Nota del día

De amor, dolor, ligue y Tinder

por Walter Gassire Gallegos

¿Recuerdas cuando salías por una cerveza o un café y justo en ese momento se cruzaba ante ti la chica de mirada hermosa y piernas largas?, ahí es donde usábamos las técnicas de coqueteo; le enviabas una copa, se sonreían, te acercabas, salían y ¡PUM!, se daba la magia del amor y las relaciones.

Todo eso ha quedado atrás y son pocos los que siguen pensando en galanterías como las que mencionamos arriba; la era digital llegó con todo y eso incluye las apps de encuentros como es Tinder, y en el ámbito gay algunas como Grinder o Hornet, mismas que están más enfocadas hacia el encuentro sexual.

Fuente: http://thebestforios.com

Fuente: http://thebestforios.com

El crecimiento social y económico y la demanda de tiempo para poder llevar a cabo todas las actividades diarias, han convertido al amor en una “onda digital” en donde dejas en gran parte tu esencia como ser humano convirtiéndote en un platillo más de un amplio menú.

No se puede generalizar, ya que existen historias muy interesantes en donde el resultado ha sido el matrimonio y parejas muy felices a través de los años, sin embargo la competencia se convierte en un tema difícil al descubrir que detrás de tu “match” existen muchos otros “match” con los que también puede mantener conversaciones y hasta citas.

Fuente: http://www.techinsider.io

Fuente: http://www.techinsider.io

La paciencia es un tema agotado de la misma forma, ya que antes nos dábamos la oportunidad de conocer a una persona al 100 y así poder decidir el camino que iban a tomar; ahora, al descubrir un “algo” que no te gusta de la otra persona, con gran facilidad nos damos media vuelta y buscamos una nueva opción más de acuerdo a tus expectativas inmediatas de alguien.

Así mismo, la emoción por ser la cita de alguien se ha transformado en una rutina más, en donde no existe la misma sensación, y hasta por “flojera” se puede posponer sin mayor repercusión; al final, “es alguien que ni conozco”.

Ahora, hay varios aspectos a considerar, ya que al ser una aplicación, tu no sabes realmente si estas hablando con una persona real o con alguien que está sustituyendo sus fotos con las de alguien más; es por eso que hay que tener sumo cuidado en el lugar donde será el primer encuentro y verificar previamente a través de una visita a sus redes y, ¿porqué no? una llamada previa con Skype.

Ahora, hablando de temas aún más desafortunados, ¿qué pasa si tu match en tinder es la persona de tus sueños pero descubres que solo le interesará pasar un buen rato o tal vez solo un encuentro?; desgraciadamente no existe respuesta a esto y solo te queda aceptar que una segunda o tercer cita muy probablemente será imposible ya que el objetivo fue cumplido y pues, aunque suene rebuscado; recuerda donde se conocieron(no te preocupes, en media hora podrás conseguir otro “match” que pueda captar tu atención igual).

En conclusión, con la era del amor a través del celular, podrás enamorarte, reír, llorar, y hasta tal vez casarte; pero peor tantito, todo también dependerá de la suerte que tengas.