Automóviles

LA ELEGANCIA DE MERCEDES-BENZ CLASE E400

por Walter Gassire Gallegos

Clase E es el vehículo más vendido del catálogo de la firma de la estrella a nivel global y en esta décima generación ofrece un equilibrio total entre desempeño e imagen.

PODRÍA INTERESARTE: La espectacular Vitara Turbo de Suzuki

Atrás quedaron los Mercedes-Benz que lucían anticuados y ‘aseñorados’, la apuesta de la marca por un diseño más atrevido ha rendido frutos y para muestra está este sedán ejecutivo.

Por Autobild México 

Amor por dentro y fuera
El diseño de Clase E, en específico de la versión E400, apuesta por líneas más agresivas y dinámicas. Lo anterior se nota inmediatamente en la parte frontal gracias a la enorme parrilla coronada por el gigantesco logo de la estrella. Los faros de tecnología LED acentúan la sensación de ser observado por un animal furioso, algo curioso es la forma en la que ‘cobran vida’ las luces delanteras al momento de poner en marcha el motor pues el haz de luz pareciera escanear la periferia, justo como lo haría un robot asesino del futuro.

El interior es enorme y por todos los rincones se pueden encontrar materiales de excelente calidad como madera de poro abierto, piel y aluminio. Los elementos interiores inevitablemente nos recuerdan al Clase S y esto lo digo como un gran cumplido pues todo de las puertas hacia adentro te provocan una sensación de exclusividad pocas veces vista.

En cuestiones tecnológicas podría extenderme en un gran tomo pero basta con mencionar las dos pantallas de 12 pulgadas que hacen las veces de monitor del sistema de infoentretenimiento  y del cluster de instrumentos. El sistema es controlado ya sea desde una perilla ubicada en la consola central, una especie de joystick multitouch que sobresale por encima de ésta o desde unos mandos digitales colocados en el volante. El espacio interior se ve maximizado por el uso de un techo de cristal panorámico, la iluminación interior se puede configurar para obtener un ambiente de sensaciones personalizadas.

Desempeño
Uno de los principales atractivos del E 400 es sin duda el corazón que late debajo del cofre, se trata de un V6 de 3.0 litros twin-turbo que desarrolla la nada despreciable cifra de 401 caballos de fuerza y genera un torque de 384 libras pie. El sistema 4MATIC de tracción a las cuatro ruedas es alimentado por medio de una transmisión automática de 9 velocidades. Como es ya común en los vehículos alemanes de gama alta, el Clase E cuenta con diferentes modos de manejo pero nos enfocaremos en Sport y Sport Plus, que en realidad son los modos en los que más se disfruta en específico esta versión.

Una vez que has cambiado de modo de manejo puedes notar como el motor y la transmisión se ponen a tono para iniciar una marcha mucho más agresiva, puedes echar mano de los cambios tras el volante para hacer más directo el manejo, la suspensión se endurece sin llegar a afectar la comodidad general y la aceleración se vuelve inmediata. Al hundir el pedal del acelerador puedes sentir de inmediato como te pegas al asiento al tiempo que se dibuja una sonrisa en tu rostro.

LEER MÁS…