PUBLICIDAD

Experiencias

#DiseñoTotal – Casa Golf, Portento minimal

por Walter Gassire Gallegos
PUBLICIDAD

ARQA es un despacho de arquitectos con sede en Buenos Aires. Su fundador, Luciano Kruk, es un visionario de las construcciones emprendidas en lugares agrestes y devoto del estilo minimalista. La mayor parte de sus proyectos son casas, ubicadas lo mismo en el bosque que en la playa, en terrenos desnivelados que logran mimetizarse, pese a los materiales empleados para su construcción, con el paisaje.

Un ejemplo de ello es Casa Golf, una construcción levantada en medio de los médanos de la Costa Esmeralda, un balneario exclusivo ubicado al este de la provincia de Buenos Aires, junto a las gélidas aguas del Atlántico Sur.

PODRÍA INTERESARTE: PLAYA DEL CARMEN COMO NUNCA

Casa Golf bien podría ser el resumen del estilo Kruk: diseños geométricos, minimalistas, arquitectura acristalada, en lotes angostos y profundos, en donde el hormigón visto es el elemento dominante junto a la cristalería.

Esta propiedad se levanta en la pendiente de un médano de la playa junto a un campo de golf. La duna se respetó tal cual junto al resto de la vegetación agreste de la zona. Tres especies de contenedores de hormigón se levantan uno encima del otro, orientados en distintas direcciones, de tal manera que los habitantes de la casa tengan una vista de 180o del paisaje general.

El objetivo fue diseñar una casa de descanso que pueda ser vivida en las cuatro estaciones del año, sin que el confort de sus habitantes varíe por las cuestiones ambientales.

En la planta inferior, por debajo del médano, se encuentran tres dormitorios secundarios y el acceso por unas escaleras que conducen al siguiente contenedor; a nivel del suelo, un espacio único bordeado de cristales en el que tendrá lugar la vida social de los habitantes con la cocina, la sala y el área de televisión. Uno de los retos de la arquitectura acristalada contemporánea es lograr ese equilibrio entre el mimetismo con el exterior y la preservación de la intimidad. Casa Golf lo consigue al colocar en posición paralela el piso inferior con el tercer contenedor, con paredes y apenas una ranura de ventana que da a la calle, que no disminuye en lo absoluto la entrada de luz natural pues la suite principal tiene un amplio balcón con vista al campo de golf.

Las terrazas fueron diseñadas con madera de quebracho, al igual que las paredes de las recámaras que le dan un poco de color (sin que contrasten drásticamente) con las paredes de hormigón y la decoración en blanco.

Por Sergio Ramos