Lo + nuevo

Cómo la tecnología nos ha quitado el ser humanos…

por Walter Gassire Gallegos

Por Walter Gassire (@walter_gg)

¿Te acuerdas cómo era antes?… si tienes en promedio 30 años, toma unos minutos, algo de aire y trata de correr un poco hacía atrás del tiempo. Viaja hasta aquella época en donde eras un niño aún y para poder salir con tus amigos de la colonia tenías que salir, correr a sus casas y tocar el timbre. Es probable que lo más padre fuera sentarse a escuchar el radio y grabar con aquellas “cintas cassette” las canciones que pasaban para después poderlas escuchar.

PODRÍA INTERESARTE: LOS CELULARES QUE AMABAS ANTES DE LOS SMARTPHONES

Aún había juegos en donde la imaginación era necesaria y así fuiste creciendo, curioseando en elchat.com y las interminables noches en msn messenger en donde platicabas con las mismas personas que tal vez ya habías visto en el día. Tener una webcam era todo un lujo y por supuesto la cereza al pastel del día de muchas personas. Cuando oías ese sonido para poder lograr que tu computadora de escritorio se conectara a Internet y que desquiciaba a tu madre porque sabía que su línea no estaría funcionando de manera correcta.

Te emocionaba Napster y Ares, sin embargo, hasta que llegabas a casa tenías la oportunidad de hacerlo (y si no, tenías que irte a aplastar a un cyber café que cobraban lo que querían en aquellos tiempos).

Ya más adelante, lo máximo era tener aquel celular pesado y cuadrado que ya te permitía mandar mensajes de texto cortos para que en lo que esperabas la respuesta te echaras una retita de “Snake”. Esos mensajitos te ayudaban a organizar a tus compañeros en la facultad para poder pasar un tiempo increíble y de calidad juntos en cualquier lado por la tarde después de clases. 

PODRÍA INTERESARTE: EL AMOR EN TIEMPOS DE TINDER

¡¿Y qué tal cuando salió aquel celular al que se le conectaba la cámara y podías por fin guardar tus primeros recuerdos en el celular?! Una maravilla verdad…sin embargo las cosas han cambiado y desgraciadamente no nos hemos dado el tiempo de analizar estas cosas y permitir que el mounstruo de la tecnología nos consuma, convirtiendo todos estos aparatos y programas en parte de nosotros y no como una herramienta que nos ayude a vivir más ligeramente (al contrario).

¿Hace cuanto no disfrutas un domingo de caminata sin música ni nada, simplemente dejándote admirar por las maravillas que la vida pone a tu alrededor…

Desgraciadamente, en la actualidad es raro ver a los niños jugando como antes; ahora los puedes ver todo el tiempo con dispositivos electrónicos que los “entretienen” y que desgraciadamente los detiene en el proceso de sociabilizar y ejercitar su cuerpo. 

De igual forma, hace cuánto no disfrutas de una excelente plática sin que tengas que tener el celular en la mano contestando otros asuntos y así mismo mostrando a tu compañer@ de mesa alguna fotografía o publicación en redes sociales. ¿Has visto a esas parejas sentadas en un restaurante sin tema alguno viendo cada uno su celular? ¡Es triste! porque en ese momento están con 2000 o 3000 amigos en redes sociales y no disfrutando a la persona con la que está ahí.

Analiza: ¿De verdad tu horario es de 8 a 5? ¡NO!, ahora todo el día estás al pendiente de tu trabajo desde el celular y así mismo a la gente le es fácil interrumpirte a la hora que sea para solicitar algo por whats.

La tecnología es quien nos domina ahora, es aquella que guía nuestro día a día y que nos acompaña en cualquier actividad; así mismo se ha convertido en una herramienta de amarillismo y contenidos inapropiados para ciertos públicos.

Si bien, las noticias reales llegan a nosotros en tiempo real; regresamos a lo mismo ¿En dónde de todo esto estoy regalándome tiempo de calidad para mi?

Si vas a comer con tus padres, come con ellos; es horrible que estén hablándote y tu atención esté en una pantalla del “mejor celular”. Creelo, ningún trabajo, aparato o puesto podrán regresarte esos momentos jamás..

Piénsalo y aprende a separar las cosas; usa a la tecnología no que ella te use a ti.