Automóviles

Acura TLX A-Spec Empuje de primera clase

por Walter Gassire Gallegos
 Por Marco Sarmiento Fotos: Alex López

 

Acura, la división de lujo de Honda, presentó hace apenas unos meses la renovación de TLX y en menos tiempo de lo esperado inició su comercialización en México. Al parecer la marca japonesa tiene prisa para presumir uno de sus diseños más aclamados en los últimos años.

PODRÍA INTERESARTE: ADRENALINA TOTAL CON VITARA TURBO

 

TLX está a la mitad de vida de su primera generación y deja claro lo que se avecina para los futuros modelos de Acura pues ofrece un diseño fielmente apegado a lo que vimos en prototipos como el Acura Precision Concept –a mi parecer el mejor auto conceptual del Auto Show de Detroit de 2016–, es decir, muestra un frente dominado por una enorme parrilla que simula un diamante pero que gracias a las líneas que inician tanto en el cofre como en las fascias, resulta en una superficie tridimensional que no deja de recordar la máscara de un samurái.

Si a lo osado en el diseño de la parrilla le sumamos unos faros asimétricos predominantemente horizontales, tenemos como resultado una suerte de rostro furioso que no será cómodo al verlo reflejado en el retrovisor de un auto más lento.

En los laterales encontramos líneas de expresión discretas cuya longitud nos da la impresión de encontrarnos ante un sedán mucho más grande de lo que en realidad es. En la parte trasera presenta calaveras con micas ahumadas, lo que le da una imagen radical en conjunto con las puntas de las salidas de escape y, en el caso de la versión A-Spec, ofrece un difusor de aire trabajado en plástico negro.

Entre dos mundos

Al interior Acura no escatimó en detalles que nos hacen pensar en una clase superior de vehículos Premium, muy al estilo de lo que podríamos esperar en la competencia, sobre todo de la venida de Alemania. En calidad de materiales, ensamble y nivel de equipamiento no tiene nada que pedirle a BMW Serie 3 y a Mercedes-Benz Clase C.

La versión A-Spec cuenta con insertos en Alcantara en los asientos también forrados en piel; un detalle a destacar es sin duda la inclusión de pespuntes de hilo blanco en las butacas y el logotipo A-Spec en el brazo inferior del volante. 

El mayor esfuerzo se hizo en el área de infoentretenimiento, pues el sistema está muy bien integrado con Apple Car Play y Android Auto. Para gestionar el sistema se puede echar mano de los controles al volante o de una de las dos pantallas que se encuentran en la parte central del tablero, me refiero a la de la parte baja, pues la superior no es táctil y hace las veces de monitor únicamente.

Manos a la obra

En efecto el manejo de TLX mejoró sustancialmente, pues a pesar de contar con el conocido motor V6 de 3.5 litros que desarrolla 290 caballos de fuerza, el matrimonio con una transmisión automática de 9 velocidades inyecta una pizca más de eficiencia y diversión a la mezcla.

Para que la experiencia sea completa no podía faltar la opción de cambiar entre modos de manejo cuyos nombres te dicen todo lo que debes saber: Econ, Normal, Sport y Sport+.

Acura TLX echa mano de un sistema de dirección activa en el eje trasero que lo vuelve capaz de rotar sobre su propio eje las llantas traseras para mejorar su desempeño dinámico.

Acura TLX A-Spec
Motor: V6
Cilindrada: 3.5 L
Potencia máx. (HP): 290 @ 6,200 rpm
Torque máx. (lb-pie): 267 @ 4,500 rpm
Transmisión: Automática de 9 vels.
Tracción: Delantera
Susp. Del.: McPherson
Susp. Tras.: Doble horquilla
Frenos del.: Disco ventilado
Frenos tras.: Disco sólidos
Neumáticos: P.225/50 R18
Largo/ancho/alto/dist. entre ejes (cm): 486/185/144/277
Peso en vacío (kg): 1,699
Asistencias: ABS, EBD, EBA, TC, ESC
Bolsas de aire: 7
Consumo carretera (km/l.): 15.5
Consumo ciudad (km/l.): 7.6
Precio: $739,900