Cine y TV

Nuestra reseña de “Death Note”

por Walter Gassire Gallegos

“Hatters gonna hate” es la respuesta de Adam Wingard, director de la película “Death Note” de Netflix al recibir un sin número de críticas negativas sobre su producción, sin embargo, nos tomamos el tiempo de ver esta cinta y así poder evaluar los comentarios.

PODRÍA INTERESARTE: ENTREVISTA Y BACKSTAGE DE “HOY NO ME PUEDO LEVANTAR”

A la gente le gusta desprestigiar, sin embargo ¿a cuántos no nos gustaría que nuestros mangas o animes se convirtieran en películas producidas por compañías como NETFLIX? Imaginemos una película así de los Caballeros del Zodiaco, de Sailor Moon o de Fly. Sería magnífico ¿Cierto?

Ese es el primer punto positivo a tratar de esta producción ¿cómo fue que a una empresa así se le ocurrió hacer una versión americana de tremenda historia 11 años después de que se produjeran en oriente 2 películas bajo la misma temática y además, respetando nombres y la figura de RYUK?

PODRÍA INTERESARTE: ¿CÓMO PUEDO DESBLOQUEAR CONTENIDO OCULTO EN NETFLIX?

Si bien al “tropicalizar” una historia es lógico que habrá cambios (el ejemplo más claro es la figura del detective “L” (Lakeith Stanfield ) -que es totalmente diferente a la versión japonesa ya que es una persona de piel negra-, debemos de entender que estas tramas irán enfocadas al público al que se le están haciendo las producciones, es por eso que veremos cosas como un baile de graduación gringo que jamás hubieran aparecido en producciones japonesas.

Un severo problema que encontramos es la velocidad en la que pasan las cosas; de repente Light (Nat Wolff ) encuentra el cuaderno (Death Note) en donde al escribir el nombre de cualquier persona y conocer su rostro, ésta morirá de la forma que se elija bajo los poderes de Ryuk, un Shinigami, Dios de la muerte japonés . Al principio podría parecer fácil y divertido (como si estuviera jugando un videojuego), sin embargo, conforme va avanzando la trama esto se empieza a perder de foco.

La única que sabe sobre este cuaderno será la después novia de Light, Misa (Margaret Qualley), misma que pareciera durante la trama que es quién va decidiendo realmente con quién terminar mientras que Light (que de acuerdo al manga original debería ser un estudiante superdotado), mostraría que siempre la obedece y que el amor lo ha cegado.

La intención de ambos jóvenes es aportar algo positivo para el mundo al eliminar gente “mala” y manifestarse bajo la identidad de KYRA (como si fuera un dios o una organización), sin embargo, esto sale de su control y terminan siendo objetivos de una búsqueda gigantesca policiaca durante toda la peli.

Todo esto sucede de forma muy veloz y en una mezcolanza de acciones que convierten a la película en una hora y cachito sumamente entretenida pero con carencias de contenido, sin embargo para aquellos que no conocen la historia original podrá parecer una trama bastante entretenida.

Lo mejor sin duda alguna es cada segundo en donde podemos ver a un Ryuk más “oscuro” y ejecutado a la perfección por Jason Liles, sin embargo nos dejaron apreciar de este personaje por muy pocos minutos cuando era sin duda, lo mejor de todo el largometraje.

esq.h-cdn.co

En conclusión, podemos asegurarte que jamás te aburrirás, que si eres fan del manga, te dolerá ver mas de 60 horas de capítulos reducidos a menos de 120 minutos, más si no lo conoces puede ser que te enganche. Actuaciones “buenas” y  efectos especiales atractivos, sangre, violencia explícita y sí, un asunto manejado de forma muy “gringa”. Agradezcamos que alguien tomó en cuenta algo que muchos amamos desde sus inicios y que existe este remake que ha generado bastante ruido.

Lánzate, vela y cuéntanos qué opinas…