar para poder arrancar una dieta correctamente. Un ejemplo puede ser el evitar los jugos de fruta, ya que estos solamente llevarán el azúcar de las mismas y nada de fibra ya que eso se ha quedado en la cáscara y en la pulpa de las mismas al ser exprimidas.

PODRÍA INTERESARTE: ¿QUÉ PASA CON MI METABOLISMO? ¿POR QUÉ NO ADELGAZO?

Las frutas son fuente de vitaminas y minerales, y al comerlas enteras y con cáscara cuando es posible mejoramos la digestión y nos ayuda a crear un detox en nuestro interior, sin embargo hay que saber cuáles comer y de qué forma para aprovechar al máximo su energía sin transformarla en esos feos cúmulos de grasa que tanto odiamos.

Al ser fuente de carbohidratos, debemos comerlas con moderación y en ciertos horarios. Las frutas tienen fructuosa, que es el azúcar presente en las frutas; estas aumentan los niveles de insulina y provoca que el organismo deje de quemar la grasa de forma correcta, provocando que el resto de alimentos que consumimos provoquen estragos si son “engordadores”.

Las frutas que te recomendamos comer debido a su bajo contenido en azúcar son:

  • Manzana verde (Son magníficas fuentes de fibra y además son super llenadoras)
  • Sandía (Tiene muchísima agua, así que es muy refrescante)
  • Limón (¡Échale a todo!)
  • Arándanos (Excelente que los combines con lechuga)
  • Kiwi (Dulce y saludable)
  • Ciruela (¿Te cuesta trabajo ir al baño? ¡Aquí está tu solución!)
  • Melón (Bien frío es delicioso)
  • Duraznos (Suaves, aterciopelados y muy ricos)
  • Frambuesas (Todas las moras en sí)
  • Fresas (las más famosas)

 

Consume moderadamente las uvas, la piña, los plátanos, los mangos, y las cerezas…

¡Suerte! Recuerda que no todo lo que nos da la naturaleza es “light”…