Cuidado personal

¿Te estás comunicando efectivamente?

por Walter Gassire Gallegos

Por: Saza Ramírez

¿Alguna vez has hecho una pausa para descubrir qué mensaje estás dando? Vivimos comunicando todo el tiempo y no sólo verbalmente, tanto es esto que el 93% de la comunicación es no verbal.

PODRÍA INTERESARTE: ¿POR QUÉ ATRAIGO LO QUE ATRAIGO?

Es importante remontarnos al año 1967 para descubrir, el origen del famoso porcentaje en los estudios sobre comportamiento no verbal del psicólogo Albert Mehrabian, conocido por su trabajo en el campo de la comunicación no verbal. Llevó a cabo experimentos sobre actitudes y sentimientos, encontró que en ciertas situaciones en que la comunicación verbal es altamente ambigua, solo el 7%  de la información se atribuye a las palabras, mientras que el 38 % se atribuye a la voz (entonación, proyección, resonancia, tono) y el 55 % al lenguaje corporal (gestos, posturas, movimiento, respiración). Dando lugar a la conocida “regla 7%-38%-55%”.

Cuando hablas por teléfono, cuando llegas a tu oficina y das los buenos días, las palabras que más usas (recuerda que el lenguaje no es inocente) está ahí por y para algo, es más, dale un vistazo a los emoticones que usualmente usas en whatsapp también están dando información de quién eres y cómo es que te comunicas.

Le hablas al mundo cuando dices no a un posible cliente, cuando rechazas una propuesta de trabajo porque ese trabajo no es para ti o tú no eres para dicho proyecto. Dices algo sobre ti o tu empresa cuando no alcanzas los resultados esperados, cuando cumples o no tus promesas. Lanzas un mensaje cuando fallas, lo aceptas, te disculpas, asumes lo que tengas que asumir, te responsabilizas por ello y vuelves a intentarlo.

Descubre qué estás proyectando que no te has dado cuenta. Te invito a que hagas un ejercicio: Pon toda tu atención (tus cinco sentidos) en una conversación con alguna persona, analiza cuáles son los porcentajes que utilizan al comunicarse, de igual forma descubre qué te está haciendo sentir esa persona ¿hay una congruencia entre su lenguaje verbal y el no verbal?

Ahora pide a una persona que analice cómo son tus conversaciones y descubre que estás diciendo sin hablar.