Te recomendamos

‘Jarvis’, el mayordomo virtual de Mark Zuckerberg

por Walter Gassire Gallegos

El ejecutivo Mark Zuckerberg ha sido capaz de crear un sistema de inteligencia artificial que comprende la voz y el contexto como uno de sus propósitos de año nuevo.

Su deseo de cumplir todos sus retos además de las ganas de aprender nuevas cosas y crecer, le sirven para no morir asfixiado en su rol como presidente y consejero delegado de Facebook. Aprender chino mandarín, conocer personas diferentes e interesantes cada día o leer dos libros al mes son algunos de la multitud de propósitos que ha cumplido y que ha compartido en la red social que creó cuando era un universitario.

PODRÍA INTERESARTE: ZENBO, EL ROBOT INTELIGENTE

El genio estadounidense se ha convertido en un ejecutivo, pero siempre ha sido lo que más ama, un programador. Por ello, aprovecha cualquier pequeño proyecto para involucrarse. Su propósito para 2016 era diseñar una inteligencia artificial sencilla con la que pudiera controlar su casa: una especie de mayordomo virtual que da vida a Jarvis, la entidad artificial que vive dentro del traje de Iron Man, para controlarlo en las películas de Marvel.
1

 

Su primer contacto con la inteligencia artificial fue con 18 años, justo antes de entrar en Harvard. Fue entonces cuando lanzó junto a su compañero Adam D’Angelo, Synapse Media Player, un reproductor de canciones con una peculiaridad totalmente innovadora para la época: la música que reproducía era seleccionada por la preferencia del usuario. Se convirtió en su primer éxito, pero decidió ofrecerlo de manera gratuita y compartirlo en lugar de venderlo a los múltiples interesados (entre los que se encontraba el gigante Microsoft).

La nueva meta del creador de Facebook es ya, completamente funcional. Zuckerberg puede hablar a Jarvis a través de su ordenador y teléfono para que controle las luces, la temperatura, el reproductor musical y las cámaras de seguridad de su casa. Distinguir a los miembros de la familia Zuckerberg y aprender de sus preferencias y patrones es lo que hace al robot especial.

2

Jarvis incluye varios paradigmas de inteligencia artificial, como el procesado y comprensión del lenguaje natural, el reconocimiento facial y de voz, y, lo más importante, la capacidad de aprender con la experiencia.

“En cierta manera, la inteligencia artificial está más cerca y más lejos de lo que imaginamos.

Está más cerca de realizar cosas más trascendentes de lo que la gente piensa, como conducir por nosotros, ofrecer tratamientos a enfermedades o descubrir planetas. Estas cosas cambiarán el mundo, pero todavía estamos intentando saber qué es la inteligencia realmente”, dice Zuckerberg.

3